Hallan muerta a una pareja en un posible caso de violencia machista

Avenida de Alharín de la Torre cercana al lugar del hallazgo. /
Avenida de Alharín de la Torre cercana al lugar del hallazgo.

Unos familiares encontraron los cadáveres a última hora de ayer en el domicilio familiar, en Alhaurín de la Torre

JUAN CANOMálaga

Agentes de la Guardia Civil investigan las circunstancias de la muerte de una pareja en Alhaurín de la Torre. Los fallecidos son una joven de 28 años y su compañero sentimental, de unos 40. Las primeras pesquisas apuntan a un posible caso de violencia machista y el suicidio del presunto autor del crimen, extremos que tendrá que aclarar la autopsia.

En este sentido, se ha manifestado esta mañana el subdelegado del Gobierno en Málaga, Jorge Hernández, quien ha asegurado que "todo indica que es un delito de violencia de género". "Lamentablemente, es el segundo que se ha producido en la provincia después del de Ronda", ha manifestado en referencia a la muerte, el pasado 4 de febrero, de una turista lituana de 54 años tras ser supuestamente agredida por su compañero sentimental, un compatriota de 52 años, en un hotel de esa ciudad.

Hernández Mollar ha lamentado "una vez más que ocurran estos hechos" y ha resaltado que la Policía científica ha trabajado hasta altas horas de la noche y ahora corresponde al juzgado todo el procedimiento que en estos casos se sigue.

El hallazgo de los cadáveres se produjo sobre las 20.00 horas de ayer. Unos familiares del hombre se presentaron en el domicilio familiar, situado en la avenida de las Américas del municipio alhaurino, preocupados por una conversación inquietante que habían mantenido con él esa tarde, y encontraron los dos cuerpos en el salón de la vivienda.

La familia dio aviso inmediatamente a los servicios de emergencias, que se desplazaron al lugar y certificaron las muertes de ambos. Los agentes de la Guardia Civil que acudieron a la vivienda observaron indicios de un posible crimen machista, por lo que, tras acordonar y preservar el escenario del suceso, avisaron a la Unidad de Policía Judicial para que se hicieran cargo de la investigación.

Al cierre de esta edición, los primeros indicios apuntaban a que la mujer, que yacía sobre el sofá, habría fallecido asfixiada presuntamente a manos de su pareja, aunque se está a la espera del examen forense que se realizará hoy en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga para concretar la causa exacta del óbito.

El cadáver del hombre se encontraba junto al de su pareja. Al parecer, y siempre según las distintas fuentes consultadas, se habría quitado la vida con una especie de correa. La vivienda se hallaba cerrada por dentro, lo que descartaría la intervención de terceras personas en las muertes.

No hay constancia de denuncias previas por violencia de género entre la pareja, que tiene una hija de seis años. La pequeña estaba ayer por la tarde con sus abuelos.

La Guardia Civil trabaja con el crimen machista como principal hipótesis, a tenor de los indicios encontrados en el domicilio y también de la llamada que realizó a la familia. No obstante, al cierre de esta edición, se estaba pendiente de que los especialistas de Policía Científica llevaran a cabo una exhaustiva inspeccionar ocular que ayude a aclarar las circunstancias del suceso.

De confirmarse este extremo, se trataría del segundo crimen motivado por la violencia machista en Málaga en lo que va de año. El primero se produjo el pasado febrero en Ronda. Un hombre de nacionalidad lituana fue encarcelado como presunto autor de la muerte de su mujer, de 39 años. El cadáver de la víctima se halló en una habitación de un hotel de la Ciudad del Tajo. La pareja, que estaba pasando unas vacaciones por Andalucía, había llegado a Ronda la noche antes.

Fue el propio sospechoso quien alertó del suceso. El hombre, de 52 años, se presentó en el cuartel de la Guardia Civil, se dirigió al primer agente con el que se encontró y le dijo que había tenido una discusión con su mujer. «No sé lo que le pasa», manifestó, al tiempo que reconocía haberle dado un golpe.

Agentes de la Policía Nacional acudieron al hotel y encontraron el cadáver de la víctima en la habitación donde se hospedaban. La mujer presentaba marcas en el cuello que apuntaban a que había sido estrangulada, extremo que más tarde confirmaría la autopsia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos