Pablo Iglesias acusa a Susana Díaz en Sevilla de haber elegido Andalucía como «segundo plato»

Pablo Iglesias, Teresa Rodriguez, Antonio Maillo y Alberto Garzón, en Sevilla. / AFP

Adelante Andalucía reúne en su acto central de campaña a 3.000 personas en el primer mitin con líderes nacionales

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Una campaña andaluza. En todo momento esa fue –y está siendo– la intención de la confluencia de Izquierda Unida y Podemos para las elecciones del 2 de diciembre. Adelante Andalucía apenas celebrará a lo largo de estos días dos mítines con líderes nacionales: el que cerrará la campaña en Málaga el próximo viernes, y el que tuvo lugar este sábado en Sevilla ante unas 3.000 personas.

Además de la pareja de candidatos –Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo–, las dos formaciones sacaron la artillería pesada con la presencia de sus máximos líderes nacionales, Alberto Garzón y Pablo Iglesias. Éste último aprovechó su intervención para cargar muy duramente contra Susana Díaz, a la que acusó directamente de no tener a Andalucía como una prioridad.

Así, Iglesias lanzó varias preguntas a sus seguidores y cuyas respuestas ya conocían: «¿Hubiera sido posible la moción de censura si Susana Díaz hubiera ganado las primarias del PSOE o seguiría gobernando Mariano Rajoy?; ¿hubiera sido posible este acuerdo de presupuestos si Susana Díaz hubiera ganado esas primarias o hubiera preferido un acuerdo como el de Cs, que subía el SMI un 1 por ciento frente al 21 por ciento que hemos acordado?», cuestionó.

Sobre esto mismo, el líder de Podemos se preguntó qué significa Andalucía para Susana Díaz. «¿El segundo plato tras perder las primarias?»,insistió Iglesias. «Necesitamos una Andalucía que vuelva a ser protagonista de la historia de España: necesitamos, frente a los profesionales del odio y el rencor, una Andalucía que sea portadora de un sentido de fraternidad; necesitamos, frente a los defensores de los privilegios, una Andalucía que haga la bandera verde y blanca la bandera de la solidaridad y la justicia social», añadió.

Más

A su juicio, Adelante Andalucía no es solo es el nombre de una coalición electoral, sino una señal que marca «un compromiso histórico en España para una España más justa, más solidaria, más fraterna, verde, blanca y verde», argumentó Iglesias.

Como viene siendo habitual en el argumentario de Adelante Andalucía, el secretario general de Podemos recordó los hechos ocurridos en esta comunidad autónoma hace 40 años. «Entonces se construía un nuevo país y las élites miraban hacia el norte, pero Andalucía no estaba invitada a las reuniones donde se decidía el futuro del país. Términos como nacionalidad histórica estaban reservados para otros territorios pero no para Andalucía», relató Iglesias.

De esta manera, el máximo responsable del partido 'morado' continuó el relato con la llegada del 4D de 1977 y el 28F de 1980, en los que llegó el pueblo andaluz a decir en Madrid «que no se podía construir España sin Andalucía». «Este pueblo se ganó su derecho a ser reconocido como nacionalidad histórica frente a las élites y frente a un gobierno que miraba hacia el norte», sentenció.

«Soy la alternativa»

Aún con la resaca de la entrevista publicada por SUR en la que anunciaba que «ni muerta» pactaría con el PSOE, Teresa Rodríguez –que fue recibida a gritos de 'presidenta'– se reivindicó como la «alternativa» a Susana Díaz. «Vamos los segundos y podemos ser los primeros», sostuvo, a la para que criticó a «las derechas», en alusión a PP-A y Ciudadanos, que hablen de cambio, si dicho cambio significa «cambiar el partido de los ERE por el partido de la Gürtel».

La también coordinadora general de Podemos Andalucía preguntó a la presidenta de la Junta en qué estabilidad está pensando, «si en la de Andalucía o en la suya propia». «Tengo la obligación de presentarme no como opositora, sino como alternativa a Díaz. Soy candidata a la Presidencia igual que ella, que no va a ganar esta vez las elecciones», señaló Rodríguez ante el auditorio más grande que han reunido en la primera semana de campaña.

Guzmán Ahumada reclama la retirada de la sentencia contra Blas Infante

Con el mitin central de telón de fondo, el número dos de la lista de Adelante Andalucía por Málaga, Guzmán Ahumada, anunció que desde el gobierno o la oposición van a exigir al Ejecutivo central que se anule la sentencia que pesa sobre Blas Infante, «una sentencia franquista por el hecho de defender Andalucía y que no es la única vigente», argumentó.

Ahumada también aludió a Manuel José García Caparros y a que se siga sin conocer la verdad «de quienes mancharon con sangre el día que Andalucía se levantó».

Por su parte, la número tres de la candidatura, Vanessa García, explicó que la Ley de Memoria Histórica es para Adelante Andalucía algo más que una normativa: «Es el compromiso con las víctimas, los familiares y los movimientos memoralistas y es nuestra voluntad política poder, por fin, ponerle voz y recuperar la verdad, la justicia y la reparación», matizó.

García anunció entre las medidas incluidas en el programa un plan plurianual dotado con presupuesto para la exhumación de fosas comunes, fondos para pruebas de ADN realizadas desde la Universidad, personal cualificado y la firma de un compromiso de retirar los nombres franquistas de calles y edificios. «Es importante la educación y que desde las escuelas se hable de memoria democrática. También la divulgación a través de los medios de comunicación. Susana Díaz decía que no había que mirar hacia atrás y nosotras decimos que sí, que hay que hacerlo para poder caminar hacia adelante, como un pueblo que anda con dignidad porque ha cerradp sus heridas y sus deudas con las víctimas y sus familias», insistió.

En el mismo marco de la memoria histórica, Ahumada habló también del sindicalista de Comisiones Obreras cuya vida se narraba en la película y lo definió como un símbolo de la clase trabajadora. «Memoria histórica es también aquellos compañeros y compañeras que fueron encarceladas por el único delito de defender los derechos laborales de los demás», defendió.

Asimismo, el número dos por Málaga criticó al cabeza de lista de Cs, Javier Imbroda, que rechazó que los candidatos de Adelante pudieran gobernar sin haber «dirigido grandes empresas».

 

Fotos

Vídeos