Moreno pide «sensatez y coherencia» a Ciudadanos para que haya un cambio liderado por el PP

Moreno, junto a Bendodo. /SUR
Moreno, junto a Bendodo. / SUR

El candidato popular a presidir a la Junta insta a Susana Díaz que «no tensione ni inquiete» y a Adelante Andalucía que «deje de atemorizar» a los andaluces

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Juanma Moreno, candidato del PP-A a presidir la Junta, ha pedido esta mañana «sensatez, coherencia y responsabilidad» a Ciudadanos para que haya un cambio político en Andalucía liderado por los populares como partido más votado entre las tres fuerzas del centro-derecha (PP, Ciudadanos y Vox) en el Parlamento autonómico.

Durante su intervención en junta directiva provincial del PP de Málaga, circunscripción por la que encabezó la candidatura en las elecciones del pasado domingo, Moreno ha afirmado que el PP no va a participar «en el baile del desgaste de la ilusión colectiva de los andaluces» y ha instado a Vox y, especialmente, a Ciudadanos a que sean «sensatos». «Es el momento de la sensatez, del sentido común y de la coherencia», ha subrayado.

El dirigente popular ha expuesto que dentro de las tres fuerzas del centro-derecha que suman en escaños para presentar un gobierno alternativo al del PSOE, el PP representa el 41,5% de los votos, Ciudadanos, el 36,5% y Vox el 22%. «No es sensato que la fuerza que tiene el 36,5% y cinco escaños menos que el PP quiera liderar el cambio», ha subrayado en referencia al planteamiento formulado por el aspirante de la formación naranja, Juan Marín, de presidir él la Junta.

En este sentido, Moreno ha manifestado su voluntad de que «cuanto antes» se puedan sentar PP y Ciudadanos a hablar de proyectos para Andalucía, de la bajada de impuestos o de la despolitización de la sanidad. «El mandato de los andaluces es claro: trabajar en el cambio. No podemos defraudar ni desilusionar ese espíritu de cambio», ha aseverado.

Asimismo, Juanma Moreno ha instado a la presidenta de la Junta en funciones y candidata socialista, Susana Díaz, a que «no tensione ni introduzca elementos de temor» y que tenga «la dignidad suficiente» para entender la nueva realidad en Andalucía.

«Su tiempo se ha acabado (en alusión a Díaz). A partir de aquí usted está en funciones. Le pido que no inquiete y no vaya con insidias a los trabajadores y funcionarios y no tome decisiones que no le competen a usted, sino al nuevo gobierno», ha manifestado Moreno.

Asimismo y después de las movilizaciones en los últimos días en las calles andaluzas contra Vox y tras ataques como el sufrido por la sede del PP de Cádiz, el candidato popular le ha pedido a Adelante Andalucía (coalición electoral de Podemos e IU) a que «deje de atemorizar» a los ciudadanos andaluces y a que «no se violente» la convivencia en la región. «La calle es de todos y nadie debe tener el monopolio de la calle. Hay una regla fundamental en democracia que todos debemos respetar: lo que sale de las urnas lo asumimos con normalidad, dignidad y respeto. Lo que ha salido es cambio», ha destacado.

En su intervención,y que, en clave malagueña, se traducirán en el proyecto del tercer hospital para Málaga; el hospital en la zona este de la capital; terminar las obras de la línea 1 y 2 del metro; soterrar en su totalidad el tramo del suburbano que va al Civil; impulsar el plan Guadalmedina, la ciudad aeroportuaria de Alhaurín de la Torre, el puerto seco de Antequera o la autovía a Ronda.

En una multitudinaria junta directiva provincial, donde Juanma Moreno fue recibido entre aplausos y numerosas felicitaciones, el presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, ha subrayado que «por fin» ha llegado el cambio a Andalucía que «deseaban» la mayoría de los andaluces. «Tenemos ante nosotros una enorme responsabilidad, somos la alternativa clara a 40 años de socialismo», ha proclamado, al tiempo que ha dicho que con la llegada del PP a la Junta «vamos a completar la transición» en Andalucía.

Bendodo, que ha tenido un emotivo recuerdo para dos exparlamentarios del PP fallecidos como Antonio Garrido Moraga y Juan Ramón Casero, ha mostrado su preocupación ante los incidentes de quienes «no creen en la democracia, no respetan las urnas ni los votos y quieren frenar la voluntad de cambio de los andaluces».

El también coordinador de la campaña del PP-A ha condenado el ataque a una sede de su partido en Cádiz calificándolo de «fascismo radical» y ha sostenido que son «corresponsables» de estas agresiones a quienes desde la política «están haciendo llamamientos a combatir con protestas lo que han decidido los andaluces en las urnas».

«No podemos dejar que la crispación empañe la ilusión que estamos viviendo. No podemos dejar que el odio difumine la alegría que hay en Andalucía», ha remarcado.

 

Fotos

Vídeos