Stella Rittwagen: «Antes era de llegar tarde, ahora estoy madurando»

Stella Rittwagen: «Antes era de llegar tarde, ahora estoy madurando»
SUR

Es de las que prefiere improvisar aunque esté todo el día pensando en trabajo. La diseñadora malagueña ultima ya los detalles de su nueva temporada de invierno

MARINA RIVAS

Todo comenzó con unas pulsera y de repente, sin premeditación, acabó creando un sello de éxito, sobre todo por sus bolsos. La diseñadora malagueña Stella Rittwagen, tiene tiendas en Puerto Banús, Málaga o Madrid, además de colaboraciones con alguna que otra reconocida marca. En su día a día, transmite lo mismo que sus complementos: sencillez y elegancia. Y es que le gusta disfrutar de una buena serie, un sitio para comer o tomar un vino y un paseo por el campo o la playa. Además, aunque el deporte no sea lo suyo, se declara malagueña y malaguista.

–¿Qué es lo primero que hace cuando se levanta?

–Salir corriendo, que siempre voy tarde (ríe).

–¿Suele ser puntual o es de dejar unos minutos de cortesía?

–Antes era más de llegar tarde, ahora estoy madurando (ríe), hasta hay veces que llego antes.

–¿Y que es lo último que hace antes de acostarse?

–Pensar en lo que tengo que hacer al día siguiente.

De todos los bolsos de nueva colección que ha diseñado este año, ¿cuál diría que es su favorito?

–Los que están hechos con ratán.

Y ahora que está diseñando los nuevos modelos cara al invierno, ¿Cómo hace para que un producto que es más veraniego se adecúe a esta estación?

–Pues la presento ahora el día 7 de septiembre y sigo más o menos las mismas tendencias pero les meto colores más invernales. Y a la gente le gusta, los sigue llevando.

– ¿Cuántos viajes ha llegado a hacer este año por trabajo?

–Uf, unos cuantos.

Además de colaborar con alguna que otra marca…

–Sí, la última quizá ha sido La Casera o unas cestas para la Bodega de Emilio Moro…

También he visto que muchas 'influencers' o 'it-girls' lucen sus diseños…

–Sí, como Ana Albadalejo quizá más últimamente.

- Usted misma también suele llevar sus diseños, ¿le preguntan mucho por dónde lo ha conseguido o si es una pieza suya?

- Sí, muchísima gente, el otro día mismo me pasó.

–¿Tiene alguna prenda o complemento favorito de su sello?

–Un jersey amarillo.

–¿Y la prenda preferida que guarda en su armario?

–Un par de vaqueros y unos zapatos de esparto.

–¿Hay algo que siempre lleve puesto cuando salga a la calle?

–Sí, hay alguna cosa que nunca me quito, como una pulsera que llevo siempre, que me hice hace muchos años.

Empezó con bolsos y ahora trabaja con muchos complementos…

–En realidad empecé con pulseras y luego ya metí los bolsos y ahora sí que trabajamos un poco con todo, incluso tenemos algunas prendas de ropa, como jerseys.

–¿Y cómo surgió la idea de crear este negocio?

–Surgió sin premeditación ninguna (ríe). Me gustaba lo de hacer y diseñar pulseras… Lo que yo había hecho en cuanto al mundo laboral antes, no tenía nada que ver con lo que me dedico ahora.

Que era…

–Empecé a trabajar muy joven ayudando en el negocio de la familia.

–¿Recuerda lo que quería ser de pequeña?

–En realidad yo creo que nada concreto, ama de casa, por ejemplo. No lo sé, nunca pensé en algo en particular. Lo que sí es que siempre tenía que estar haciendo algo porque soy muy enérgica.

–¿Y la apoyaron cuando comenzó con sus primeras pulseras?

–Nunca me decían nada, no se interponían por así decirlo, siempre se han alegrado por lo que hago.

–¿Alguna vez llegó a pensar en que tendría tanto éxito?

–Nunca me he parado a pensarlo. Este es mi modo de vida, no lo veo como un reto, una odisea… ni siquiera creo que haya llegado a alguna meta o ningún sitio. Este es mi día a día.

–¿No cree que haya cumplido ninguna de las metas que se haya ido proponiendo?

–La más importante que he conseguido es más personal, es la de ser feliz con lo que hago e intentar que cada día pueda estar más feliz con los míos.

Ya que nos introducimos en lo más personal, he visto que es muy malaguista…

–Sí, malagueña y malaguista. No me he podido comprar el abono este año porque con el trabajo me es imposible ir siempre a los partidos, aunque sí los sigo.

–¿Ve al equipo bien encaminado hacia Primera?

–Claro que sí.

- ¿Le gustan otros deportes?

–Uf, nada, tengo esa mala suerte. Ni me gustan demasiado ni los practico, (ríe). Intento practicar o probar todo tipo de deportes a ver si alguno me emociona, pero no he llegado a ese punto (ríe).

–¿De pequeña tampoco practicó ninguno?

–Tampoco, soy un alma libre (ríe). Prefiero compartir alguna copita de vino con mis amigos o mi gente.

–¿Algún lugar favorito en Málaga para salir a comer o tomar algo?

–El merendero de Antonio Martín, El Candado…

–¿Y un rincón favorito de la provincia o la ciudad?

–La zona de la Axarquía, algún que otro pueblo o, en general, cualquiera que pueda descalzarme y disfrutar de los pies en la arena y la playa de fondo.

–¿Qué hace cuando tiene algo de tiempo libre?

–Ir al campo o a la playa.

No es tanto de series o películas, por ejemplo, ¿no?

–De series sí, creo que me he podido ver todas las series del mercado, me encantan (ríe). Creo que la última que he visto es la de El Cuento de la Criada. Películas ya no tanto…

–¿Cómo se ve de aquí a 5 años?

–La verdad es que me gusta pensar más en el día a día, soy de las que piensa que la vida es improvisar.

–¿No tiene nada ya previsto y que tenga especial ilusión por hacer?

–El camino de Santiago.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos