María Esteve: «Sé que un día volveré a Málaga y no me iré nunca más»

María Esteve acude al festival desde su creación./Ñito Salas
María Esteve acude al festival desde su creación. / Ñito Salas

La actriz malagueña está «contenta» con el punto en el que se encuentra su carrera, aunque echa en falta más papeles «para mujeres y no para niñas»

FERNANDO MORGADO

María Esteve entró ayer al hotel Málaga Palacio por la puerta más próxima a la calle Molina Lario, en lugar de hacerlo por el acceso que está decorado con la alfombra roja. Llegó andando tranquilamente hasta el hotel. No se bajó de ningún coche de la organización y saludó efusivamente a todo el que se iba encontrando a su paso. Era una malagueña más en el centro de su ciudad, pero cuando llegó hasta la terraza se convirtió en la verdadera protagonista de la tarde en el festival de cine.

Su compañera Silvia Alonso, actriz principal de la comedia 'Hacerse mayor y otros problemas', comprobó de primera mano lo querida que es la hija de Pepa Flores en Málaga, pues tenía un horario de entrevistas más ajustado que el suyo. María Esteve lo sabe desde hace años: «Algún día volveré a Málaga y no me iré nunca más», confiesa mientras disfruta de las vistas panorámicas del último piso del hotel. Tanto echa de menos la Costa del Sol que bautizó a su perro como 'Boquerón'.

María Esteve es una presencia fija en el festival desde los inicios y ayer volvió a ser el centro de atención con 'Hacerse mayor y otros problemas'

Es una presencia fija en el certamen desde su creación y también parte de algunos de los momentos clave en su historia. 'El otro lado de la cama', en la que participó, marcó el rumbo del festival durante muchos años. Da la casualidad de que ahora Esteve vuelve con una cinta dirigida por Clara Martínez-Lázaro, hija del director de aquella película que se llevó la Biznaga de Oro en 2002 y revolucionó el cine español. «Vivo con ilusión todas las ediciones: las que vengo con alguna película, las que vengo como invitada e incluso las que no puedo venir. Me siento muy orgullosa del Festival de Málaga y de la cantidad de cosas que ha conseguido. Cuando empecé, todos esperaban que su película se estrenase entre septiembre y diciembre, y cuando llegó el festival eso cambió».

Además de su aparición en 'Solo química', que se presentó fuera de concurso en Málaga en 2015, María Esteve no se ha dejado ver mucho en la gran pantalla en los últimos años. A pesar de todo, asegura estar «contenta» con el punto en el que se encuentra su carrera. «Siempre hay cosas que me gustaría hacer, pero he conseguido llevar mi carrera profesional de forma paralela a mi vida y estoy tranquila porque ambas son igual de importantes para mí», explica.

Pero su ausencia de los rodajes no significa que María Esteve haya estado inactiva. Su trabajo al frente de la Fundación Antonio Gades ha ocupado gran parte de su tiempo. «Tengo un patrimonio en mi mano, el de mi padre, que pertenece también a todo el país. La memoria es frágil y hay que salvaguardarla y exponerla con proyectos como la compañía de baile para que así las nuevas generaciones aprendan quiénes eran los maestros», cuenta orgullosa.

En los últimos años se ha centrado en su trabajo al frente de la Fundación Antonio Gades

También ha desarrollado una faceta 'youtuber' que sorprendió a sus seguidores. Aunque hace más de un año que no sube ningún vídeo nuevo, tiene pensado recuperar la actividad en su canal, con casi 13.000 suscriptores. «Me daba la posibilidad de escribir y grabar mis propios vídeos y enseñar muchos trucos que he aprendido en la industria y que la gente los pudiese hacer en su casa a coste cero. Eso me parecía muy interesante», comenta.

Dualidad

La llamada de Clara Martínez-Lázaro devolvió la ilusión a Esteve, para quien la directora había reservado el papel de Violeta. Uno de esos personajes «con una 'pedrá'», como le gustan a la actriz malagueña. «Busco personajes con cierta dualidad, que pueden ser histriónicos y de repente sibilinos. Poder interpretar esos papeles y no abusar de los clichés, sino dotarlos de sentimientos y de cierta profundidad, es maravilloso», explica la actriz, que echa en falta más papeles para «mujeres» y no tanto para «niñas». «Aún así, se ha visto una gran evolución en este asunto. Ahí tenemos el ejemplo de Nathalie Poza o Bárbara Lennie».

'Hacerse mayor y otros problemas' pone el foco sobre esas personas que a cierta edad se sienten fracasadas por no haber conseguido construir una vida 'común'. «Nunca me he sentido fracasada por no ser madre, pero sí identificada con el conjunto de personajes de la película. Están en una edad en la que ya cada uno carga con sus propios miedos e inseguridades, y encima llega la hora de tomar ciertas responsabilidades».

La comedia es el género en el que Esteve tiene «más posibilidades de trabajar», aunque no se atreve a decir que se siente más cómoda que en otros. «Recuerdo la primera función de teatro que hice. Salí llorando porque la gente se reía conmigo, no me di cuenta hasta que alguien me lo explicó de que tenía vis cómica. Me gusta que la gente se ría, que está 'tol' mundo 'mú' triste», añade.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos