Oreja a la actitud y la garra de Lavado en La Malagueta

Oreja a la actitud y la garra de Lavado en La Malagueta
HUGO CORTÉS

El de Benamocarra firma lo más destacado de una tarde marcada por el mal juego de las reses de Antonio Ordóñez y donde los novilleros acusan la falta de rodaje

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

De la anunciada novillada con el hierro de Toros de la Plata finalmente sólo uno, el sexto de la tarde, saltó al albero de La Malagueta y el encierro fue sustituido por reses con el hierro de Antonio Ordóñez. Un ganado que en líneas generales fue complicado y ofreció un mal juego excecptuando el quinto, el de mayor nobleza, al que José Antonio Lavado le cortó una oreja. A las complicaciones ofrecidas por los novillos se unió la falta de rodaje de los tres actuantes: hasta el momento, en esta temporada Curro Márquez había toreado dos festivales, Lavado se vistió ayer por primera vez luces y Corruco Chico debutó con picadores en una actuación discreta y con poco lucimiento. Otra tónica del festejo fue la mala lidia protagonizada por las cuadrillas de a pie tanto con el capote como con las banderillas; en el caballo, los varilargueros le pegaron fuerte a los novillos.

Cuando salió el quinto, la tarde iba de bostezo en bostezo. José Antonio Lavado, con un terno corinto y oro, lo recibió con unas buenas verónicas en las que fue ganándole terreno a 'Capullito' desde el tercio hacia el centro del ruedo. Ahí, el novillo ya demostró su nobleza y que metía bien la cara por el pitón derecho. El burel derribó al picador Adrián Navarrete. El novillero de Benamocarra brindó la faena al diestro José Tomás –que siguió el festejo desde un discreto lugar en la andanada del tendido 3 con gafas de sol y un sombrero– y se fue al centro del ruedo donde, de rodillas, citó al novillo de lejos instrumentándole una serie vibrante abrochada con un templado pase de pecho de pitón a rabo. Siguió un trasteo, a los sones de 'Gallito', con tandas ligadas y de mano bajo por ambas manos, destacando las del lado derecho. Remató el trasteo con unos ayudados preñados de torería. Mató de una estocada baja y el puntillero no estuvo fino ya que levantó al animal dos veces; cuando finalmente lo atronó, el público pidió mayoritariamente la oreja que recompensó la actitud y la garra de Lavado, quien sigue luchando, contra los vientos y las mareas de este oficio, para intentar lograr el sueño de ser torero. Ahora puede presentar ante las empresas la credencial de una oreja cortada en plaza de primera. La duda que queda es si tal y como está el sistema taurino montado le servirá para poder ir abriéndose puertas.

HUGO CORTÉS

El primero de su lote, segundo de la tarde, fue un novillo muy complicado, de los que piden el carnet. Con el capote, Lavado intentó el lucimiento a la verónica pero 'Confundido' salió siempre muy suelto y corretón. En el caballo, Paco Navarrete le pegó fuerte. En la faena de muleta, el de Benamocarra lo intentó ante un animal que llevó siempre la cara muy alta y tuvo una embestida nada clara. El novillero tuvo el mérito de estar delante del burel sin amilanarse. Dejó una estocada contraria y desprendida. El público le ovacionó como premio al esfuerzo.

En los días previos al festejo, Curro Márquez no ocultaba su ilusión por estar anunciado un año más en su plaza y tener dos novillos para intentar el triunfo. Al joven malagueño no se le puede negar la entrega, pero no tuvo suerte. Además, se llevó la cruz al sufrir una cornada de diez centímetros en la cara interna del muslo derecho cuando fue cogido al entrar a matar al primero de la tarde. En un gesto que le honra, Márquez se mantuvo en el ruedo hasta que estoqueó al cuarto del festejo, momento en el que pasó a la enfermería y se le detectó la cornada.

Con una larga cambiada en el tercio que le desarmó recibió Márquez a 'Cervatana', que se lesionó una mano en los primeros compases y lo acusó a lo largo de la lidia y le hizo blandear, perdiendo las manos, en varias ocasiones. El malagueño brindó la faena al diputado de Cultura, Víctor González, pero logró poco lucimiento dadas las pocas opciones que ofreció un novillo que fue siempre con la cara muy suelta y sin entregarse; voluntad y poco más. Dejó un pinchazo antes de cobrar una estocada trasera y tendida en cuya ejecución de la suerte resultó cogido.

En el cuarto de la tarde, Curro Márquez no pudo estirarse ante el novillo con el capote. Mal banderilleado por la cuadrilla, 'Batacaído' llegó a la muleta con muchas complicaciones al llevar la cara muy alta, entrar rebrincado a los engaños y lanzar gañafones. El joven malagueño no se confió con el animal, que impuso su ley. Mató de media estocada tendida y trasera.

Curro Márquez sufrió una cornada de 10 centímetros en el primero pero no pasó a la enfermería hasta matar al cuarto

Como vencedor del Certamen de Escuelas Taurinas 'La Malagueta' de 2017, José Luis Becerra 'Corruco chico' disfrutó del premio de verse acartelado en la única novillada picada de la Feria de Málaga. Tarde importante para el de Algeciras ya que fue su debut con los del castoreño y, a buen seguro, no tendrá un buen recuerdo de un día tan importante en su trayectoria profesional porque entre sus limitaciones, propias de quien empieza, y las complicaciones de sus novillos, el lucimiento en sus actuaciones brilló por su ausencia.

'Fandanguero' se llamó el animal de su debut, pero no fue un novillo de cante grande. Con el capote solo le pudo dar una larga cambiada. En el caballo, Samuel Esquivel le pegó dos duros puyazos al burel, que acusó. Corruco protagonizó el tercio de banderillas con más voluntad que acierto ya que no hubo brillantez en ninguno de los tres pares. Brindó al público una faena basada sobre la izquierda, ya que por el pitón derecho se colaba y le buscaba, además de no tener recorrido. Mató de estocada casi entera, delantera y caída.

En el último de la tarde, espoleado por el triunfo de Lavado, Corruco salió a por todas. 'Atrevido' salió con movilidad y el de Algeciras lo recibió con unas chicuelinas y una revolera. También se le dio fuerte en el peto . En esta ocasión, el novillero no lo banderilleó dado el escaso éxito de su primero. Volvió a brindar al público una faena ante un animal muy aplomado en el que no hubo lucimiento. Dejó una estocada y necesitó dos descabellos.

Temas

Toros

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos