Juan Antonio Vigar: «La celebración en marzo favorece que vengan más películas y espero atraer más nombres»

Juan Antonio Vigar, con los programas del 22 Festival de Málaga que hoy alza el telón. / Francis Silva

El director del Festival de Málaga Cine en Español defiende el cambio de fechas a marzo del certamen, pide más apoyo financiero por su rápido crecimiento y afirma que la ciudad debe valorar su interés por la gala de premios de la Academia

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Dani Rovira pondrá hoy los primeros fotogramas del 22 Festival de Málaga, que cumple su tercer año en el ámbito internacional con su sección oficial de cine español e iberoamericano. El certamen ha adelantado fechas a marzo en la búsqueda de una mejor programación. Su director, Juan Antonio Vigar, defiende la medida en esta entrevista, en la que también repasa el rumbo del festival, el compromiso con la industria nacional y la necesidad de ampliar el Albéniz. Además de pronunciarse claramente sobre la celebración de los Goya en la capital de la Costa Del Sol.

El Festival de Málaga ha adelantado su celebración de marzo para favorecer la programación. ¿Ha tenido reflejo en esta edición?

–Sí, porque hemos aumentado el número de películas inscritas. Como me decían los productores, si celebramos en abril, las películas tienen mayo y junio para estrenar en la cartelera que son momentos más difíciles, con menos espectadores. Mientras que irnos a marzo añade parte de ese mes, abril y el entorno de la Semana Santa que es más interesante para los productores. La medida es acertada y lo reflejan las cifras.

Además de cantidad de películas, el cambio también buscaba atraer directores con más nombre…

–Por el Festival de Málaga, salvo alguna excepción, han pasado desde lo más consagrados a los más vanguardistas. No sé si el cambio de fechas podrá atraer a esos otros nombres a los que se refiere, ya que depende de los plazos de producción de las películas. Tenemos el caso de Fernando Colomo, cuyo nuevo filme coincidía en fechas y su planteamiento era venir a Málaga, pero sin embargo en años anteriores las circunstancias fueron diferentes con sus otras cintas. La celebración en marzo favorece que vengan mayor número de películas y espero que, también por la conexión más cercana con Berlín, pueda atraer otra serie de nombres.

Ha citado a Colomo, pero la seña de identidad del festival sigue siendo los nuevos directores.

–Y no renuncio a eso. Pero de las 22 películas a concurso de este año solo hay ocho óperas primas, un 36% un porcentaje razonable, directores con más de tres películas hay otros ocho y con segunda película, seis. Sin renunciar a ser una plataforma para el descubrimiento de nuevas miradas, Málaga es un festival equilibrado y representativo de cineastas más veteranos que se unen a estos nuevos directores. Hacemos un barrido por lo más interesante del cine español

«No urge que los Goya vengan a Málaga»

Hablando de números, hay 13 películas españolas frente a 9 latinas. Da la impresión de que el cine nacional sigue siendo el punto fuerte del certamen y que el ámbito internacional se resiste.

–Al contrario. De los 380 largometrajes de ficción, 147 son españoles y 233 son latinoamericanos. Y te puedo decir que podríamos haber elegido muchas más cintas latinas porque el nivel era enormemente alto. Pero además de abrazar a Iberoamérica, no queremos perder nuestra seña de identidad como un festival que nació para apoyar la cinematografía española, a eso no queremos renunciar, nuestro apoyo al cine español se tiene que ver de manera palpable y por eso hay más películas nacionales que latinas.

Pero se esperaba que grandes directores hispanoamericanos también llegaran al festival.

–No sé qué te parecerá Carlos Diegues, uno de los últimos representante del cinema Novo brasileño; Hari Sama es un director sumamente consagrado; Fernando Pérez es un cineasta con una larguísima trayectoria en el cine cubano y ganó en Málaga con 'Últimos días en la Habana'. Hay nombres importantes y representativos de la cinematografía latinoamericana. Si hay algo que tengo meridianamente claro es el enorme interés que Málaga despierta como plataforma de promoción del cine iberoamericano y a los nombres me remito que son muy referenciales, aunque menos conocidos en España.

