Eva Ramos, candidata del Pacma a la Junta: «Queremos una asignatura sobre el respeto a los animales»

Ramos, en las instalaciones del periódico antes de la entrevista concedida a SUR./Francis Silva
Ramos, en las instalaciones del periódico antes de la entrevista concedida a SUR. / Francis Silva

La cabeza de lista por Málaga defiende que hay que abolir «todas las prácticas crueles» con los animales como la tauromaquia y la caza

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El pasado junio, el Partido Animalista contra el Maltrato Animal entregó en el Congreso su Ley General de Bienestar y Protección de los Animales –llamada Ley Cero–. Una normativa que lleva la firma de Eva Ramos Taillefer (Málaga, 1977), candidata del Pacma a la presidencia de la Junta de Andalucía en las elecciones autonómicas del 2 de diciembre encabezando la lista por la provincia. Licenciada en Derecho y máster en Criminalidad e Intervención Social a Menores, Ramos trabaja como asesora jurídica autónoma y se estrena en la primera línea política con el reto de que el partido entre en las instituciones y ser la primera representante del Pacma en un Parlamento.

Elecciones andaluzas

¿Cómo afronta el hecho de ser la candidata del Pacma a la Junta?

–Con mucha ilusión. No era algo que estuviera en mis planes, pero el partido ha confiado mucho en mí.

En las elecciones andaluzas de 2015, el Pacma obtuvo 31.735 votos y fueron la octava fuerza política, ¿cuál es su objetivo cara al 2-D?

–Queremos conseguir representación parlamentaria. Para los animales es fundamental tener representación en los parlamentos simplemente para poder hacer propuestas en su defensa. Somos conscientes de que debemos triplicar los resultados de 2015, pero tenemos muy presentes que en esas elecciones cuadruplicamos los resultados de las elecciones de 2012, por lo que la posibilidad de entrar en el Parlamento está muy cerca.

Ninguna encuesta refleja la entrada del Pacma en el Parlamento.

–Siempre superamos las expectativas que nos marcan las encuestas. No nos marcamos un tope. Queremos representación y vamos a por todas.

¿Cuáles son los ejes del programa electoral del Pacma?

–El programa está dividido en tres grandes bloques. Uno que se refiere al bienestar y protección de los animales, que es el fundamental, porque la razón de ser del Partido Animalista es dar voz a los animales. El segundo es un fuerte compromiso con el medioambiente porque creemos que no hay una conciencia política sobre el problema que tenemos encima con el cambio climático y la degradación del medio ambiente. Y el tercer bloque está referido a la justicia social, centrada en las personas.

¿En qué lado del espectro ideológico se sitúa Pacma?

–No tenemos limitaciones a nivel ideológico. Somos un partido transversal en ese sentido porque nos vota gente de todas las ideologías que comparten nuestros principios y valores.

¿Por qué un animal debe tener los mismos derechos que los humanos?

–En el programa no llevamos una equiparación de derechos, lo que llevamos son medidas de bienestar y protección para los animales, que merecen nuestro respeto. Actualmente a los animales no se les respeta. Nuestro concepto es que los animales no están para nuestro uso y disfrute, sino que entendemos que son seres que sienten y hay que protegerlos de esa cultura y esa idea de que el ser humano es propietario del planeta y de los seres vivos.

¿Todos los animales deben tener derechos, también aquellos que causan plagas como los roedores, un animal salvaje o los insectos?

–Las leyes de por sí ya hacen una diferenciación. Es decir, hay determinadas leyes que protegen exclusivamente a los animales de compañía. Lógicamente es más fácil entenderlo respecto a los animales con que convivimos en casa.

-Insisto, ¿los roedores y los insectos también deben estar protegidos?

–Depende. Hay una diferencia entre mamíferos e insectos, pero eso es una opinión más personal. Hay que buscar una manera ética de no hacer daño. Yo si me encuentro una hormiga en mi casa no la mato, intento cogerla y echarla fuera; lógicamente, no voy a dejar que entre.

¿Defienden un sistema de alimentación sin el consumo de carne?

