El candidato socialista... y rockero

Víctor Navas, vocalista y bajo del grupo Cucaracha Dandí, lidera la lista del PSOE a la Alcaldía de Benalmádena

Víctor Navas es vocalista del grupo Cucaracha Dandí, con dos discos en el mercado, 'Ajo y agua' y 'Más difícil todavía'. /
Víctor Navas es vocalista del grupo Cucaracha Dandí, con dos discos en el mercado, 'Ajo y agua' y 'Más difícil todavía'.
ALBERTO GÓMEZ

Hay algo de rock, casi de heavy metal, en las intervenciones de Víctor Navas en los plenos del Ayuntamiento de Benalmádena. Con su actitud combativa, el candidato socialista se ha convertido en la pesadilla del equipo de gobierno del PP durante esta legislatura, en la que ha pasado de quedarse fuera de la corporación municipal -entró en 2012, tras la renuncia de uno de sus compañeros- a liderar la lista del PSOE a la Alcaldía. Pero antes de su peculiar aterrizaje en política, Navas había militado en un mundo bien distinto: el de la música.

El candidato socialista es vocalista y bajo eléctrico de Cucaracha Dandí, un grupo que hilvana géneros tan dispares como el jazz, el funky, el rock o los sonidos latinos y que publicó su primer disco de estudio en 2007. Fundada a mediados de los noventa, primero bajo el nombre de Los Centollos, la banda ha girado por toda Andalucía con un método de trabajo consistente en reinvertir en proyectos discográficos el dinero obtenido en los conciertos. Así lograron autoproducir su segundo trabajo, 'Más difícil todavía', con el que llegaron a tocar en escenarios como el del Teatro Echegaray y cuyo primer videoclip fue dirigido por el cineasta malagueño Enrique García.

Fue precisamente durante una conversación tras un concierto cuando el secretario general del PSOE en Benalmádena, Javier Carnero, comenzó a mascar la idea de que Navas ocupara un lugar en la candidatura presentada por los socialistas a las municipales de 2011. Desde entonces, su carrera política ha sido meteórica, tanto que llegó a plantar cara al propio Carnero compitiendo con él en las primarias del año pasado, un conflicto interno que se resolvió con la retirada del exalcalde y la presentación de una única lista de consenso liderada por Navas. «Me he sentido muy apoyado, quizá porque no soy el típico político de despacho», afirma el candidato y músico.

No opina lo mismo la alcaldesa, Paloma García Gálvez (PP), incapaz de destacar algo positivo de su labor en la oposición: «Me ha defraudado tanto que no puedo ver nada bueno. Lo único que ha hecho Navas es utilizar conversaciones privadas en redes sociales, tergiversando frases y situaciones. Todas sus críticas han sido destructivas». La actividad del líder socialista en Twitter es frenética y en ocasiones kamikaze. Sobre la remodelación del acceso a Arroyo de la Miel, para cuyo inicio de obras los Presupuestos Generales del Estado contemplan una partida de dos millones de euros este año, Navas publicó el pasado 29 de abril: «14,7 millones dice que cuesta. Sólo ha conseguido dos. ¿Piensa robar el resto?». El desafortunado comentario da una muestra de la pésima relación existente entre ambos. Pero, ¿y si tuviera que dedicarle una de sus canciones a la alcaldesa? Navas, también letrista de su grupo, lo tiene claro: «Sería 'Ajo y agua', un tema que habla sobre la resignación».

Ingeniero de profesión

Ingeniero informático de profesión y padre de dos niños, el candidato más rockero de la provincia cita entre sus grupos y artistas de cabecera a Tabletom, Kiko Veneno, Blur, Kiss o Bob Marley y confiesa su predilección por adaptar clásicos de los ochenta, como 'Luka', de Suzanne Vega, a los sonidos de Cucaracha Dandí. Además de por Navas, la banda está compuesta por Nacho López (guitarra), Andrés Luengo (batería), Manuel Domínguez (percusión), Javier Gámez (metales) y Juan Diego Valenzuela (metales) y ya ultima los detalles de su tercer disco de estudio, que tendrá como título 'Parafraseando'.

«Duermo una media de cinco o seis horas al día. Tengo que compaginar la campaña con los ensayos, el trabajo y la vida familiar, pero no pierdo ni un minuto viendo la televisión y mi madre decía que de pequeño ya era hiperactivo, así que no me quejo», explica sobre su poliédrico modo de vida. Puro rock.