Los hosteleros esperan revalidar una Feria de Málaga histórica como la pasada con un ligero repunte

Las calle Larios ya luce engalanada y preparada para empezar a recibir a los visitantes./Francis Silva
Las calle Larios ya luce engalanada y preparada para empezar a recibir a los visitantes. / Francis Silva

La ocupación hotelera se encuentra al 88% y se esperan reservas de última hora y la hostelería prevé crecer un 1,5% respecto a 2017

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

Fueron los auténticos años 80 cuando un grupo de comerciantes, sin encomendarse a ninguna autoridad, empezaron a dar fino, refrescos y alguna vianda a sus clientes para celebrar que la ciudad estaba en feria, aunque antes sólo se vivía la misma de noche, que no estaba ni el Cortijo de Torres ni se llamaba Real. Poco a poco, y con la aquiescencia del Ayuntamiento de Málaga, este pequeño gesto empezó a cobrar valor y a institucionalizarse y de ahí surgió, original como pocas, la feria del Centro de Málaga. Muchas han sido las diatribas en la ciudad, la eterna dualidad entre el Centro y Cortijo de Torres, pero lo cierto es que hoy por hoy las dos tienen cabida habida cuenta de cómo se vuelcan los oriundos en su feria y del apogeo turístico que vive estos días la ciudad.

Más información

La Feria de Málaga, que hoy arranca con el pregón del escritor y articulista de SUR Pablo Aranda en la playa de la Malagueta, tiene visos de ser muy parecida a la del año pasado. Ahí todos los que están involucradas en la misma cruzan los dedos:no hubo incidentes a destacar y esa, para casi todos, es la mejor de las noticias. En cifras, sólo hay que empezar por el aeropuerto de Málaga, que en este mes de agosto sigue batiendo récords de llegadas con una subida de un 7,9% más de vuelos programados, lo que viene a sumar la cifra nada desdeñable de 1.780 despegues y aterrizajes, con 288.829 pasajeros. Ante este panorama, hosteleros y hoteleros esperan revalidar la histórica cifra de la feria del año pasado, que todos, sin excepción, subrayan que fue un año excelente. «Siempre se pueden mejorar las cifras, y esperamos hacerlo, pero el año pasado fue muy bueno, y este año nos conformamos con la previsión de subir un 1,5% respecto a 2017 en cuanto a la recaudación de bares y restaurantes en el Centro de Málaga, teniendo en cuenta que hay muchos nuevos locales abiertos», explicaba ayer meridianamente satisfecho el presidente de la patronal hostelera malagueña Mahos, Javier Frutos.

Esperanzas de crecer

Los hoteleros están contentos con la ocupación que ya tienen cerrada para estos diez días de fiesta, un 88%, aunque aseguran que el año pasado alcanzaron el 89%, y que esperan que la última hora de reservas le haga subir ese punto, como explicaba ayer el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa el Sol (Aehcos), Luis Callejón, que aún tiene esperanzas sumar ese ligero repunte de un 1%, que a priori no es mucho pedir. Lo que le llama inmensamente la atención a este empresario es que crezca de forma tan exponencial el número de vuelos que llegan a Málaga, y eso no se vea reflejado en un crecimiento mucho mayor en el sector hotelero, por lo que dice que hay un gran agujero negro de apartamentos turísticos no declarados, máxime estos días de temporada alta, que obviamente trabajan fuera de la ley.

Los sectores involucrados en la fiesta desean que un año más no haya incidentes negativos que destacar

En cuanto a la afluencia de visitantes a ambos foros, Centro y Real, el presidente de la Asociación de Empresarios de Salas de Fiesta y Discotecas, Juan Rambla, explica que la Feria de Málaga tiene para todos los públicos, lo que se demuestra los días de en los que se llenan los dos recintos durante el día. Con tres casetas en el Real, Rambla explica que el público joven que va a sus establecimientos no llega antes de las tres de la tarde por lo que no tiene claro que deban abrir desde las doce de la mañana, hora en la que todavía no hay público.

