Málaga en Verano

Djokovic y Adriana Lima, descanso en Marbella

El tenista Novak Djokovic y su mujer, Jelena. /JOSELE
El tenista Novak Djokovic y su mujer, Jelena. / JOSELE

El tenista serbio con su familia y la top brasileña disfrutan de unas relajadas vacaciones en las playas de la Costa del Sol

ANDREA JIMÉNEZ

El verano marbellí es toda una pasarela de caras conocidas. Estos días se han sumado dos nuevos integrantes a la lista de famosos que visitan estas semanas la Costa del Sol: la modelo Adriana Lima y el tenista Novac Djokovic, que (por separado) han disfrutado de unos días de descanso en los lugares más exclusivos de esta ciudad malagueña.

Ataviada con un vestido playero, chanclas, gorra y gafas, la top brasileña Adriana Lima comenzaba unas vacaciones en Marbella en las que no le han faltado planes. Prueba de ello son sus publicaciones en las redes sociales, donde ha hecho gala de su paso por la ciudad en compañía de varias amigas, entre las que se encontraba la estilista Ana Antic. El ex ángel de Victoria's Secret fue uno de los rostros conocidos que se dejaron ver por el concierto de Taburete en Starlite, en el que disfrutó como una fan más.

La modelo brasileña Adriana Lima.
La modelo brasileña Adriana Lima. / JOSELE

En sus vacaciones por Marbella tampoco ha faltado la gastronomía típica del lugar. Un pescado a la sal en el chiringuito del exclusivo hotel Marbella Club fue una de sus degustaciones, seguida de una cena servida por el propio Dani García en su restaurante de tres estrellas Michelin.

Aunque no todo han sido cenas exclusivas. La top no dudó en ponerse el delantal para cocinar unos espaguetis con salsa de tomate, que sus amigas mostraron en Instagram. «Pasta casera hecha por Adriana», publicaba Ana Antic.

La playa también fue uno de los planes estrella para la modelo, a la que se la pudo ver en buggy por el paseo marítimo o en la orilla del mar, disfrutando con sus acompañantes.

Baños, compras, tratamientos de belleza, comidas... Todo un sinfín de planes a los que la top brasileña incluyó una visita al club de tenis Puente Romano, que estos días también tenía un inquilino muy especial: el tenista número uno del mundo, Novak Djokovic.

Entrenamientos

Djokovic se ha convertido en un habitual de Marbella, donde entrena entre competiciones. En esta ocasión, el tenista llegó a Marbella acompañado de su mujer, Jelena, y sus dos hijos. También les acompañó su hermano Marko, de 27 años.

El serbio, que se encuentra en la Costa del Sol tras su victoria en el torneo de Grand Slam de Wimbledon, compagina sus entrenamientos en pista con otras actividades veraniegas, como los paseos en kayak, de los que disfrutó bajo la atenta mirada de su familia.

No han faltado los paseos por la playa con cariñosos gestos hacia su mujer, o los juegos con sus hijos en la orilla del mar en unas vacaciones muy relajantes para los Djokovic, que encuentran en la costa marbellí un lugar para relajarse lejos del bullicio de las competiciones mundiales.