Protagonismo femenino en el ecuador del festival

Protagonismo femenino en el ecuador del festival
ÑITO SALAS

La quinta jornada reúne las historias de '522. Un gato, un chino y mi padre'; 'Insumisas','Staff only' y 'Las niñas bien'

REGINA SOTORRÍO y ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Sobre el papel de la programación, el Festival de Málaga Cine en Español suma diez jornadas, contando el maratón dominical de proyecciones que cierra el evento. Así, el certamen atraviesa este martes su particular ecuador con cuatro películas presentadas en la sección oficial a concurso. Historias diversas en planteamiento y sensibilidad, en perspectiva y formato, pero que encuentran un denominador común en el protagonismo de los personajes femeninos, desde la malagueña Natalia de Molina en '522. Un gato, un chino y mi padre' a la debutante Elena Andrada en 'Staff only', pasando por la «andrógina» Sylvie Testud de 'Insumisas'.

La encargada de abrir la jornada ha sido una cinta que, aunque no lo parezca, llega con un título bien explícito: '522. Un gato, un chino y mi padre'. 522 son los pasos que ella puede caminar sin sufrir un ataque de ansiedad. Su gato, su única compañía, fallece. Y es entonces cuando tiene que recurrir a su amigo de la tienda china del barrio -un japonés que se hace pasar por chino- para viajar «al fin del mundo» y recuperar su identidad, con el recuerdo de su padre ausente de fondo. Paco R. Baños regresa a la competición del Festival de Málaga (tras su ópera prima 'Ali') con «una aventura hacia la memoria» protagonizada por Natalia de Molina y Alberto Jo Lee. «Esta es la ciudad donde empecé a estudiar interpretación, siempre es muy emotivo venir aquí», declaró la actriz.

En '522. Un gato, un chino y mi padre' el personaje «le ha dado la espalda al pasado» haciendo que su mundo se haga cada vez más pequeño. «La agorafobia que sufre es una somatización de algo que le pasa interiormente, de las limitaciones mentales y emocionales que tiene para relacionarse con el mundo», explicó De Molina. Una realidad que la cámara plasma con primeros planos que supusieron todo un reto para la actriz. «Estaba totalmente encerrada delante de esa cámara si poder interactuar con mis compañeros. Tenía que hacerlo con un punto que tenía en la cámara, es lo más complicado que hecho nunca. Toda esa encerrona me ayudó para interiorizar ese agobio que tiene el personaje», detalló.

Cuando sale de esa zona de confort «y se deja fluir», su mundo interior empieza a cambiar, siempre de la mano del personaje que interpreta Jo Lee. El actor barcelonés de origen surcoreano, acostumbrado a hacer roles de «esquimal, chino, vietnamita o japonés que se hace pasar por chino», se felicitó de que el cine «normalice la situación del inmigrante». «Que personas como yo de otro color podemos hablar catalán y español perfectamente», apostilló.

La necesidad de enterrar a su gato en un lugar que le remueve emocionalmente es el punto de partida de esta 'road movie' en furgoneta por Portugal. La elección no es casual. «Mi padre era portugués. Murió en el proceso de rodar mi primera película y sentía que me apetecía, si me embarcaba en otra historia, contar algo que tuviera a Portugal como referente. Con mis mimbres, sin ser autobiográfico», aclaró el director. Los fados, los gallos y hasta los hombres con bigote – «una cosa muy sutil, pequeños detalles que me seducen»- aparecen en el filme. También la lengua portuguesa, que De Molina tuvo que estudiar para afrontar algunos diálogos. «Es preciosa, súper poética y romántica», enumeró.

La segunda cinta a concurso de la jornada ha sido 'Insumisas', primera coproducción hispano-suiza de la historia. La cinta relata un suceso ocurrido hace ahora un siglo, cuando Enriqueta Faber, emigrante desde el país europeo, se hizo pasar por hombre para poder ejercer la medicina en la isla caribeña, al tiempo que intentaba desentrañar su particular drama familiar. Enriqueta fue encarcelada y protagonizó un escandaloso juicio que ha pervivido en la memoria colectiva cubana, como ha compartido este martes Fernando Pérez, el histórico cineasta cubano que firma la película junto a la debutante Laura Cazador.

«Esta es una película sobre mujeres», ha defendido Pérez, con más de cuatro décadas de trayectoria que incluye títulos como 'Clandestinos' (1988), 'Madagascar' (1994) o 'Últimos días en La Habana' (2016) y que en el año 2000 se llevó el Goya a la mejor película extranjera de habla hispana por 'La vida es silbar'. «Se trata de una historia muy cubana, aunque su protagonista es suizo. Más allá de los orígenes y las nacionales, nos interesaba la dimensión humana y la significación social», ha defendido el director sobre una mujer que «se adelantó a su tiempo, no sólo por haber roto todas las convenciones de género sino porque fue una mujer que luchó contra todos los prejuicios. Es donde está la verdadera dimensión de este filme, más allá de los territorios».

«No nos planteamos engañar al espectador sobre la identidad del personaje, porque lo que nos interesaba era mostrar la esencia transgresora», ha apostillado Laura Cazador, que ha compartido la génesis del proyecto presentado este martes en la sección oficial a concurso del Festival de Málaga. «Estaba estudiando cine en Cuba y un productor me contó la historia de Enrique, que en Cuba es muy conocido, pero no en Suiza. Enseguida pensé que había que hacer una película, porque se trata de una historia fascinante», ha ofrecido la cineasta de origen suizo que se estrena como directora de largometrajes con 'Insumisas'.

Y justo ese espíritu insumiso llega también desde la protagonista de 'Staff only', la tercera cinta en comparecer este martes en la sección oficial del certamen . Dirigida por Neus Ballús, la película relata el viaje a Senegal de un padre divorciado (Sergi López) junto a sus dos hijos, Marta (Elena Andrada) y Bruno (Ian Samsó) y es a través del personaje de la hija por donde se filtra cierta mirada crítica respecto a la industria turística occidental en los países africanos. A ese conflicto sociopolítico se unen las tensiones familiares entre el padre y la hija. «Para mí estaba claro que el punto de vista central de la película es el personaje de Marta», ha ofrecido Ballús sobre la cinta presentada en la sección Panorama de la Berlinale.

«Ha sido una experiencia vital este viaje iniciático a la edad adulta», ha ofrecido Andrada sobre su estreno en el cine. Un carácter debutante que ha reclamado para sí el veterano Sergi López: «Me mola esta cosa de empezar cada vez de cero. Cuando era pequeño pensaba que los actores mayores aprendían y había un día que ya sabían hacerlo y ya está y esto es mentira. Cada vez tienes que encontrar alguna cosa. En el fondo, los miedos o la inseguridades, son los mismos».

El equipo de 'Insumisas' en el photocall' esta mañana.
El equipo de 'Insumisas' en el photocall' esta mañana. / ÑITO SALAS

Miedos e inseguridades en diferentes niveles, pero compartidos al fin y al cabo por padre e hija en la trama de 'Staff only', que en algunos fragmentos juega con la estética de la no ficción. «Me interesaba esa confusión con el documental, porque la idea era que esa ficción fuera permeable a la realidad», compartía este martes la directora de 'Staff only'.

Y tras ella, esta tarde es el turno de 'Las niñas bien', la producción mexicana dirigida por Alejandra Márquez que cuenta la historia de Sofía, una mujer adinerada caída en la desgracia de la crisis económica de principios de los 80 que intenta por todos los medios salvar las apariencias de su anterior tren de vida.

Protagonismo femenino, por tanto, en este ecuador del festival.