El cine 'quinqui', la alfombra roja y la cantera malagueña

Rafatal, en las escaleras del Teatro Cervantes, con el cartel del documental que estrena hoy en el Teatro Echegaray./Francis Silva
Rafatal, en las escaleras del Teatro Cervantes, con el cartel del documental que estrena hoy en el Teatro Echegaray. / Francis Silva

Rafatal estrena hoy su documental 'Navajeros, censores y nuevos realizadores', un trabajo de investigación sobre el subgénero que tuvo su auge en los ochenta

FERNANDO MORGADO

En la zona de prensa de la tercera planta del Teatro Cervantes el protagonista de la mañana del sábado es Raúl Arévalo, al que varios periodistas esperan en cola, pero Rafael Robles, Rafatal, mucho más accesible, se adueña del espacio como nadie y conquista con su carisma a todo aquel que se le acerca. Su personalidad es magnética y su conversación, pedagógica. No tiene reparos en subirse a una silla para la sesión de fotos, en la que despliega el cartel del documental que hoy preestrena en el Teatro Echegaray a las 17.00 horas. 'Navajeros, censores y nuevos realizadores' es la manera que tiene Rafatal de reivindicar el cine 'quinqui', ese subgénero que tuvo su auge entre finales de los años setenta y principios de los ochenta.

Rafatal, nacido en 1977, se considera un «niño de la Transición». «Nací el mismo año en que desapareció la censura en el cine, gracias a Dios, porque todas estas películas que me encantan se hicieron gracias a que no hubo ningún control del contenido ni la temática», explica el director malagueño, para el cual el documental es también su tesis de doctorado en Comunicación Audiovisual. Él llegó al cine 'quinqui' a mediados de los ochenta, cuando estas películas «tuvieron una segunda oportunidad». «Alquilaba en el videoclub una película de Bruce Lee y otra de 'Perros callejeros' y pensaba que todo venía del mismo lugar, pero luego me di cuenta de que ese cine 'quinqui' tenía unos rasgos muy nuestros», apunta.

Un documental hace un repaso por los veinte años de historia del festival en el Echegaray, mientras los cortometrajes malagueños toman el Albéniz

Tan 'nuestros' que Rafatal califica a este subgénero –porque lo sitúa dentro del cine criminal– de «genuino». Filmes como 'Navajeros', 'Deprisa, deprisa' o 'El Lute' retrataron lo que el director Alberto Rodríguez llama en el documental «las alcantarillas de la sociedad». «No existe un fenómeno así en ninguna otra cinematografía. Se hace cine de adolescentes, de delincuencia callejera... pero no con las características de España, con jóvenes que en algunos casos se interpretaban a sí mismos o a personajes cercanos, con su propio vocabulario. Por eso 'Deprisa, deprisa' es la única cinta española en ganar el Oso de Oro a la mejor película en la Berlinale», comenta Rafatal.

Los Chichos, Alaska, Alberto Rodríguez y Ángel Pardo aportan sus testimonios

Para hacer memoria sobre el fenómeno 'quinqui', que no solo fue cinematográfico, sino también musical, el documental cuenta con testimonios de lujo: el historiador y crítico de cine Román Gubern, los hispanistas Jean Claude Seguin y Gérard Imbert, el actor Ángel Pardo, que participó en las películas 'El diputado' y 'Los placeres ocultos' de Eloy de la Iglesia; María Barranco, Alberto Rodríguez, Juan Madrid, Los Chichos y Alaska, entre otros.

Froufe, Mata, Alvarado y Cisquella.
Froufe, Mata, Alvarado y Cisquella. / Fernando Morgado

Un viaje sentimental

De caras conocidas está también lleno el documental 'Málaga, la alfombra roja del cine español', que se estrenó ayer en el Teatro Echegaray y que repasa los veinte años de historia de un festival que se ha ido transformando de la mano de la propia ciudad. Antonio Parra, uno de sus directores junto a Georgina Cisquella y Leixandre Froufe, definió la película como «un viaje sentimental».

Entre los cortos locales destacaron 'El día que mi abuela conoció a Bruce Willis' y 'Adagio'

Sin duda, el documental es emocionante desde su inicio, con los testimonios de Antonio Banderas y Antonio Garrido, responsables en gran medida del nacimiento del certamen. A los dos malagueños ilustres se unen Imanol Arias, Emma Suárez, Gracia Querejeta o Pablo Berger, protagonistas con sus películas de noches históricas para el cine español. También es un homenaje al público, representado en Mariví, que aparece como 'fan número 1 del festival' y que desde hace años madruga para conseguir entradas para la gala inaugural.

'El día que mi abuela conoció a Bruce Willis'.
'El día que mi abuela conoció a Bruce Willis'. / SUR

Mientras, los cortometrajistas malagueños se preparaban para el estreno de sus trabajos en el Albéniz. En las dos sesiones destacaron 'Adagio', 'El día que mi abuela conoció a Bruce Willis', '50 días', 'Our man in Tahiti' y 'Rei'.

 

Fotos

Vídeos