El Partido Popular se mantiene como fuerza más votada en Estepona, aunque pierde más de 2.000 votos

El Partido Popular se mantiene como fuerza más votada en Estepona, aunque pierde más de 2.000 votos

El PSOE se desploma, deja un tercio de sus votos y cae a la tercera posición

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

Los resultados de las elecciones autonómicas han dejado una lectura en clave local que pone en evidencia en Estepona un desplazamiento hacia la derecha en las preferencias del electorado pese a la polarización de ese sector ideológico en tres opciones diferentes. Mientras que el significativo crecimiento de Ciudadanos, que ha doblado el número de votos en relación a las anteriores elecciones andaluzas, y la irrupción de Vox han desgastado el cuerpo electoral del Partido Popular, que se deja más de 2.000 votos y casi nueve puntos porcentuales en relación a los comicios andaluces de 2015, la caída de las opciones de izquierdas no tiene como contrapartida el trasvase de esos votos a otra alternativa en el mismo espectro ideológico.

Así, las tres fuerzas que van desde la derecha centrista hasta la más extrema (PP, Ciudadanos y Vox) suman 13.486 votos frente a los 10.345 de 2015, mientras que las de izquierdas (PSOE y Adelante Andalucía) consiguen 7.084 frente a los 10.800 de hace tres años.

El vuelco electoral se corrobora principalmente con la notable subida de Ciudadanos, que desplaza a los socialistas de la segunda posición, y la aparición de Vox, que se sitúa por encima de Adelante Andalucía

De esa manera, el retroceso del Partido Popular se ve compensado ampliamente por el crecimiento de sus posibles aliados. Significativamente, el resultado de Vox, que en su lista por la provincia de Málaga para las elecciones celebradas el domingo llevaba en sus dos primeros lugares a candidatos de Estepona, consigue en esta ciudad un resultado mejor al cosechado en el conjunto de la provincia en dos puntos porcentuales más al conseguir 2.917 votos y el 13,40 por ciento. En 2015, la formación de extrema derecha había obtenido apenas 77 votos en Estepona.

De una extrapolación de los resultados del domingo a unas elecciones municipales –cuya lectura tiene un valor relativo al tratarse de convocatorias diferentes, con candidatos distintos y sin que se tenga en cuenta la gestión del gobierno municipal, el comportamiento de la oposición y el conocimiento más cercano de los candidatos– surgiría un cambio radical del panorama político local. El PP, que obtuvo en 2015 17 concejales, bajaría a 8 y necesitaría de aliados para seguir gobernando. Ciudadanos, actualmente sin representación en el Ayuntamiento, podría irrumpir con seis concejales como segunda fuerza política, mientras que el PSOE, que cuenta con seis, perdería uno. En cuarta posición aparecería Vox, actualmente ausente del Ayuntamiento, con tres ediles y la confluencia de Podemos e Izquierda Unida, que si se mantiene en las elecciones municipales y consigue un resultado similar obtendría tres ediles. Actualmente los dos integrantes de la coalición cuentan con un escaño cada uno.

 

Fotos

Vídeos