El hospital del Guadalhorce, sin obra de saneamiento ni selección de personal

El chare lleva terminado cuatro años a la espera de los últimos flecos./
El chare lleva terminado cuatro años a la espera de los últimos flecos.

El retraso en ambos procedimientos deja en el aire la apertura del centro sanitario pese a que el consejero aseguró en marzo que sería antes del verano

FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Estando a la cola de Andalucía en camas públicas de hospital, médicos, enfermeros y listas de espera; con al menos una decena de nuevos centros sanitarios pendientes y con una considerable reducción del gasto sanitario, sacar las vergüenzas de la sanidad en Málaga no resulta difícil, pero la del Hospital del Guadalhorce resulta ya flagrante. Cuatro años después de su construcción, la apertura del centro sanitario ubicado en Cártama sigue siendo una incógnita ya que, a día de hoy, ni el Ayuntamiento ha iniciado las obras para canalizar los vertidos de aguas residuales ni la Junta de Andalucía ha abierto el proceso de selección para conformar la plantilla que, entre personal sanitario, limpieza y mantenimiento deberá estar compuesta por 180 profesionales cuando esté a pleno rendimiento.

El último de los retrasos éste muy reciente ha sido el inicio del proceso de exposición pública del proyecto de vertido, que según Ayuntamiento y Junta de Andalucía iba a presentarse hace casi un mes. Tal como pudo saber SUR, dicho proyecto no fue entregado en la Consejería de Medio Ambiente hasta la semana pasada, por lo que habrá de estar al menos hasta final de mes disponible para todo aquel que desee realizar alguna alegación. Una vez pase este proceso siempre y cuando no hay alegación alguna, el Consistorio cartameño comenzará el proceso de licitación, que según el regidor, Jorge Gallardo, se hará de manera directa, acortando así los plazos. En cuanto a la duración de la obra, los presupuestos presentados que rondan los 50.000 euros plantean un mes de ejecución, por lo que se prevé que todas las actuaciones puedan acabar ya entrado el mes de junio. En su última visita a Málaga a finales de marzo, el consejero de Salud, Aquilino Alonso, no dio fechas, pero sí que auguró que el chare entraría en servicio antes del verano. Unos plazos que se ven seriamente comprometidos.

Desde Salud se limitan a dejar la pelota en el tejado del Consistorio de Cártama. «Estamos a la espera de que concluyan las obras del saneamiento, que aún no tienen fecha». Eso sí, tampoco aseguran cuándo se iniciará el proceso de selección de personal. «Se hará cuando se tenga que hacer», puntualizan, recordando que la dotación de profesionales se realizará a través de la bolsa de empleo del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y también con profesionales procedentes del Hospital Clínico Universitario, dentro de un procedimiento voluntario.

El tic tac del PP

Mientras tanto, en el PP volvieron a denunciar ayer los «incumplimientos» del Gobierno autonómico desde que el Hospital del Guadalhorce se anunció en 2005. Con un contador de tiempo recordando los 24 días que hasta ayer habían transcurrido desde la finalización del vial de acceso centro sanitario, actuación realizada por la Diputación para desatascar su apertura, Elías Bendodo exigió su «inmediata apertura». «Hay que recordarle a la Junta que existe un compromiso político y parlamentario de poner en funcionamiento el hospital una vez que se terminaran las obras del vial de acceso. Unas obras que terminaron hace 24 días, pero el hospital sigue cerrado», señaló el presidente provincial del PP.

Desde la delegación de Salud, que ayer mismo apuntaron en un comunicado que el Gobierno andaluz «ha cumplido con creces sus competencias y obligaciones en la ejecución y equipamiento de esta obra», criticaron esta rueda de prensa. «Instamos, una vez más, al Partido Popular a dejar las batallas y arrimar el hombro». Asimismo, pusieron sobre la mesa su «desconocimiento» sobre si la Diputación había realizado las obras relacionadas con la acometida eléctrica, un compromiso asumido por el ente provincial. Fuentes de la Diputación explicaron ayer a este periódico que la última factura pendiente con Endesa fue abonada el pasado mes de diciembre, y que la luz contratada actualmente es «suficiente» para la apertura.