Paloma Burgueño Franco y Edgar Benítez Villodres, Reina y Míster de la Feria de Málaga 2018

Paloma Burgueño y Edgar Benítez. /Fernando Torres
Paloma Burgueño y Edgar Benítez. / Fernando Torres

Fueron coronados anoche como los más bellos de la capital durante la tradicional gala celebrada en la portada del Real de Cortijo de Torres

ROCÍO SÁNCHEZ

Bajo la luz de la portada del Real de Cortijo de Torres y en un escenario emblemático, la tradicional gala de elección de la Reina y Míster de Málaga tuvo lugar ayer en su edición número 54. Los jóvenes Paloma Burgueño Franco, de la Peña Flamenca Casa de Álora Gibralfaro y Edgar Benítez Villodres, perteneciente a Alhaurín de la Torre, fueron coronados anoche como los más bellos de la capital malagueña.

Durante las tres horas de ceremonia, un total de 20 chicas y 15 chicos desfilaron por el escenario y compitieron por el título que les posicionaría como los más bellos de toda la ciudad. Los candidatos caminaron por la pasarela hasta en tres ocasiones, portando distintas vestimentas en cada una de las ocasiones y añadiendo a sus indumentarias toques personales. «Estaba muy nervioso y temblando, no me lo esperaba», anunció Edgar Benítez, Míster Feria de Málaga 2018, quien además aseguró que es la primera vez que se presenta a un concurso de belleza y que por cuestiones laborales no espera dedicarse al modelaje por ahora.

El acto, que estuvo organizado por la Federación Malagueña de Peñas, contó con Rocío Alba y Pepelu Ramos como maestros de ceremonias, que se mostraron encantados de poder conducir la gala y destacaron la importancia de la fiesta malagueña. Además, se formó un amplio jurado que fue presidido por el alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Vilanova, y en el que también participaron la representante de Halcón Viajes, Remedios Díaz; el concejal de Alhaurín de la Torre, Pablo Montesinos; el presidente de Famadesa, Federico Beltrán; el representante de Cervezas Victoria, Sergio Ragel y la Reina de la Feria de Málaga 2017, Marina Iglesias, entre otros.

En primer lugar, los candidatos se presentaron y desfilaron al ritmo de la música, vestidos de blanco y con un estilismo más urbano y atrevido. Posteriormente, tanto chicas como chicos lucirían ropa de color negro, en la que flecos, volantes y vuelos se dejaron ver por la pasarela. Además, las mujeres lucieron bolsos de la diseñadora malagueña Mariló Álcara, quien puso el toque de color a cada una de las candidatas con sus creaciones.

Fernando Torres

No fue hasta el tercer pase cuando el jurado pudo puntuar a los jóvenes candidatos. La biznaga y el patio andaluz fueron los protagonistas en este último tramo de la gala, donde las chicas vistieron trajes flamencos de diferentes cortes y los chicos lucieron traje tradicional y chaqueta. De esta forma, por parejas y en grupos de diez desfilaron y mostraron su desparpajo para intentar convencer al jurado. Las mujeres lucieron volantes, lunares llamativos, pendientes coloridos e incluso incorporaron la purpurina como elemento decorativo para algunas zonas del cuerpo como la espalda.

La gala contó durante toda la noche con actuaciones musicales que sorprendieron al público, desarrolladas por la charanga de Cervezas Victoria, además de la actuación de Ginés González con el tema Farolita marinera' y la hija de Marisol, Celia Flores, quien hizo un homenaje a su madre interpretando temas como 'Tómbola', 'Me conformo' o 'Corazón contento'. «Mi madre dejó mucha cultura a la historia musical de este país, así que va para ella con todo mi respeto», expresó la cantante.

Finalmente, entre nervios y las miradas de complicidad de los candidatos, el jurado dio a conocer los resultados. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y la concejala de Fiestas, Teresa Porras, colocaron las tradicionales bandas a Paloma Burgueño y Edgar Benítez, Reina y Míster de la Feria de Málaga 2018. Además, ambos recibieron un viaje para dos personas y la reina fue coronada, como es costumbre, por la ganadora del año anterior, Marina Iglesias.