El Festival de Málaga rinde homenaje a Antonio Garrido

El Festival de Málaga rinde homenaje a Antonio Garrido

El alcalde y el director del certamen destapan un monolito en honor a uno de los creadores del Festival en el Paseo Marítimo Antonio Banderas

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La figura de Antonio Garrido Moraga, fallecido el pasado mes de enero, ha sido clave para el devenir de la ciudad en los últimos 25 años, especialmente en lo relacionado con el mundo de la cultura. Coincidiendo con la 21 edición del Festival de Málaga. Cine en Español, el certamen ha querido rendir homenaje a su figura, ya que fue precisamente bajo su concejalía de Cultura cuando dio comienzo este gran proyecto en 1998. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, el director del Festival, Juan Antonio Vigar y varios ediles de la Corporación destaparon ayer un monolito situado en el Paseo Marítimo en agradecimiento póstumo por su contribución al Festival, en un acto en el que además ha estado presente el director de SUR, Manuel Castillo. Asimismo, al citado homenaje ha acudido la viuda de Moraga, Sonia Hurtado.

De la Torre ha explicado que la instalación del monolito -en la misma zona que los Premios Málaga-SUR- era un «homenaje sincero» a Garrido, que «desarrolló un papel importante en el arranque del Festiva», ha relatado. «Fueron varios los que plantearon entonces la iniciativa, pero el acierto de Antonio fue proponer que fuera de cine español. A partir de entonces se convirtió en un gran y hermoso proyecto, en el que ahora vemos un camino espléndido por delante», ha explicado el regidor.

El alcalde ha insistido en el acierto que supone poner el monolito en el Paseo Martírimo, «ahora convertido en un paseo de las estrellas con grandes referentes». Así, matiza que en su caso mira al mar. «Así quedará una muestra física de estos años gloriosos, de la ciudad y del cine en un homenaje bañado por la brisa de Málaga», ha añadido De la Torre visiblemente emocionado. «Va por Antonio», ha sentenciado entre los sentidos aplausos de los asistentes.

Por su parte, Sonia Hurtado, viuda de Garrido Moraga, ha contado que el Festival era el «ojito derecho» de su marido. «El daba por bien hechos sus trabajos cuando los acababa, y listo; pero al Festival siempre volvía», ha afirmado para terminar agradeciendo al Festival este emotivo gesto.

 

Fotos

Vídeos