Ruiz Espejo acusa a Ciudadanos y el PP de «falta de propuestas para Málaga y Andalucía»

José Luis Ruiz Espejo, esta mañana junto al resto de integrantes de su candidatura./Francis Silva
José Luis Ruiz Espejo, esta mañana junto al resto de integrantes de su candidatura. / Francis Silva

El PSOE reclama «una campaña en positivo» y justifica la falta de alternancia política: «Hay que respetar la decisión de los andaluces»

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Tras el despliegue electoral del Partido Popular y Ciudadanos el sábado en Málaga, ayer era el turno del PSOE. El cabeza de lista por Málaga para los comicios andaluces, José Luis Ruiz Espejo, compareció junto al resto de la candidatura que lidera para reivindicar «40 años de transformaciones en la provincia a las que han contribuido los gobiernos socialistas». A las puertas del Palacio de la Aduana, sede del Museo de Málaga, el PSOE presentó una lista compuesta por «hombres y mujeres honrados y comprometidos» que aspiran a volver a ganar en número de votos y diputados, aunque sin atreverse a lanzar un pronóstico más concreto.

La candidatura, completada en los puestos de salida por Beatriz Rubiño, Javier Carnero, Marisa Bustinduy y Francisco Conejo, apoya su programa en algunos de los últimos proyectos anunciados por la Junta para la provincia, como la extensión del Metro hasta el Hospital Civil, la instalación de equipamientos culturales en el Convento de la Trinidad para crear «un nuevo eje de la centralidad de la ciudad en los barrios de la Trinidad, Bailén y Miraflores» y la construcción del tercer hospital en la zona del Civil. Ruiz Espejo acusa al PP y Ciudadanos de carecer de iniciativas para la provincia y moldear una campaña basada en las críticas: «Una campaña debe construirse en positivo, pero estoy escuchando pocas propuestas para Málaga y Andalucía».

Desde el PSOE consideran que los dos partidos que se disputan los votos de centro-derecha en las próximas elecciones andaluzas, que se celebrarán el 2 de diciembre, «no conocen esta tierra». Sobre la falta de alternancia política, una de las principales armas de la oposición para desalojar a Susana Díaz de la presidencia del Gobierno autonómico, Ruiz Espejo alega que «la alternancia la dan los ciudadanos cuando ven que hay proyectos políticos alternativos en los que pueden confiar» y reclama «respeto a la decisión que los andaluces han tomado en las urnas». El candidato socialista, que reivindica que «nosotros no necesitamos hacer fichajes de última hora ni robar candidatos a otros partidos», en referencia a la irrupción de Javier Imbroda en política como número uno de Ciudadanos y a los intentos del PP por atraer al exseleccionador nacional de baloncesto, también se refirió al rechazo de la formación naranja a cualquier posible pacto con Díaz: «Espero que, llegado el momento, no bloqueen las instituciones».

Mejoras y escollos

La creación de los hospitales del Guadalhorce y Ronda, el inicio de la construcción del centro de salud de San Pedro de Alcántara, el impulso a la comarca de Antequera «como nudo logístico de Andalucía» o las mejoras introducidas en las comunicaciones en la Serranía de Ronda constituyen otros de los argumentos con que el PSOE tratará de amarrar los seis diputados obtenidos en las elecciones de 2015 de los 17 que están en juego en la provincia. La falta de cambio político en los últimos 40 años en Andalucía y las deficiencias en materia sanitaria y educativa suponen los principales escollos que los socialistas deberán salvar para mantener su cuota de poder en el Parlamento autonómico.

«No des un mitin, José Luis, que son unas declaraciones», bromeaba un miembro de su propia candidatura antes de que el cabeza de lista atendiera a los medios. El comentario, en tono jocoso, adelantaba tal vez otra de las claves de esta precampaña; también la mesura, en pleno ruido electoral, puede ser un reclamo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos