Gente de feria

Una feria en hermandad

Una feria en hermandad

Muchas son las hermandades y cofradías que participan en la Feria de Málaga con sus propias casetas, ofreciendo servicio de comida y espectáculos en directo

JOSÉ MIGUEL RAMÍREZ

Muchas son las hermandades y cofradías que participan en la Feria de Málaga con sus propias casetas, ofreciendo servicio de comida y espectáculos en directo. Este es el caso de la trinitaria Hermandad de la Salud, que aprovecha estos días para abrir la terraza de su Casa Hermandad y ofrecer a todos los malagueños unos días de fiesta inolvidables. Muchos simpatizantes de la Hermandad colaboran en la barra instalada en una terraza decorada bajo la temática de 'Vinos de Málaga' cuidando todos los detalles al máximo.

Desde el año 2014 se escoge una temática diferente, como por ejemplo los verdiales, los abanicos o las biznagas. «Este año, tenemos unos toldos que imitan las parras de las que cuelgan uvas del color del vino de Málaga», explica Francis Parrales, vocal de Protocolo y Comunicación de la Hermandad de la Salud. Esta corporación ya lleva más de una década participando de forma activa en la Feria de Málaga. «Esto empieza en el mismo momento en el que se construye la Casa Hermandad. En 2008 ya teníamos caseta de feria, al principio abríamos en las vísperas de festivos y en los propios festivos, pero venía poca gente», detalla Parrales.

Es una terraza que ha ido evolucionando con el paso de los años y hoy en día es uno de los referentes cofrades en estas fechas. «El año 2014 supuso un punto de inflexión, en la Hermandad muchos somos decoradores de interiores o escaparatistas y le damos vida a nuestra terraza», comenta Francis Parrales. Un elemento que llama mucho la atención es su 'photocall'. «La gente sube en el ascensor, se hace la foto de recuerdo y se van. Está adornado con etiquetas de los vinos de Málaga, muchos desaparecidos ya», comenta el hermano de la Salud.

Para poder llevar a cabo todo esto participan muchas personas durante el proceso de montaje y en los días que dura la feria. Todo esto tiene una clara finalidad. «La feria supone un empuje que va destinado a nuestra obra social y a paliar los distintos gastos de cofradía», explica el miembro de Junta de Gobierno. Lo importante de todo esto es la unión entre hermanos; ell último día de feria ya se sientan para pensar en ideas para el próximo año, comienza la investigación para plantear una nueva temática. «Además de trabajar, se pasa un buen rato. Cuando acabamos por las noches el montaje comienza la convivencia, los veteranos cuentan sus historias y los más jóvenes hacen sus preguntas», desvela Francis Parrales. Esto es un claro ejemplo de que las cofradías también se implican en eventos de la ciudad como es la Feria de Málaga, para hacer disfrutar a todos los visitantes y pasar unos buenos días de convivencia.

Más en vídeo