Un padre crea un reino para cumplir el sueño de su hija: Ser princesa

Jeremiah Heaton con su hija que quería ser princesa./
Jeremiah Heaton con su hija que quería ser princesa.

El territorio de 2.072 kilómetros cuadrados, situado entre Egipto y Sudán, ha permanecido hasta la fecha sin gobierno y sin ser reclamado

EFEWashington

El argumento parece sacado de una película pero es una historia real. Jeremiah Heaton, un estadounidense de Virginia de 38 años, acaba de proclamar el Reino de Sudán del Norte. Y lo ha hecho para cumplir el deseo de su hijita Emily, de siete años, que hace unos meses le preguntó de manera insistente si ella podía ser una princesa.

El territorio de 2.072 kilómetros cuadrados, conocido como Bir Tawil, ha permanecido hasta la fecha sin gobierno y sin ser reclamado debido a una disputa fronteriza entre Egipto y Sudán.

Tras la promesa que hiciera a su hija el año pasado, Heaton, padre de tres niños, se embarcó en una hazaña que "solo un padre" está dispuesto a llevar a cabo, dijo Heaton a la revista digital empresarial Business Insider.

El día del séptimo cumpleaños de su hija, el pasado 16 de junio, Heaton plantó una bandera con cuatro estrellas y una corona, diseñada por sus hijos, sobre la cima de una montaña rocosa en un extenso territorio arenoso a lo largo de la frontera sudanesa.

De esta manera, se autoproclamó rey del "Reino de Sudán del Norte" en una región conocida por los lugareños como Bir Tawil, y nombró a su hija princesa del territorio.

Todas las naciones han utilizado el acto simbólico de plantar una bandera para reclamar un territorio, "la diferencia es que estos actos constituyeron actos violentos y bélicos, mientras que mi caso se trata de un acto de amor hacia mis hijos", afirmó.

"Quiero que les quede claro que estoy dispuesto a ir hasta el fin del mundo para convertir en realidad sus sueños", agregó Heaton.

Para ser reconocido como legítimo, el "Reino de Sudán del Norte" necesitaría al menos cumplir con cuatro requisitos: una población permanente, un territorio delimitado, un gobierno y la capacidad administrativa de interactuar con las naciones aledañas.

Además, deberá contar con el reconocimiento de los países vecinos, Egipto y Sudán, y del beneplácito de las Naciones Unidas, que hasta la fecha no se han pronunciado al respecto.

Sin embargo, Keaton, que no pudo convertirse en representante por el estado de Virginia tras presentar su candidatura a las elecciones en 2012, tiene la intención de presentar su petición ante la Unión Africana.

Por el momento, cuenta con un territorio delimitado y con planes para implementar políticas respetuosas con el medio ambiente, como energías renovables, y tecnología de última generación para la adaptación de ese territorio yermo para la agricultura.

Se trata de una iniciativa de su hija, que propuso hacer uso del territorio para "la producción de alimentos para los habitantes del continente", por lo que Keaton tiene la intención de convocar a varios expertos para poner en marcha el deseo expresado por Emily.

Su proyecto contempla transformar su reino en un ejemplo a seguir en cuanto a las ideas innovadoras que los mejores científicos y pensadores del mundo tendrán la oportunidad de llevar a cabo.

Igualmente, dijo en la publicación, tiene pensado dividir su tiempo entre Estados Unidos y el "Reino de Sudán del Norte", mientras sus hijos concluyen sus estudios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos