El Pacma confía en que a la quinta será la vencida

La candidata del Pacma a la Moncloa, Laura Duarte, en la sede del partido en Madrid. :: óscar chamorro/
La candidata del Pacma a la Moncloa, Laura Duarte, en la sede del partido en Madrid. :: óscar chamorro

El partido animalista aspira a lograr, al menos, un diputado por las provincias de Madrid, Valencia o Barcelona

ANDER AZPIROZ

El Pacma acaricia con los dedos su primer escaño en el Congreso. Desde su nacimiento en 2003, la formación animalista ha participado en cuatro elecciones generales y varias municipales, autonómicas y europeas. En ninguna de estas citas logró representación institucional a causa de la ley electoral, pero su crecimiento ha sido exponencial en cada convocatoria.

En los comicios del 26-J, la formación logró casi 300.000 votos que se tradujeron en cero escaños. Por contra, Coalición Canaria obtuvo una diputada con apenas 78.000 apoyos y EH Bildu otros dos con 184.000. Más aún, las mil papeletas que el PNV le sacó al Pacma en aquellas elecciones generales supusieron cinco actas para los nacionalistas vascos.

LA CLAVE

A la quinta puede ser la vencida. Madrid, Barcelona y Valencia son las grandes esperanzas de cara al 28-A, si se supera en estas provincias la barrera mínima del 3% de los sufragios que abre las puertas de la Cámara baja. «Si con 500.000 votos nos quedásemos sin escaño por la ley electoral sería un escándalo», resalta la candidata del Pacma a la Moncloa, Laura Duarte. Lograr ese medio millón de papeletas es el objetivo que se ha marcado la formación en estas elecciones

Barcelona, Madrid y Valencia son las provicias en las que el Pacma tiene más posibilidades

De lograr algún escaño, los animalistas se verían las caras en la Cámara baja con toreros y defensores de la caza. Están dispuestos a dar la batalla, especialmente contra la tauromaquia, que fue el embrión de lo que daría lugar después a esta fuerza política. En opinión de Duarte, los fichajes de Vox o el PP no son fruto de la casualidad, sino una respuesta al trabajo que ha realizado el Pacma a lo largo de los últimos años. Lejos de arrugarse, la candidata considera positivo que los dos bandos se puedan medir en el Parlamento, porque así la ciudadanía podrá sacar sus propias conclusiones, sostiene.

En un panorama como el que arrojan las encuestas, la mayoría absoluta de los 176 escaños podría depender de uno o dos diputados. Y esos, precisamente, podrían ser los del Pacma. ¿Estarían dispuestos a pactar los animalistas con otras fuerzas políticas? «Pondríamos nuestras condiciones aunque somos conscientes de que no todo lo que queremos podrá salir adelante», responde Duarte. Pese a esta voluntad de negociar expresada por adelantado, no parece que el Pacma vaya a ser un interlocutor sencillo. Que se lo pregunten a Podemos. Los de Pablo Iglesias trataron de atraer a los animalistas a su candidatura en las generales de 2015, pero estos pusieron como condición que en el programa electoral figurase la prohibición de la tauromaquia. La formación morada no accedió y ahí se terminaron las conversaciones. Duarte lo deja claro: «No pretendemos ser un freno a la legislatura, pero no regalaremos nuestros votos».

Esperanza en Europa

El primer objetivo es el Congreso, pero donde más esperanzas ha depositado el Pacma es en las europeas del 26 de mayo, donde el sistema electoral no le perjudica. Medio millón de votos podrían suponer hasta dos asientos en la Cámara de Estrasburgo. Es uno de los motivos por los que la presidenta del partido, Silvia Barquero, encabezará en estas ocasión la lista a la Eurocámara en vez de la de las generales.

Pese a la ilusión depositada en este maratón electoral, el Pacma es consciente de sus limitaciones. Una de las principales es la financiera. Mientras PSOE, PP, Unidas Podemos y Ciudadanos desembolsarán millones de euros para su campaña, los animalistas cuentan con un presupuesto que «ni de lejos llegará a los 100.000 euros». «Y aún así es una maravilla», afirman antes de recordar que en las elecciones andaluzas de diciembre se gastaron apenas 3.000 euros. Dados los escasos recursos, el Pacma concentrará sus esfuerzos en Madrid y Barcelona, donde celebrarán actos abiertos para atraer a la ciudadanía. El objetivo es el primer escaño en el palacio de la Carrera de San Jerónimo.

votos y cero escaños logró el Pacma el 26-J. Coalición Canaria con tan sólo 78.000 logró una diputada en la Cámara baja.