Para María José Valenzuela, la presidenta de la Asociación de Vecinos del Centro Histórico, una organización que tradicionalmente ha estado muy involucrada en la celebración, y que tradicionalmente, año tras año, aporta el abanderado que mañana sábado irá a realizar la ofrenda floral a la patrona la Virgen de la Victoria en su basílica, sólo tiene una pequeña preocupación con la feria del Centro, pero entiende que hay cosas que son insalvables:el botellón, que empieza a concentrarse a partir de las seis de la tarde en los alrededores de la plaza de la Merced. Por eso, lo único que pide Valenzuela es que la Policía Local esté atenta para que no haya desmadre. Lo mejor, y ahí coinciden todos, es haber prohibido expresamente la música enlatada a través de altavoces para sustituirla por actuaciones en directo, a los que este año además de los escenarios de las plazas de las Flores, Obispo, Mitjana y San Pedro de Alcántara, se suma el lateral de la plaza de la Merced. Además, el folclore de la tierra estará representado por las pandas de verdiales en la calle Larios y las actuaciones de flamenco en la peña Juan Breva. La edil de Fiestas, Teresa Porras, afronta esta semana de feria con las miras puestas en que la ciudad dé lo mejor de sí, la fiesta se engrandezca cada año más, alegrándose del salto cualitativo que ha dado el Centro con estos espacios musicales y el Real dotándolo de un cómodo paseo de caballos y exhibición ecuestre, de la que se puede disfrutar tanto a las 16,00 como a las 22,00 horas. La Feria arranca esta noche para diez días, el último, de nueva adquisición, el domingo 19. Hasta que el cuerpo aguante.

Nueva parada de coches de caballos de servicio público en el Real de Cortijo de Torres

El Real del Cortijo de Torres sigue sumando servicios a la oferta, sobre todo a la diurna, cuando todavía tiene el reto ante sí de iniciar la fiesta a mediodía y acabarla bien entrada la mañana. Difícil cometido para las 121 casetas, una buena parte de ellas dedicadas a peñas y colectivos, con eminente ambiente familiar,en donde además se han ido sumando restaurantes con raigambre en el Centro como El Pimpi, la Reserva, la Canasta o Los Mellizos. «Cuando los negocios conocidos empiezan a irse al Real es que han visto que hay ambiente también de día, y eso es un plus», explicaban fuentes del sector hostelero.

El Real durante el día cuenta con el paseo de enganches y caballos, la caseta municipal de la copla, que empieza su periplo a las dos de la tarde;y el centro de exhibición ecuestre, en la calle Antonio Rodríguez Sánchez, que da un pase todos los días a las 16.00 horas, así como la actividad propia de las casetas, con almuerzos y actuaciones, como explica la Federación Malagueña de Peñas, que un año más celebrará el concurso de embellecimiento de casetas.

Debido que el paso de caballos en el Real es habitual, y los visitantes en muchas ocasiones preguntaban si hay posibilidades de disfrutarlos, este año tendrán una contestación en afirmativo. La concejal de Fiestas, Teresa Porras, está contenta de que los coches de caballos de servicio público hayan pedido una parada en Cortijo de Torres. Sumando esfuerzos se mejora la fiesta. También destaca que el estanco abierto ha permitido que cese la venta de tabaco de contrabando, que tan mal aspecto daba al recinto.

El Real, de tarde y noche, cuenta con la tradicional caseta infantil, la caseta de los verdiales, la del flamenco y la copla, la explanada de la juventud y el auditorio municipal, que todos los días desde el sábado tienen un surtido repertorio de actuaciones para todos los gustos. Este año, como gesto, el Ayuntamiento dedica una noche homenaje al fallecido humorista Gregorio Sánchez, Chiquito de la Calzada, en la que participarán humoristas de Málaga así como el dibujante de SUR Ángel Idígoras. Será el primer domingo día 12.

 

Fotos

Vídeos