La receta del 'street style' de una médico malagueña

El estilo 'minimalista chic' de Rocío López, una facultativa de la Costa del Sol, ya ha conquistado a 103.000 personas en Instagram. ¡Este es su secreto!

La receta del 'street style' de una médico malagueña
Almudena Nogués
ALMUDENA NOGUÉSMálaga

La pasión por la moda es el principio activo de los looks de Rocío López. Su medicina contra la rutina diaria y una de sus válvulas de escape, entre las tardes de parque con su pequeño Cayetano y las largas noches de guardia en el centro de salud. Una forma de divertirse y de expresarse que comparte con el mundo desde su ventana en Instagram (@rolito81), a la que se asoman más de 103.000 seguidores. Una cifra que le ha valido para convertirse, a sus 38 años, en una de las malagueñas con mayor repercusión en esta red social en la que la imagen manda. ¿Su receta? Combinaciones 'minimal' con la comodidad y la sencillez como ejes donde menos es siempre más. Pero donde siempre hay un detalle que sorprende.

En su armario no faltan las camisas blancas («una obsesión», confiesa), los vaqueros, jerseys 'oversize' de aires masculinos o unas deportivas, siempre con la funcionalidad por bandera. ¿Riesgos? Los mínimos. «No soy de forzar mezclas atrevidas para parecer súper moderna o llamar la atención, ante todo busco looks con los que me identifiquen, sin extravagancias», defiende. «Soy más de tonos neutros y de prendas básicas aderezadas con algunos complementos especiales», añade esta facultativa, que desde hace cuatro años trabaja en un servicio de urgencias extrahospitalaria de la Costa del Sol.

-Fuiste una de las primeras malagueñas en despuntar en Instagram y en los últimos años tu número de seguidores se ha multiplicado a un ritmo vertiginoso. Tu familia virtual ya suma más de 100.000 followers. ¿Da vértigo?

- Sí, claro. Soy una chica muy normal, anónima... y esas cifra me impresiona. Pero más que la cifra en sí, que es solo un número, me llama la atención el cariño de la gente, lo que hay detrás, ese vínculo tan bonito que se genera. Y ese respeto que siempre he sentido. Hay mucha gente que me acompaña desde hace ya muchos años, te ven evolucionar y crecer y se crean amistades. Esa es la parte con la que me quedo.

- ¿Cuál crees que ha sido en tu caso el gancho, el imán que ha propiciado que tanta gente se sienta identificada contigo a través de este escaparate?

- Creo -o por lo menos es lo que me dicen siempre- que la naturalidad y la normalidad que puedo transmitir. El ser una persona accesible con la que se puedan identificar. Ello y que la mayoría de las prendas que muestro es ropa que no es prohibitiva y está al alcance de casi todo el mundo. Soy una mamá trabajadora, con muchas ocupaciones como la mayoría, y tengo una vida de lo más normal con estrés, horarios complicados y obligaciones. Mi día a día no es puro glamour y ello creo que da cierta fiabilidad y confianza. A ello, pienso, ha ayudado también el hecho de que mi perfil no se haya convertido en una 'tele tienda'. Por aquí llegan propuestas muy golosas pero es publicidad pura y dura, y me parece fundamental ser honestos. No todo vale. Yo solo selecciono colaboraciones muy puntuales que se identifiquen al 100% conmigo.

- Tengo entendido que ya de muy pequeña te colgabas tus bolsos y tus pulseras. La presumida... ¿nace o se hace?

- En mi caso nací así (risas). Como a casi todas las niñas, de pequeña me daban 20 duros y en vez de una muñeca me compraba un monederito. ¡Tenía obsesión por ellos y por hacerme pulseritas o coserme alguna ropita, ¡me hacía mis disfraces para estar en casa!

- La moda, entiendo, es tu válvula de escape pero tu trabajo es la medicina. ¿Cómo logras compaginar las consultas y las noches de guardia con tu actividad en redes sociales?

- Un poco como todas, que andamos con 20.000 cosas. Intento organizarme con una agenda de mano. Me gusta escribirlo todo e intentar simplificar. Soy muy perfeccionista y he tenido que priorizar porque no se puede llegar a todo. Y si tengo que disminuir y frenar mi actividad, siempre tengo claro lo que es importante: mi familia. Porque ese tiempo no va a volver. En los últimos años he aprendido a relajarme y a no fustigarme sino llego a todo lo que quiero. Ahora, con Cayetano tan pequeño, mi momento está en otra cosa y he tenido que rebajar la frecuencia de publicación en Instagram, ¡aunque en cuanto pueda regresaré!

- Y es que para rizar el rizo eres mamá de un pequeño terremoto que en esto momentos necesita toda tu atención. ¿Ser madre ha cambiado tu forma de vestir?

- Cayetano lo ha puesto todo patas arriba... literal ¡porque se ha hecho experto en desordenar! (risas)! Siempre he sido muy práctica. Me gusta ir cómoda pero estilosa. Los looks imposibles nunca han ido conmigo y con el peque menos. Ahora no anda... corre y vuela y necesito un calzado para seguir su ritmo por ejemplo. Pero no diría que mi manera de vestir haya cambiado porque yo siempre he sido así: muy casual, con mi estilo masculino para invierno, zapatillas... En mi trabajo también llevo uniforme con zapato basto y estoy habituada a adaptarme. a las circunstancias.

- En estos años has sido muy coherente y fiel a tu estilo personal, Sigues siendo devota de esa corriente minimalista chic con la que empezaste en Instagram...

- Así es. Me gusta seguir las tendencias, de hecho siempre ando atenta a revistas, street style, pasarelas...pero a la hora de arreglarme nunca me dejo llevar por modas pasajeras de usar y tirar. Ahora soy mucho más consciente de que eso no es ni lo que quiero ni lo que quiero transmitir. Actualmente antes de comprar nada me pienso mucho más si verdaderamente lo necesito, si la prenda tiene posibilidad para combinarla de diferentes formas, en distintas temporadas. Intento en definitiva ser mas selectiva y huir de ese consumismo frenético.

- ¿Cuáles son tus básicos para el día a día? Dime una apuesta que no falle en esos días en los que una no está para pensar mucho el qué ponerse...

- Yo suelo tirar de unos vaqueros que me queden bien. O de un pantalón masculino que además se llevan de nuevo mucho. Y los combino con una camisa blanca -tengo obsesión por ellas- y por ejemplo unas Converse blancas que me parecen un fondo de armario fundamental.

- ¿Cuáles dirías que son las prendas más tu, las que más identifican tu estilo y tu forma de entender la moda?

- Por ejemplo, un pantalón fluido con una camiseta básica y una blazer o una blusa abierta anudada para contrarrestar el aire masculino y un tacón bajo. Lo taconazos altos no los tolero muy bien y salvo que la ocasión lo requiera no me los pongo en mi día a día.

- Cara a la nueva temporada, ¿alguna tendencia que te haya robado el corazón?

- Diría que los pantalones de pinza y algunas prendas súper femeninas como los vestidos o camisas con mangas abullonadas y de organza.

- ¿Cuáles son las joyas de tu vestidor? Esas prendas de las que no te cansas...

- Un abrigo que era de mi madre y me dio hace años. De paño beige y líneas clásicas; me lo pongo bastante. Es una prenda básica y atemporal que no pasa nunca de moda. También los zapatos de mi boda, que fueron regalo de mis mejores amigas -unos Jimmy Choo- y les tengo mucho cariño porque me recuerdan a ellas.

- Los sombreros, las joyas xs o los bolsos siempre han tenido un fuerte protagonismo en tus looks. ¿Qué importancia le das a los complementos?

- Son la guinda de cualquier look. Y más en mi caso que soy muy minimalista. Cuando llevo básicos tengo que aderezar y darle alguna gracia con los complementos. No obstante, huyo de excesos. Me gustan las joyas finas y sencillas, no soy nada de collares enormes ni de pulseras. Lo único que suelo llevar son varias cadenitas al cuello pequeños. ¡Y los bolsos me pierden, es lo que más me gusta! Pero en lugar de tener 20 de batalla prefiero invertir en uno decente más bueno una vez al año. Es mi único capricho.

- ¿Cómo ordenas tu armario? ¿Algún truco que te funcione?

- Me estoy volviendo un poco obsesiva con este tema (risas). Intento cada temporada sacar todo y deshacerme de lo que no uso, muy al estilo Marie Kondo. Es importante dar ropa, vender en algún mercadillo... no sobrecargar y filtrar lo que va entrando sin caer en las compras impulsivas. Estoy en un punto que prefiero calidad antes que cantidad. Y por lo demás, trato de doblar todo lo posible en vertical y separar por tipo de prendas, por colores, etc. ¡Es lo que mejor me funciona!

Su ruta de tiendas

Zara.
El buque insignia de Inditex no falta en sus looks.
Uterqüe.
«Me encantan sobre todo sus prendas exteriores y sus zapatos. ¡ En rebajas es una de mis imprescindibles!», afirma.
Thirty
Esta tienda multimarca malagueña es su primera elección cuando tiene que buscar un look para una ocasión especial. .
&Other Stories.
«La única pena es que ya no esté en Málaga, pero nos queda Internet».
Victoria Real.
«Los complementos de esta pequeña tienda malagueña son de mis últimos descubrimientos. Son todos ideales», revela.

Temas

Moda