Jugar con el tiempo

Jugar con el tiempo

Una tienda de Ronda ofrece juguetes antiguos: desde el aro metálico a los coches y motos de lata y las marionetas de madera

VANESSA MELGAR

Entrar en 'El Pensamiento', un establecimiento ubicado en Carrera Espinel, en la popular Calle de la Bola, en Ronda, es toda una aventura. La tienda de la familia Carrillo ofrece casi todo lo que el cliente puede imaginar y lo que no, también, pero mención especial merece la colección de juguetes antiguos que vende al público y que lleva de la mano a mayores y pequeños hacia un mundo de fantasía. "A los mayores les gustan más puesto que les recuerdan a su época de niños y éstos explican a sus hijos o nietos cómo jugaban con estos juguetes", dijo Claudio Carrillo, uno de los propietarios de 'El Pensamiento'. "También tenemos muchos clientes que los adquieren para regalarlos", añadió.

El aro metálico, las peonzas, los trompos, los coches y motos de lata y las marionetas de madera son solo algunos de los que se pueden comprar en la tienda. "Es una apuesta personal. Nos gustan a nosotros", afirmó Carrillo puesto que reunir la colección supone un esfuerzo extra: "Cada uno es de un proveedor y los importamos de Italia, China y Rusia, entre otros países", matizó. En los estantes también tienen su rincón las emblemáticas muñecas Mariquita Pérez, los móviles de madera y hasta el mono multiplicador que ya enseñaba matemáticas a los más pequeños allá por el año 1915 además de los tradicionales triciclos, el juego con el que se mantiene la bola en el aire, soplando, y hasta las espadas de madera, reproducciones de una época en la que no existían aún, ni por asomo, las muñecas Bratz y las PlayStation.