Pablo Motos se pasa de la raya hasta incomodar a Mónica Carrillo

Pablo Motos se pasa de la raya hasta incomodar a Mónica Carrillo

El presentador de 'El Hormiguero' ha coqueteado con su invitada hasta tal punto que se le ha visto visiblemente comprometida por la situación

A.N.

Pablo Motos puso anoche contra las cuerdas a Mónica Carrillo. La periodista acudió a El Hormiguero para presentar su nuevo libro, una recopilación de los microcuentos más exitosos que la presentadora de informativos ha ido compartiendo durante los últimos años a través de su cuenta en Twitter. Sin embargo, lo que no esperaba es el recibimiento que le dio su compañero de Antena 3, quien desde el minuto uno puso el foco en el físico de la invitada y en su éxito entre el público masculino. "Tú eres un mito erótico y lo sabes, yo hay veces que veo las noticias y si está el volumen bajado las sigo viendo igual, estoy encantado de que salgas en la televisión, le soltó Motos nada más empezar la entrevista.

Carrillo comenzó encajando las críticas con una sonrisa, pero la conversación siguió en el mismo tono y acabó soprepasando a la invitada, que no daba crédito ante la insistencia del presentador de El Hormiguero. Él mismo reconoció que le estaba quedando un poco como Paco Martínez Soria pero aún así continuó lanzándole otras preguntas igual de comprometidas y fuera de lugar. "¿Crees que a los hombres les atraes tú y por eso les gusta leerte?" o "¿Tú llevas bikini o bañador? ¿De qué color más o menos?".

Pero no quedó allí la cosa. A la periodista se le fueron subiendo los colores cuando Motos seleccionó una serie de microcuentos de su libro 'El tiempo. Todo Locura' y le pidió que los leyera. Y como no podía ser de otra manera, eligió los más subidos de tono. Al terminar, Carrillo llegó a reconocer estar pasando cierta vergüenza. "Se me están subiendo los colores", advirtió. A lo que Motos se excusó defendiendo que había elegido esos relatos para enganchar al público a comprar su libro.

Pese a todo, la periodista aguantó el chaparrón y quiso mostrar su lado más desenfadado junto a las hormigas, con las que además habló de su forma de percibir el amor. También compartió un divertido encuentro con un fan en la playa que no dudó en meterse al agua, con bolígrafo incluído, para que le firmase uno de sus ejemplares. Entre risas, Mónica Carrillo confesó que se sintió abrumada y que solamente pidió a su seguidor que esperase a que saliera del agua. "Al final me acerqué a su sombrilla para firmarle el libro", contó.