El Ayuntamiento anula la cesión del Centro Integral del Vino a una asociación

Está situado junto al polígono industrial El Fuerte y su apertura se produjo en 2014. /
Está situado junto al polígono industrial El Fuerte y su apertura se produjo en 2014.

El inmueble adeuda a Endesa casi 10.000 euros, ante la imposibilidad del colectivo de hacer frente al pago del suministro eléctrico

VANESSA MELGAR

El Ayuntamiento de Ronda aprobó ayer la reversión del Centro Integral del Vino (CIV), un inmueble situado junto al polígono industrial El Fuerte que había sido cedido, prácticamente desde su apertura, en 2014, a la Asociación para el desarrollo de la vitivinicultura y el enoturismo de la Serranía de Ronda. Dicho ente, inicialmente, se constituyó por el Ayuntamiento de la ciudad del Tajo, el Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Málaga y Sierras de Málaga, la Asociación de la pequeña y la mediana empresa de las comarcas de Ronda, Campillos y Guadalteba (Apymer), la empresa municipal Turismo de Ronda S.A., la Asociación de bodegueros y viticultores de la Serranía de Ronda y el desaparecido, por problemas económicos, Centro de Desarrollo Rural (CEDER) Serranía de Ronda.

Según explicó el concejal de Patrimonio, Alberto Orozco, el ente no ha podido hacer frente al pago de la luz, por lo que las instalaciones mantienen una deuda con Endesa de casi 10.000 euros, concretamente, de 9.869,69 euros. «La asociación no puede pagar y por tanto incumple una de las condiciones de la cesión, el interesado no ha presentado alegaciones a la reversión», dijo el socialista, al tiempo que anunció que se buscarán usos para estas instalaciones que fueron concebidas como un templo de los vinos de Ronda y de Andalucía y que costaron más de tres millones de euros, entre la Junta, el Ayuntamiento, que cedió los terrenos, y la Diputación, que equipó el espacio. Éste supuso la recuperación de los antiguos depósitos de agua de Ronda. Hasta el momento, se ha podido visitar como espacio museístico del cultivo de la vid. El edil del PP, Jesús Vázquez, en la oposición, dijo que existe «un vicio de estructura», ya que «nada más entrar por la puerta, por la potencia contratada, son 900 euros».

En el pleno de ayer también se aprobaron los días de fiesta local (24 de enero y 7 de septiembre); aumentar la partida de Fiestas con 94.000 euros; y desestimar una reclamación de la promotora del proyecto del Eroski, por 1,6 millones, por aprovechamientos urbanísticos.