Un viaje desde 'Verano Azul' hasta el 'big data' de Netflix

Kike Mesa, ayer momentos antes de la presentación de su serie en el Museo Carmen Thyssen. /Salvador Salas
Kike Mesa, ayer momentos antes de la presentación de su serie en el Museo Carmen Thyssen. / Salvador Salas

María Garralón, que interpretaba a Julia en el mítico título de los ochenta, protagoniza 'Chanquete no ha muerto', en el que también está involucrado como productor el actor Juanjo Artero

FERNANDO MORGADO

Una conferencia sobre los datos que recopilan las plataformas de 'streaming' encendió una chispa en la mente de Kike Mesa. «Netflix tiene una cantidad de datos de sus usuarios tan grande que apenas cancela series. Sabe cuándo trabajamos, cuándo descansamos, cuándo dormimos, cuándo hacemos el amor, en qué momento de la película nos quedamos dormidos, cuándo la retomamos... Es un tipo de programación diferente que nos tiene que hacer pensar si es el destino de la televisión, aquel en el que todos los productos están prediseñados pensando en un espectador y se pierde la autoría».

El productor malagueño compartió su reflexión con su amigo Antonio Pozueco, productor y ejecutivo televisivo y cinematográfico y fundador de la prestigiosa Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños (Cuba), que durante muchos años desarrolló su actividad en TVE. De hecho, en 1979 trabajó en Nerja como administrador y productor de 'Verano Azul'. «Me contó su experiencia en aquella época de 'Verano Azul' y nos dimos cuenta del cambio que ha habido hasta llegar al 'big data' de Netflix. Hicimos un somero análisis de las etapas de la ficción televisiva y pensamos que podríamos hacer un 'viaje' por esos momentos de la mano de los profesionales que los protagonizaron».

Éxito intergeneracional

Es entonces cuando toma forma 'Chanquete no ha muerto', una serie documental de tres capítulos de 30 minutos que también contará con una versión en largometraje de 85 minutos. El primero de los episodios se titulará '¡Chanquete no ha muerto! Verano Azul, la serie que cambió la televisión' e intentará diseccionar los motivos de su éxito. «Quiero explicar por qué es la serie con más reposiciones y la que más generaciones han disfrutado. A mí me encantaba, pero es que hace tres años se la puse a mis hijas, Alejandra y Andrea, y se engancharon, y eso que ellas ya veían otros formatos en otras plataformas. He viajado a países como Polonia y era la única serie española que conocían».

El productor malagueño Kike Mesa presenta una serie documental sobre la ficción televisiva española

'Chanquete no ha muerto' se encuentra aún en «un punto iniciático». Ayer se pudo ver un vídeo de presentación en la sección 5 minutos de cine y, si todo sigue según lo previsto, en mayo comenzará la etapa de producción, en septiembre el rodaje y en noviembre, la edición y la posproducción. Pero, como explicó el propio Kike Mesa, el guion está «muy definido». «Queda por ver en qué partes nos desviamos hacia el análisis y en cuáles hacia la narración más clásica salpicada de anécdotas. No queremos despreciar a ningún público, desde los más 'frikis' de las series hasta un público más heterodoxo que tiene más interés en ver qué ha sido de esos protagonistas», comentó el malagueño, que además ha reunido a un equipo muy vinculado a 'Verano Azul'. Al propio Pozueco se le suman María Garralón, que interpretaba a Julia y será la protagonista de 'Chanquete no ha muerto', y Juanjo Artero, que daba vida a Javi y ahora figura en los créditos como productor asociado. Además, el proyecto cuenta con José Manuel Cruz como responsable de documentación.

Trasfondo social

Garralón, que también ha tenido papeles en otras historias clave para la ficción televisiva española como 'Farmacia de guardia', 'Menudo es mi padre' y 'Compañeros', no quiso perderse la presentación de la serie documental y viajó desde Madrid para estar junto a los productores en el acto que se celebró en el Museo Carmen Thyssen. «Cuando me preguntan si quiero bajar a Málaga, primero contesto que sí y luego pregunto para qué», confesó la veterana actriz en su intervención, en la que también quiso destacar el trasfondo social que escondía la inocente historia del verano de unos niños –y no tan niños– en las playas de Nerja. «Mostrar temas como el divorcio no era fácil. O la extraña relación de un marinero con una pintora con problemas y unos niños que prefieren pasar su tiempo con estas personas mucho mayores. Cada capítulo era una exposición de una pequeña parte del ser humano. Entonces también había medios, pero también una gran imaginación. Con esta serie queremos mostrar qué ha cambiado para bien en la televisión y qué ha cambiado para mal», añadió Garralón, que junto a Nerea Camacho protagoniza una serie ficticia dentro del documental que da pie al repaso histórico.

«A mí me llamaron para explicarme que la niña no podía decir que tenía la regla», aseguró Pozueco durante el acto. «La niña» era Bea, interpretada por Pilar Torres, y el capítulo pasó a formar parte de la memoria colectiva de los españoles. «Desde ahí hemos evolucionado sin darnos cuenta. Los valores no se inculcan con propaganda, sino que se enseñan, y para eso la ficción era mejor que los informativos. Con este documental queremos ver cómo las series han influido en la sociedad», explicó el productor, que trabajó en Televisión Española y Telecinco.

Pero no solo se analizarán los grandes éxitos. «También hablaremos de grandes fracasos, porque si no, la historia no estaría completa», comentó Kike Mesa, al que el proyecto ha servido para recordar con especial cariño la serie 'Tristeza de amor'.