'A voz do silêncio': Sinfonía distorsionada de la soledad de la gran ciudad

'A voz do silêncio': Sinfonía distorsionada de la soledad de la gran ciudad

André Ristum mueve su cámara por las calles al ritmo de una triste sinfonía en la que personajes aislados y con dramas personales se van convirtiendo en los instrumentos de esta partitura

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

El cine brasileño ha entrado hoy en competición con 'A voz do silêncio (La voz del silencio)', una estimable cinta de vidas cruzadas sobre una serie de personajes que pese a vivir en una gran ciudad hiperhabitada se encuentran en la más absoluta soledad. La cinta lleva la firma de André Ristum, que mueve su cámara por las calles al ritmo de una triste sinfonía en la que personajes aislados y con dramas personales se van convirtiendo en los instrumentos de esta partitura. Una composición que no siempre afina su puesta en escena y que se deja llevar por la distorsión y la confusión de la trama.

La estructura de la cinta nos va presentando a los protagonistas como un gran puzzle que poco a poco va uniendo piezas. Una mujer alcoholizada que solo tiene contacto con el mundo a través de la televisión, una bailarina de una barra americana, un teleoperador que se refugia en su trabajo monótono, una madre a la que le cuesta sacar adelante a su hijo pequeño, un pluriempleado explotado en un restaurante japonés y en la portería de un edificio, un presentador de música clásica sin más compañía que los maestros a los que admira o un putero que desprecia a su mujer. Y a todas las mujeres.

Ristum nos presenta una sentida historia sobre la alienación del ser humano en el mundo urbano. Y pese a su esforzado formato caleidoscópico, la cinta resulta poco original y repite las fórmulas habituales de este subgénero de historias cruzadas. 'La voz del silencio' es un grito ahogado y funciona como conjunto, aunque sin evitar la irregularidad entre sus continuos saltos entre personajes. Un drama con momentos sórdidos y absorbentes, al que se le agradece no obstante cierta esperanza en su mirada.

 

Fotos

Vídeos