«Nuestro apoyo al cine español se tiene que ver de manera palpable y por eso hay más películas nacionales que latinas»

¿En qué momento estamos en ese proceso de internacionalización?

–La hoja de ruta que nos planteamos era pasar de un festival de cine español a un certamen de cine en español. Estamos dando los pasos de manera rápida para una consolidación y de momento la internacionalización está alcanzada.

¿Y cuál es el reto actual?

–Darle más dimensión para que Málaga tenga más resonancia en el ámbito iberoamericano. Está claro que cuando uno da una serie de pasos en la evolución de un evento muchas personas pueden pensar que es algo sencillo que se hace de la noche a la mañana. Lo que estamos haciendo es consolidar un camino en el que hemos dado pasos muy rápidos en tres años, pero quedan otros por dar.

¿Se va a mantener el adelanto de fechas para el próximo año?

–Sí, aunque nada es inamovible. Somos conscientes de que el adelanto de fechas beneficia al festival y lo mantendremos en el mes de marzo. Pero si las circunstancias cambiaran y pensáramos que es más conveniente movernos en otra dirección, no habría problema alguno.

Almodóvar

Este año se ha intentado que Almodóvar viniera al certamen al coincidir el estreno de su película 'Dolor y gloria'. ¿Se resiste el director?

–No, simplemente no se han dado las circunstancias. Hemos trabajado para que Pedro pudiera acompañarnos en esta edición, pero las obligaciones derivadas del estreno de su película no lo ha hecho posible. Pero lo será en otra ocasión.

«Confío en que para 2020 haya una consignación presupuestaria para los primeros trabajos» sobre Ampliación del Albéniz

El alcalde Francisco de la Torre reclamó hace unos días una mayor colaboración económica a las administraciones. ¿Tiene el festival el presupuesto adecuado para su dimensión internacional?

–El alcalde dijo que, en el caso de que la Junta de Andalucía, la Diputación y el ICAA lo hicieran, eso no significaría que decreciera la transferencia que el Ayuntamiento hace para que el festival sea un realidad. El certamen ha crecido muchísimo con respecto a lo que teníamos hace siete años. Eso me lleva a reconocer que el festival debe crecer en esas ayudas, aunque nuestra responsabilidad es seguir impulsando la llegada de patrocinio privado para alcanzar en el futuro un equilibrio razonable entre la aportación municipal y la privada.

Los Goya cuestan casi lo mismo que celebrar el festival (1,7 millones) ¿Al Ayuntamiento ve rentable celebrar la gala de la Academia?

–La ceremonia de los Goya sería un evento para la ciudad, la cual tendrá que valorar muchos más factores que los cinematográficos, como el turismo, la hostelería y el impacto económico. Nosotros tenemos ya en el festival una presencia de cine español muy alta y viene a ser el mismo modelo que los Goya en una sola noche. Independientemente de eso, no urge que los Goya vengan a Málaga a suplir nada, ni urge una decisión inmediata en ese sentido.

El festival necesita más espacios para tantas proyecciones. ¿Cómo avanza el proyecto de ampliación del Albéniz?

–Contar con dos salas más es muy importante, porque el crecimiento de proyecciones del festival está limitado por la carencia de espacios. Hay más cines fuera del Centro Histórico, pero perderíamos ese sentido de festival amable y abarcable que en cinco minutos se puede pasar de una sala a otra. El proyecto está en Urbanismo y este año se dedicará al estudio arqueológico, ya que es un espacio sensible y lo que se haga tiene que tener respeto al patrimonio. Confío en que para 2020 haya ya consignación presupuestaria para los primeros trabajos.

¿Podría inaugurarse en el 2021?

–Sería maravilloso que entrara en funcionamiento ese año, pero si no será al siguiente. Lo importante es que contemos con la casa del cine malagueño que es lo que será.