Errejón, sobre las encuestas: «Lo estamos rozando con los dedos»

Íñigo Errejón y Alberto Garzón en el mitin de La Coruña./
Íñigo Errejón y Alberto Garzón en el mitin de La Coruña.

El dirigente de Podemos proclama que "no hay ciudadanos malos, hay gobernantes malos que van a abrir la puerta del despido a los gobernantes malos"

EUROPA PRESSla coruña

El candidato número tres de Unidos Podemos, Íñigo Errejón, ha apelado a las últimas encuestas publicadas, que le otorgan un 26% de intención de voto y el 29% al PP. "Lo tenemos al alcance, lo estamos rozando con los dedos", ha proclamado el dirigente de Podemos, quien se ha mostrado seguro de que si se siguiesen publicando estudios demoscópicos el resto de la semana se vería que, cada día, se "recorta" más distancia.

"Lo tenemos al alcance de la mano, no pasa siempre que la gente sencilla pueda inclinar la balanza", ha enfatizado en un mitin en A Coruña seguido por varios miles de personas, entre los asistentes que abarrotaron los Jardines de Méndez Núñez y quienes lo hicieron por internet. Eso sí, Errejón ha llamado a la "gente sencilla" a que siga con el boca a boca en lo que queda de campaña hasta el próximo domingo, porque están "en condiciones de hacer historia" y "darle un porvenir a este pueblo".

Errejón ha apelado en todo momento a dar un cambio emanado de la unión de "nietos y nietas" unidos con sus "abuelos y abuelas", y ha buscado de nuevo a todos los desencantados con las fuerzas políticas "tradicionales". "Sólo saldremos de la crisis juntos", ha aseverado Errejón, quien ha llamado a "rehacer el acuerdo intergeneracional" con los mayores de este país que dejaron "cumplieron" con su "herencia" y ahora, ha proclamado: "Perdón por llegar tarde, pero hay una rebelión en marcha en nuestro país".

"Oportunidad de que se acabe la impunidad"

Sobre las encuestas, el número tres de la candidatura por Madrid, que ha insistido en que el próximo domingo se presenta "la oportunidad de que se acabe la impunidad", ha apelado a su presencia en un debate televisivo para concluir que 'esa encuesta' en la que él se vio insultado y atacado demuestra que lo están "tocando con los dedos".

"Los representantes de los partidos políticos tradicionales dedicaban el grueso de su tiempo a insultarnos. Es la mejor encuesta, salen a conservar, a insultar, a defender lo que hay; les gustaría que el árbitro pitara ya. Pero nosotros a seguir explicando, a no equivocarnos de adversario, y representar un futuro que ya viene", ha enfatizado, lanzando de este modo, también, un mensaje al PSOE de Pedro Sánchez, a quien Podemos mantiene la mano tendida para gobernar.

Al hilo de ello, Errejón ha asegurado que su candidatura "no se ha confundido". "Hay que conformar un gobierno con el PSOE, que escuche a su gente", ha insistido, tras lo que ha asegurado que el próximo domingo será un "referendo entre el pasado y el futuro". "No estamos para tirar una moneda al aire, nosotros no creemos que el problema del PP se llame Mariano Rajoy: el problema del PP se llama Partido Popular y solo se regenera en la oposición", ha remarcado.

El candidato de Unidos Podemos ha vuelto a poner el acento en que "están muy cerca de ganar al PP", por lo que es "importante" cada "puñado de votos" que se logre. Asimismo, en su discurso, que acabó con la proclama de "el pueblo es quien ordena", también defendió el derecho a decidir de los pueblos.

Buenos y malos

Después de que el presidente del Gobierno en funciones y candidato a la reelección por el PP, Mariano Rajoy, previniese frente a los "malos", que serían los integrantes de la candidatura Unidos Podemos, Errejón ha también ha aprovechado su intervención en A Coruña para avisar de la "dialéctica peligrosa" que supone la disyuntiva formulada. "No creo que la gente que vota al Partido Popular sean malos", ha introducido, antes de remachar que lo que hay es "gobernantes malos".

Errejón se ha mostrado convencido de que entre los votantes del PP hay "desahuciados" y personas que han visto "recortados" sus derechos mientras se hacían "amnistías a los ricos". Así, y seguro de que "muchos han enrojecido", a asegurado que se han vuelto "conscientes de que hay que abrir las puertas al futuro".

"No hay ciudadanos malos, lo que hay son gobernantes malos que se codean con mafiosos, que roban a los pobres para dárselo a los ricos mientras que destruyen y enchufan en consejos de administración". "No hay ciudadanos malos, hay una mayoría en marcha que le va a abrir la puerta del despido a los gobernantes malos", ha proclamado.