–Sí, estamos en contra de cualquier explotación animal. En el programa llevamos la reducción del consumo de alimentos de origen animal, pero no sólo por cuestiones éticas sino también medioambientales ya que el 80% de los campos que se siembran son para alimentar a los animales que consumen los humanos y los gases que se emiten son la segunda causa de contaminación.

Si logran representación en el Parlamento, ¿van a pedir la prohibición de la tauromaquia en todas sus manifestaciones en Andalucía?

–Sí. Queremos abolir todas las prácticas crueles con los animales. El primer punto del programa es una reforma de la ley de protección animal para abolir el punto donde se excluyen la caza y la tauromaquia de la protección animal.

Desde el sector taurino se les acusa a ustedes de ir contra la libertad y de cercenar sus derechos.

–La sociedad va evolucionando y no podemos agarrarnos siempre a la libertad de poder hacer lo que cada uno quiera. ¿Las leyes para qué están? Para regular la convivencia en sociedad y en la ley se prohiben muchísimas prácticas. Alguien que se dedica a algo que luego pasa a ser ilegal tendrá que reconvertirse.

¿Ustedes de verdad creen que quienes van a un espectáculo taurino o a practican la caza son personas que se dedican a matar por placer?

–Habrá gente que sí y gente que no. Soy una persona muy comprensiva y muy tolerante en el sentido de que entiendo perfectamente que el origen de esos hechos es cultural, es decir, que una persona que nace en un entorno cultural, que le enseñan que algo es lo normal, crecerá pensando que eso es lo normal, incluso intentarán explicar los valores que tiene.

Ustedes exigen unos derechos para los animales pero están cercenando los de otras personas para poder ir a espectáculos taurinos.

–¿Por qué se están prohibiendo los circos con animales? Porque se entiende que no es algo natural que haya animales encerrados en camiones, viajando toda su vida para que alguien dé un espectáculo y otro se divierta. La sociedad ha evolucionado y nos hemos dado cuenta de que esto no está bien, que no es natural, de que no debería ser así y se está prohibiendo. Pues de la misma forma con la tauromaquia. Ha llegado un momento en que la sociedad se ha dado cuenta de que la tauromaquia no es una lucha, sino un maltrato a un animal, que lo único que hace es defenderse.

-¿La caza hay que abolirla?

–Sí.

La caza es una actividad consustancial a la propia existencia del hombre y también genera importantes beneficios económicos, sociales, con la fijación de la población al territorio en el ámbito rural, y medioambientales.

–Si somos capaces de alimentarnos de una manera ética respetando la vida de nuestros seres sintientes ¿por qué vamos a cazarlos? La caza es violencia contra los animales. Respecto al argumento de que dicen que cuidan el medio ambiente, si realmente les importará el equilibrio medioambiental no cazarían con plomo sabiendo lo perjudicial que es para el medioambiente.

¿Se ha montado alguna vez en un burro-taxi?

–Que yo recuerde, no.

El Pacma quiere abolirlo.

–Sí. En el programa llevamos propuestas como prohibir la explotación turística de los animales como el burro-taxi y los coches de caballos.

A Pacma se le achaca que se preocupan mucho de los animales y poco de las personas.

–No es cierto. Quienes critican eso son personas que no hacen nada ni por las personas ni por los animales, ni por el medio ambiente. Yo, en mi caso, siempre he sido sensible con muchas causas, especialmente con los colectivos que están más desprotegidos como los niños, las personas mayores o los animales. Creo mucho en la educación porque todo está en los valores que te inculquen desde pequeño. Por eso planteamos que en los sistemas educativos se incluya una asignatura con materias transversales sobre el respeto a los animales.

¿Sobre la sanidad y la educación, que defienden?

–Una educación y una sanidad pública de calidad y accesible a todas las personas, sean nacionales o extranjeros. No estamos de acuerdo con el copago y en contra de los recortes, especialmente, en la sanidad.

Hay partidos como Podemos que plantea prohibir la tauromaquia y la caza. ¿Temen que el discurso animalista de Pacma sea rentabilizado por otras fuerzas políticas?

–No. Lo veo como un logro más del Partido Animalista. Si otros partidos están recogiendo propuestas animalistas es porque están viendo el auge que está experimentando la defensa de los derechos de los animales.

 

Fotos

Vídeos