Un pacto a cuatro puede desalojar de la Alcaldía de Marbella a Ángeles Muñoz

Un pacto a cuatro puede desalojar de la Alcaldía de Marbella a Ángeles Muñoz

La llave del gobierno queda en manos de Opción Sampedreña, que se convierte en la clave pese a haber perdido uno de sus tres ediles

HÉCTOR BARBOTTAMarbella

Los resultados electorales en Marbella han abierto la puerta a un posible cambio político en el Ayuntamiento. Tras dos mayorías absolutas desde la recuperación de la normalidad democrática en 2007, el Partido Popular de Ángeles Muñoz se ha quedado a un escaño de obtener la tercera. La alcaldesa se expone ahora a perder su bastón de mando si se consuma la posibilidad con que la propia candidata popular ha venido advirtiendo durante toda la campaña: un posible pacto a cuatro que integraría en un mismo gobierno al resto de los grupos que han obtenido representación en el Ayuntamiento: el PSOE, Opción Sampedreña, Costa del Sol Sí Puede e Izquierda Unida. Anoche, en la sede socialista, su candidato, José Bernal, visiblemente emocionado y sin ocultar sus lágrimas, fue aclamado por los simpatizantes socialistas al grito de ¡Alcalde, alcalde!

El Partido Popular, en cuya sede se palpaba la desolación, se dejó más de 3.500 votos desde las elecciones municipales de 2011, cuando una ola de votos populares tiñó de azul todos los ayuntamientos de la Costa del Sol. Esta pérdida de votos se tradujo en dos ediles menos: el que tenían de colchón sobre la mayoría absoluta y el que los puede enviar a la oposición si es que prospera el acuerdo cuatripartito.

Por el contrario, el PSOE ganó poco menos de mil sufragios y obtuvo un edil más para situarse en ocho, lejos todavía del PP pero cerca de un posible acuerdo de gobierno. Ya en los comicios europeos del año pasado, en los que los socialistas consiguieron ser la lista más votada en Marbella después de diez años, y en las autonómicas de marzo, donde se colocaron sólo a mil votos por detrás del PP, el PSOE había dado muestras de una cierta fortaleza.

Sin embargo, el vuelco político del Ayuntamiento y el corrimiento hacia la izquierda del paisaje electoral lo ha marcado la irrupción de Costa del Sol Sí Puede, el partido instrumental impulsado por Podemos y Equo que ha conseguido dos ediles y que, contra lo que podía preveerse, no lo ha hecho a costa de Izquierda Unida, que ha conseguido mantener su grupo municipal también con dos concejales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos