«Hay que estudiar por qué el público no viene a los toros»

Lea Vicens se adorna ante uno
de los astados con su sombrero
en la testuz del animal
durante su actuación a
lomos de uno de sus
equinos. :: hugo cortés
/
Lea Vicens se adorna ante uno de los astados con su sombrero en la testuz del animal durante su actuación a lomos de uno de sus equinos. :: hugo cortés

El empresario de La Malagueta, José Carlos Escribano, hace su balance del desarrollo de los festejos de la feria

MANUEL GARCÍA

Con el festejo de ayer culminó la feria taurina de Málaga de 2018 y el empresario del coso, José Carlos Escribano, atendió a SUR en el callejón para hacer balance del desarrollo de las corridas celebradas durante la semana. «Hemos dado un paso más consolidando la Feria de Málaga. A nivel artístico creo que todos los días ha ocurrido algo, con el gran colofón del sábado con la plaza llena y un triunfo potente con Enrique Ponce y Roca Rey. Ha merecido la pena venir a Málaga. No cabe duda que la presión del toro ha dado un buen paso, se ha consolidado, no ha habido problemas con los equipos veterinarios más allá de los normales. Nuestro balance artístico es bueno», comentó.

Para Escribano lo mejor ha sido «la tarde completa y de éxito del sábado junto con la faena de Fortes del viernes, que fue de muchos quilates. Nuestro torero malagueño que está en todas la ferias», reconoció, y lo peor «la tarde del jueves, donde no hubo el nivel exigido a las figuras a la hora de estar en una plaza de primera categoría. Faltó un compromiso mayor pero también faltó público», se sinceró. En cuanto a la asistencia de aficionados tampoco se mostró contento. «Hemos hecho una promoción fuerte basada en las redes sociales y las nuevas tecnologías, incorporando a la gente joven a medio y largo plazo, una campaña intensa en los medios de comunicación tradicionales y no ha habido un incremento de público. Hay que estudiar bien el próximo invierno qué está ocurriendo para que el público en general no venga a los toros», explicó. Como posibles causas adujo «la longitud del abono de la feria que habría que repensar, no sólo en Málaga, y para que este sector sea sostenible debería tener una relación entre los honorarios y la facturación en taquilla», aseveró. Entre las opciones a llevar a cabo planteó establecer «cuatro o cinco festejos en la feria de agosto y hacer un par de fines de semana potentes donde lo taurino tenga presencia y se ligue con otras actividades culturales que hay en Málaga».

Sobre el ganado afirmó que «ha tenido una buena presentación con unos resultados importantes. Destacaría un par de toros de Lagunajanda y el conjunto de la corrida de Fuente Ymbro y dos o tres toros de Núñez del Cuvillo, bravos, además de la de Juan Pedro Domecq y la que estamos viendo hoy (por ayer) de Fermín Bohórquez. Hemos solucionado lo que antes era un problema y se ha consolidado el tema del ganado. No ha habido protestas y eso es un paso más que hemos dado», concluyó.

Por otro lado, el final del abono no tuvo ayer una respuesta masiva de asistencia a la plaza aunque se animaron los tendidos. En primer lugar, el maestro Pablo Hermoso de Mendoza sonsacó los primeros pañuelos de la tarde en una faena que quedó muy del gusto del navarro tras conseguir una oreja. «Ha sido un toro con mucho son con mucho ritmo y las reuniones con 'Berlín' (uno de sus equinos) y los cambios por los adentros ha sido de antología», dijo.

Asimismo, con Lea Vicens no tuvo el mismo resultado con el primero de su lote, aunque con el segundo la gente se volcó de verdad. Tanto fue así que tras la vuelta al ruedo desde el burladero de la Diputación el gran aficionado Juan Manuel del Pozo le animó a que diera otra vuelta y el público se sumó a la petición y la joven rejoneadora accedió, pese a que no estaba muy contenta con la decisión de la presidencia. «Estoy un poco decepcionada con los trofeos. Cuando te lo pide una plaza entera y te lo niegan te duele un poco, pero bueno, no pasa nada. El público estaba volcado conmigo y lo importante es haber hecho que la gente esté feliz con un toro bueno», explicó, antes de felicitar al ganadero Fermín Bohórquez.

Por su parte, con Guillermo Hermoso de Mendoza, hijo de Pablo, quien seguía con detalle la faena de su progenitor, tuvo una buena aceptación del respetable en el día de su presentación como rejoneador en La Malagueta. «Ha sido un toro con mucha calidad, mucho ritmo y lo he disfrutado. La pena, la espada», dijo.

Entre las caras conocidas estaba Simón Casas, empresario de Las Ventas, y el diputado de Cultura de la Diputación, Víctor González.

Capote de Paseo

Las votaciones del Capote de Paseo de este año, a falta de la deliberación final del jurado, apuntan a que se dilucidará entre Enrique Ponce, con 116,40 puntos, y Saúl Jiménez Fortes, con 115,55 puntos, ya que Roca Rey ha obtenido un total de 100,60 puntos, pese a que abrió la puerta grande, y detrás de Miguel Ángel Perera, que obtuvo 103,95 puntos.

 

Fotos

Vídeos