¡Qué pesados los de la megafonía electoral!

Roberto hace campaña por su partido en bici. Dice que aspiran a «influir desde la base»./Y.V.
Roberto hace campaña por su partido en bici. Dice que aspiran a «influir desde la base». / Y.V.

Roberto, cabeza de lista por Logroño con 'Por Un Mundo Más Justo' hace campaña en bici y sin ruido. Me desquicia que pidan el voto a gritos

YOLANDA VEIGA

Encontramos a Roberto, un cubano afincado en Bilbao, a los pedales haciendo campaña. No 'spinning' en grupo y con zapatos como los del PNV en la apertura de campaña. Roberto pedalea de verdad y arrastra un cartelote de 'Por Un Mundo Más Justo'. No solo milita, va también de cabeza de lista por Logroño. Se presentan desde 2004 con la ecología y la erradicación de la pobreza como banderas, propósitos muy nobles que tienen el éxito que tienen: puñaditos pequeños de votos que no dan ni de lejos para un escaño ni una triste concejalía de pueblo. Se disculpa por entregar el programa en papel -«todo el mundo no se maneja en internet»-, una hojita donde se aprietan 24 propuestas: duplicar el número de jueces hasta llegar a los 20 por cada 100.000 habitantes «como en Portugal», eliminar los billetes de 50 o permitir a los trabajadores con mayores o hijos a su cargo ausentarse cada día una hora del trabajo, sin sueldo. Una propuesta muy interesante y práctica por la conciliación.

LA CLAVE

Los mítines.
¿Qué sentido tienereunir a los afines en una plaza de toros? ¡Si ahí están ya todos decididos!

Lamenta Roberto que como nunca salen por la tele la gente no les conoce y más de uno le para y le preguntar si es de Vox. A veces es él el que para a la gente, a los conocidos vaya: 'Oye, acuérdate de nosotros el día 28'. Y el otro asiente, saluda y enfila el paseo con la mujer, que está la mañana de domingo francamente agradable. Lo de la bici no es mal plan dominical tampoco, pero resulta cansado porque hacen turnos de cuatro horas -«como mucho, paramos para tomar un café e ir al baño»-. No es que no les llegue para un coche, que tampoco, porque como no tienen representación parlamentaria no reciben subvenciones y se apañan con lo que aflojan los simpatizantes. Lo de la bici es una cuestión de coherencia. No se explicaría el voceo desde el coche en un partido ecologista. Por cierto qué cutre queda ya eso. Y qué molesto. No hay derecho a que a una le despierten a la hora de la siesta con la megafonía. Es para asomarse a la ventana, anotar la matrícula y no votarles jamás. Así se cura también la indecisión, por la vía del descarte.

Empate a 24

Por cierto que la confusión que sufren los de 'Por Un Mundo Más Justo' con Vox igual tiene que ver con las 24 propuestas, porque los de Santiago Abascal también tienen 24, o tenían al menos. Las recibí hace un mes por WhatsApp. Bip, bip, bip (menos mal que no tienen 500 como el PP). Tras el susto inicial, el mosqueo, porque no son formas de hacer campaña. En la foto de perfil del remitente, un señorón en una excursión de domingo, con el mar de fondo. Llamé para rechazar el envío y me dijeron que había sido un error, que los 'wasaps' en realidad se los quería mandar a su hija, que tiene un número muy parecido al mío. Mejor que fuera un asunto de familia y no el último grito en modos de hacer campaña. Son preferibles los mítines, menos invasivos. Con no ir, se arregla el asunto. Pero tendrían que darle una vuelta. Será que la indecisa es de natural escéptica, pero ¿qué sentido tiene montar un sarao para los afines? ¡Si ahí todos están decididos! Roberto lo piensa y no se imagina siendo ovacionado por los vecinos de Logroño... Que hoy es Logroño y la próxima igual es Teruel, uno va donde hace falta. Arrea con la bicicleta, que aún le queda un rato, y nos despide con un consejo: «El problema de los plásticos en el mar es tremendo, y nadie hace caso. No comas nunca un pescado que sea más grande que tu mano. Porque a mayor tamaño, más riesgo de que esté contaminado».