Antequera reconoce a sus hijos ilustres

Los distinguidos este año en el Día de Antequera y Santa Eufemia, con el alcalde Manuel Barón./
Los distinguidos este año en el Día de Antequera y Santa Eufemia, con el alcalde Manuel Barón.

Bartolomé Ruiz González, José María Fernández, el Padre Paco, el Instituto Pedro Espinosa, Mercadona y el Colegio de Procuradores, premiados en el Día de la Ciudad

ANTONIO J. GUERRERO

Antequera vivió ayer el 604 aniversario de la reconquista de la ciudad por el Infante don Fernando, por lo que el Ayuntamiento dio nombre a calles, distinguió a colectivos y participó en la misa más antigua que se celebra en Málaga, dedicada a la Patrona Santa Eufemia desde 1410. Por la mañana, se inauguraron dos calles dedicadas a dos vecinos que han destacado por su entrega a la ciudad. En primer lugar, Cándido Vidal Hidalgo, analista clínico y concejal que fue del Ayuntamiento, pone su nombre a la avenida de acceso al recinto ferial. Y en segundo lugar, el entusiasta Manolo Molina Muñoz, trabajador y promotor del fútbol, tiene su calle en su propio Barrio del Carmen. En ambos casos, acompañados por familiares y amigos, agradecieron el reconocimiento de su tierra.

A mediodía tuvo lugar el acto institucional en San Juan de Dios, donde el Ayuntamiento celebró el Día de la Ciudad y de su patrona, con la entrega de reconocimientos a personas y organismos que contribuyen al progreso de la sociedad antequerana. En primer lugar, fue hombrado Hijo Adoptivo, Bartolomé Ruiz González, natural de Casabermeja pero siempre implicado con Antequera, primero desde la Junta de Andalucía, desde donde contribuyó a la restauración monumental de la ciudad, y ahora como director del Conjunto Dolménico de Antequera que opta a ser Patrimonio Mundial y como director de la Real Academia de Antequera.

A título póstumo, se nombró Hijo Predilecto a José María Fernández, artista e historiador del siglo pasado, cuya distinción la recogió Manuel Infante, director del instituto que lleva su nombre. Fernández nació el mismo día y año que Picasso, pero la vida no le sonrió. Se encargó de realizar el inventario histórico monumental de Antequera, que sirvió de base para los nuevos estudios artísticos. Infante pidió al Ayuntamiento que se siga dando a conocer su trabajo, aún muy desconocido en su tierra pese a su relevancia.

Solidaridad y compromiso

El capuchino Francisco Martínez Melero, conocido como Padre Paco, también fue nombrado Hijo Predilecto, por su implicación en los movimientos solidarios en pro de ayudar a los necesitados y desamparados en Antequera. Tras sus palabras, el público que llenaba el templo barroco se puso en pie como otro homenaje a Martínez Melero, que tras 20 años en Antequera ha sido destinado a Córdoba.

En cuanto a las medallas de la Jarra de Azucenas, en su categoría de plata fue para el Instituto Pedro Espinosa, que recogió su director Antonio Jesús Fernández. Este instituto ha enseñado desde 1928 a miles de alumnos, acogiendo en la actualidad los estudios de Secundaria, Bachillerato, Ciclos Formativos y modalidad de Adultos y siendo sede de la Escuela Oficial de Idiomas.

La Medalla de Oro de la Jarra de Azucenas fue para Mercadona, distinción que recogió su consejero delegado, Rafael Gómez. Mercadona es una de las principales empresas en la comarca antequerana, con presencia en la misma con cuatro supermercados y un centro de distribución, con más de quince años desde su unión con Gómez Serrano. La firma da empleo a más de 1.200 personas en los pueblos de la comarca.

Como última distinción, se entregó la Medalla de Oro de la Ciudad al Ilustre Colegio de Procuradores de Antequera, premio que recogió la decana, Carmen Mayor Morente. Apuntó el trabajo con los ciudadanos ante la Justicia y compartió la distinción con todos los colegiados y con los decanos que le precedieron.

El alcalde de la ciudad, Manuel Barón, se refirió a la efeméride del 16 de septiembre, fecha en la que se cumplen 604 años que el Infante don Fernando reconquistó Antequera y le dio a la ciudad su Patrona, Alcaide y escudo de armas. Como cierre de la jornada, por la noche se celebró la función votiva a Santa Eufemia en su templo, como se viene realizando desde 1410, siendo la misa más antigua que se celebra en toda la provincia de Málaga.

 

Fotos

Vídeos