Estos son los únicos motivos por los que puedes librarte de acudir a una mesa electoral

Estos son los únicos motivos por los que puedes librarte de acudir a una mesa electoral

Problemas de salud, discapacidades, ser mayor de 65 años o tener al cargo menores y dependientes son las «excusas» más comunes

EFE/ LAURA BLANCOSEVILLA

Dos parejas para quienes el 2D será muy especial, al casarse, y tres monjas -una de clausura- son algunos de los más de 2.000 sevillanos que se han librado de la mesa electoral, pero no cuela lo que alguno ha intentado, reservar un viaje en internet a última hora sin pago adelantado y cancelación gratuita.

Problemas de salud, discapacidades, ser mayor de 65 años o tener al cargo menores y dependientes son las «excusas» más comunes en las Juntas Electorales. También viajes programados, como es el caso de Virginia, a la que le ha tocado ser suplente segunda de vocal en una mesa del barrio de Amate y asegura «que no me importaría, pero es que tengo un viaje a Roma y el vuelo sale a las 7 de la mañana».

Tras haber presentado las reservas del vuelo y el hotel, con los correspondientes recibos de pago, ya puede irse tranquila con el certificado que acredita que la Junta Electoral ha revisado su caso y aceptado el motivo esgrimido, como el 90 % de los presentados.

Eso sí, no vale la táctica, que algunos han intentado según relatan los funcionarios que atienden al público, de reservar un viaje por internet una vez recibida la citación para estar en una mesa electoral.

Hay que presentar comprobante de haber pagado, porque hoy en día las reservas por internet sin pago adelantado y con cancelación gratuita permiten una picaresca que no pocos han intentado sin éxito.

Las renuncias a la mesa electoral presentadas este año también reflejan una realidad social muy actual, la segunda oleada migratoria que está llevando a muchos jóvenes andaluces a buscarse la vida en el extranjero. Son varios los que han acreditado estar estudiando o trabajando fuera, como un joven emigrante a Japón cuyo padre tuvo que traer el contrato de trabajo de su hijo en el país nipón (con un poder escrito, cualquier persona puede hacer el trámite).

Dos parejas de novios que se casan este domingo también se encuentran entre las renuncias aceptadas -previo justificante de tener la fecha reservada en la Iglesia o Ayuntamiento correspondiente y de haber pagado el convite-; así como una monja de clausura y otras dos religiosas que han acreditado sus obligatorios quehaceres en un comedor social.

Y junto a quienes buscan como sea 'escaquearse', están los voluntarios como Clara, de 20 años, que presidirá una mesa en Sevilla Este tras apuntarse junto a dos amigos «por la experiencia y también por el dinerillo». Quienes forman parte de las mesas electorales, voluntarios o forzosos y sea cual sea su puesto, reciben 65 euros como dieta.

Los candidatos, los profesionales de los cuerpos y fuerzas de seguridad, los religiosos, los mayores de 65 años o las personas con discapacidad están excusados de este deber de todo ciudadano mayor de 18 años que sepa leer y escribir.

Por cierto, también hay personas analfabetas que han acudido a renunciar y en varios casos el problema es que en los datos estadísticos para el censo oficial «mintieron por vergüenza y consta que tienen estudios», por lo que deben acreditar lo contrario.