Camela cuelga el cartel de aforo completo

Camela, en un momento de la actuación./Eduardo Nieto
Camela, en un momento de la actuación. / Eduardo Nieto

La tecno-rumba inunda el auditorio de Cortijo de Torres tras la actuación del humorista El Morta

SANDRA MIRAS

¿Quién no ha usado alguna vez un bolígrafo bic para rebobinar la cinta de Camela una y otra vez? ¿Quién no ha pedido 'Sueño contigo' en alguna boda o fiesta del pueblo? La tecnorumba llegó en 1994 y revolucionó el panorama musical. 25 años después Camela 'rebobina' sus mejores éxitos y sigue estando presente en el mundo de la música.

Tras la apertura de puertas a las 21.30 horas de la noche, el Auditorio Municipal empezó a llenarse. 9.000 personas se congregaron para recibir al dúo musical Camela completando el aforo. «Desde las siete de la tarde estoy haciendo cola para mi cuñada», aseguró Paola Parejo. Y es que Camela sigue levantando pasiones. «He salido del trabajo y me he venido para acá», indicó Estefanía Rodríguez, la cuñada, quien vestía una camiseta con el nombre de 'Camela' y una foto de ambos componentes.

El auditorio se llenó para ver el concierto del dúo.
El auditorio se llenó para ver el concierto del dúo. / Eduardo Nieto

Se vivió un auténtico fenómeno fan. Interminables colas para entrar que se resumía en 30 minutos de espera para poder acceder al recinto. «Es que esto es historia de España», afirmó Miriam Torres, quien se colocó en primera línea de batalla para darlo todo. El público empezó a corear los estribillos más conocidos del dúo madrileño mientras esperaban a sus ídolos. Cuando se apagaron las luces y sonaron los primeros acordes, el auditorio completo se vino abajo. «Es un honor, un lujo, un privilegio estar una vez más en la feria», comentó Dioni Martín al inicio del concierto tras cantar 'Escúchame'.

Los niños, que no eran pocos, cantaban las canciones más sonadas, mientras que sus padres interpretaban a pleno pulmón aquellas estrofas que un día bailaron siendo jóvenes. «Desde que tenía 10 años escuchaba a Camela. Y ahora tengo 34 y soy madre. Camela es mi adolescencia», comentó Carmen Pascual, quien asistió al concierto con sus pequeños. «Es como revivir», afirmó.

Y es que nunca el nombre de un recopilatorio estuvo tan acertado. 'Reboninado' hace un repaso de los éxitos del grupo. Esas mismas canciones que hicieron saltar, cantar y gritar al público malagueño. Unos asistentes eufóricos que cantaron 'Cuando zarpa el amor' como si fuese el último gran éxito de Camela. Un aforo entregado que no necesitó que se le diera pie para continuar la estrofa de 'Sueño contigo'. Un auditorio rendido con 'Nunca debí enamorarme'. Un público a los pies de Camela. «Es como volver a la infancia. Se me eriza la piel», comentó Sonia Salguero.

Para Camela ese sentimiento del que habla Sonia o de cómo revive Carmen con su música es su mayor recompensa. «A Camela nunca le ha faltado el único premio, verdadero y real que es vuestro cariño. Si Camela lleva 25 años aquí es gracias a vosotros», dijo Ángeles Muñoz agradecida, porque los asistentes cantaron y saltaron hasta el final, demostrando lo que es y significa Camela para ellos.

El humorista El Morta.
El humorista El Morta. / Eduardo Nieto

Una noche más de feria, pero que será recordada por esa asistencia masiva al Auditorio Municipal. Donde, tras la actuación humorística de El Morta, la tecno-rumba inundó cada uno de los rincones del aforo haciendo que todas las personas asistentes rebobinaran su memoria y se transportaran a su juventud.