La moda flamenca se viste en el Real de la Feria

La moda flamenca se viste en el Real de la Feria
Eduardo Nieto

El Cortijo de Torres encara el último tramo de la Feria como el refugio de trajes de gitana y corto, dos elementos fundamentales de la imagen que transmite el recinto al resto de la provincia

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

«Venimos todos los años y siempre nos vestimos de flamenca», explican Rocío y Celeste. Son de Fuengirola, y dicen ser asiduas del Real de la Feria de Málaga porque es «donde más pega» llevar los trajes. «Aquí es como si encajase, la mayoría de gente viene en el mismo plan». Hacen esta reflexión mientras cambian de caseta tras haber almorzado en la de la peña La Paz, una de las que más se animaron en la tarde del miércoles festivo que marca el ecuador de la semana mayor. «Ahora podemos ir a bailar a donde sea que no nos vamos a sentir raras, en el centro es más incómodo y no siempre encaja». Las fuengiroleñas, como la mayoría de los visitantes, tienen claro que la moda flamenca se viste en el Real.

Ellos también acuden al recinto vestidos de corto, aunque en menor proporción. «Yo me visto todos los años, y la verdad es que somos pocos», destaca Alberto, un joven malagueño. La tradición no está tan arraigada en la pobación masculina, que destaca en las asociaciones vinculadas a la doma y a los enganches, donde sí es fácil ver indumentarias tradicionales de todos los estilos y colores.

Todo ello se produjo ayer, en la tarde principal de la Feria por ser el día festivo, algo que se notó desde primera hora en el recinto. La mayoría de las casetas más populares lucían llenas a eso de las dos de la tarde, un fenómeno que hasta ahora se había producido en menor cantidad dejando al visitante la oportunidad de buscar algún lugar tranquilo. Ayer, sin embargo, la mayoría de los establecimientos estaban hasta la bandera a base de actuaciones musicales y de baile. En torno a las siete de la tarde, cuando el sol comenzaba a dar un respiro, el ambiente se hizo más intenso aún, dejando prácticamente toda la zona de casetas al completo.

Los caballos siguen siendo uno de los grandes reclamos, en la calle a las horas más tempranas durante el itinerario de paseos y en el Centro de Exhibición Ecuestre después del almuerzo. El recinto acogió ayer uno de los espectáculos más esperados, 'Equitación mágica', una forma única de fusionar flamenco y doma que congregó en torno al redil a cientos de personas en sus dos pases, a las cuatro de la tarde y a las diez de la noche. En cuanto a los recorridos por las calles del Real, pese a no contar con un programa como tal, suponen en sí un espectáculo en el que destaca el esmero con el que asociaciones de doma y otros colectivos mantienen la decoración de los animales y los carruajes.

Pero la moda flamenca no solo camina por las calles del Real. En la noche del martes al miércoles, la caseta de Cafés Santa Cristina celebró su tradicional desfile en el que se pudieron ver los modelos de la alhaurina Celia Pergaz, quien se encargó de vestir a las diez malagueñas ganadoras del concurso que la marca organizó para esta feria entre sus consumidores. Pergaz fue la ganadora del Festival Internacional de Moda Flamenca de Málaga y está liderando la vanguardia del tradicional sector.

La Escuela de Patronaje y Confección de Isabel Cazorla fue otra de las apariciones destacadas por su apuesta por la esencia más tradicional, mezclada con tintes de auténtica innovación y transgresión. La diseñadora Toñi Cuenca apostó por reflejos muy nítidos y atrevidos, que aportaron un color especial a la pasarela; mientras que las firmas Saray BC y Lola&Lo combinaron estampados y tonalidades que marcaban los aires flamencos de las modelos.

Reconocimientos

Pero en el Real hay espacio y tiempo para todo, y suele convertirse en el escenario de numerosos homenajes y reconocimientos que asociaciones, colectivos y partidos políticos entregan a personajes destacados. Uno de lo actos que más expectación genera cada edición corre de la mano del Colegio de Médicos de Málaga, que hace una distinción especial durante la Feria a uno de sus miembros. Este año, el galardonado ha sido el ginecólogo Francisco Rosas por su contribución a la medicina.

La medianoche llegó ayer en plena celebración de la gala de elección de la Reina y el Mister de la Feria, uno de los momentos álgidos de la semana que marcará la conversación de hoy. Este jueves, además, el Real acogerá nuevos conciertos y actividades, como la fiesta malagueña de verdiales, que reunirá en la Caseta de los Verdiales a la panda Primera del Puerto de la Torre y la panda Azahar de Algaidas en un choque único y de los más esperados de la semana. Chato de Málaga, Isabel Guerrero y Vicente del Pino cerrarán la noche en la Caseta Municipal.

 

Fotos

Vídeos