«Las cualidades operativas de los legionarios de Ronda son admirables»

Salom procede del Tercio Primero/
Salom procede del Tercio Primero

De regreso de la misión internacional para formar a soldados iraquíes en Besmayah, Salom Herrera asume la Jefatura del Tercio en Ronda

MANUEL GUERRERO

Tras medio año de adiestramiento de soldados iraquíes en la zona de Besmayah en una misión internacional con protagonismo andaluz, Julio Salom Herrera destaca las cualidades operativas de los legionarios del IVTercio Alejandro Farnesio, con los que ya había compartido misión en Bosnia en 1993 y en Irak justo diez años después, y a los que ahora dirige como Coronel Jefe del Tercio.

¿Qué referencias tenía del IV Tercio y qué le parece su destino?

El Tercio Alejandro Farnesio lo conozco desde teniente, he tenido innumerables amigos de mi promoción en todos los empleos en este Tercio, mi propio hermano ha sido teniente y capitán en nuestro Tercio. También compartí misión con componentes del 4.º Tercio en Irak, en 2003, y en Bosnia en 1993, siempre lo admiré por sus cualidades operativas y legionarias. Ahora yo pertenezco a este Tercio, le debo todos mis esfuerzos como su primer jefe, que es lo mismo que ser el primer servidor.

¿Cuáles son sus metas durante esta nueva etapa como Coronel Jefe del IV Tercio?

Servir, ser capaz de aportar, sumar, hacer a mis hombres crecer de forma integral, preocuparme de sus familias y sus aspectos personales, mantener las formas y esencias legionarias y seguir alcanzando las más altas cotas de operatividad, que es en esencia, la obligación de todo jefe.

Usted, que ya conocía la ciudad, ¿cómo ve la relación entre Ronda y La Legión?

Conozco Ronda y su comarca desde hace muchísimos años. De su belleza poco puedo decir pues es preciosa en todo el sentido de la palabra, pero me ha impresionado la simbiosis que se ha creado entre el Tercio y su ciudad, y no es un maridaje sólo a nivel institucional, sino a nivel familia, de la calle, en todo.

Una trayectoria vinculada al Tercio 1.º

Ha sido teniente en la Segunda Bandera de la Legión, y capitán en la Primera Bandera, ambas unidades han pertenecido al Tercio Gran Capitán 1.º de la Legión, en Melilla. También ha sido el Jefe de la Primera Bandera, como Teniente Coronel; es decir su experiencia legionaria es amplia, aunque toda en un tercio emblemático y africano como es el Tercio Primero.

¿Cómo ha transcurrido la misión en Irak?

A lo largo de casi seis meses, la misión ha tenido varias etapas. En las tres etapas, siempre desarrollamos tareas de adiestramiento al ejército iraquí, desde el primer día hasta el último y siempre con el denominador común de que todo nuestro trabajo se ha realizado en el centro de adiestramiento de Besmayah.

¿Cómo ha sido la vuelta de La Legión a este país diez años después? ¿En qué ha cambiado?

De lo que hemos podido ver en las reuniones que hemos tenido en Bagdad, el país ha sido totalmente reconstruido. Nosotros dejamos creándose un incipiente nuevo ejército iraquí y ya es una organización con más de 200.000 hombres. En Bagdad puedes encontrar de todo, no hay carencias en el consumo de carburantes. Se puede decir que económicamente es un país más que viable, aunque con mucho paro. Nosotros volvíamos con la responsabilidad de abrir una misión nueva, de dejar claro que España llegaba con una clara vocación de ayuda y de permanencia y creo que hemos confirmado estas expectativas.

¿Está satisfecho con el trabajo realizado?

Estoy muy orgulloso del trabajo realizado por todos los componentes de la agrupación, no sólo los legionarios, también los soldados componentes del mando de ingenieros y de la fuerza logística operativa. Ha sido una misión especialmente dura por las condiciones en las que hemos trabajado: el aislamiento, el calor, la austeridad de las condiciones de vida Todo ha sido especialmente duro, pero a la vez, ese ha sido el aliciente para que hayamos estado muy unidos.

¿En qué ha consistido la labor de los españoles, el adiestramiento del ejército iraquí?

España ha sido el país líder de uno de los cuatro BPC. Un BPC en una organización diseñada para que las fuerzas asignadas puedan reconstruir sus capacidades de combate. Capacidades como la potencia de fuego, la capacidad de maniobra, el mando y control, la logística, por poner un ejemplo, son los aspectos en los que hemos trabajado. Hemos participado en la reconstrucción de la Brigada 75, de la Brigada 92, ambas de la división 16 y de múltiples unidades asignadas al mando operacional de Bagdad. En este trabajo hemos estado asociados a norteamericanos y a portugueses.

¿Cree que los soldados iraquíes que se han preparado pueden combatir el yihadismo?

Hemos trabajado para ello y estamos convencidos de que podrán. Es importante que el ejército regular iraquí recupere la iniciativa en el combate, que tenga alguna acción victoriosa para recuperar la moral y seguro que empezaremos a ver los resultados.

Efectivos de la Legión de Ronda participarán en una nueva misión en Líbano, ¿qué nos puede decir al respecto?

La Legión, al mando de nuestro General, se desplazará este otoño al Líbano dentro de una operación liderada por las Naciones Unidas. Los legionarios de Ronda, junto a otros muchos compañeros de Almería, ya están trabajando, preparándose y poniéndose al día en todos los aspectos de adiestramiento orientados a esta nueva misión. Sus cualidades operativas son admirables.

Un momento emotivo fue la compra de una pierna ortopédica a un soldado iraquí que sufrió una amputación...

Los españoles tenemos una especial sensibilidad para este tipo de actuaciones. Adnan era un soldado, aún en filas, que deambulaba con muletas por el campo de maniobras. A la vez comenzó la empatía con los legionarios en la calle y en una pequeña tasca, a la puerta de nuestra base, a la que solíamos salir a comprar artículos de aseo o a tomar un té. Allí surgió la idea de reconstruir la pierna a este soldado que con tan sólo 17 años perdió la pierna izquierda. Un rasgo de solidaridad que fue sufragada con el goteo de aportaciones de un bingo benéfico que hacíamos los jueves y que nos sirvió para demostrar al ejército iraquí nuestro compromiso de ayuda y solidaridad, de mostrarnos como pueblo amigo y desinteresado.

Los 101 Kilómetros en 24 horas. ¿Por qué se mantiene la prueba en mayo pese a la misión en el Líbano?

Porque hemos considerado que la prueba está tan consolidada a nivel popular que debía seguir estado presente, por muchos sacrificios que nos imponga la reducción de personal. Hay mucho marchador y mucho ciclista cuyo ciclo vital como deportista gira en torno a esta prueba y queremos hacer el gesto legionario de no dar el paso atrás.

¿Qué conocía de la prueba?

La conozco desde el punto de vista de un marchador que ha finalizado la prueba cuatro veces. Ahora me queda desde el punto de vista organizativo que, si me lo permite, me da más miedo que hacerla marchando.

¿Le sorprende que cada año se rebasen las 20.000 inscripciones?

Mire, hay algo que no se puede suplir, que es la pasión que ponen los legionarios en todo lo que hacen. Hay muchas pruebas de ultrafondo, todas perfectas, pero pocas se acercan a ésta por la propia belleza de la Serranía, por el apoyo de sus municipios y porque ninguna es capaz de poner a un legionario pie del Tajo, amaneciendo, a las siete de la mañana, sin voz, jaleando a los que vamos a hacer más de 20 horas. La pena es no poder dar cabida a tantos y tantos aspirantes a los que debemos denegarles el dorsal porque no caben.