Juanma Moreno: «Quien quiera hacer historia que se apunte al cambio del PP»

Juanma Moreno, en Málaga en la clausura de la Intermunicipal del PP./Francis Silva
Juanma Moreno, en Málaga en la clausura de la Intermunicipal del PP. / Francis Silva

El presidente de los populares andaluces insta a sus alcaldes a tomarse las elecciones andaluzas del 2-D como «una primera vuelta» de las municipales de mayo

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

En las filas del PP de Andalucía, la sensación generalizada es que tras las elecciones autonómicas del próximo 2 de diciembre la alternancia es posible en la Junta después de 36 años de gobiernos del PSOE. Por ello, uno de los ejes de sus discursos en esta precampaña es presentar esos comicios no como uno más sino como una cita histórica con las urnas a la que invitan a participar a los andaluces. Lo hizo ayer Juanma Moreno, candidato popular a la Junta en tono enérgico:«Quien quiera hacer historia que se apunte al cambio del PP. ¡Vamos a ganar las elecciones en Andalucía! ¡Por nuestros hijos, por nuestros nietos, por nosotros, por la tierra que queremos, por España! ¡A ganar, a ganar, a ganar!».

Durante su intervención en la clausura de la XXIV Intermunicipal del PP –celebrada entre el viernes y ayer en Málaga– y arropado por el secretario general del PP nacional, Teodoro García Egea, y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, Moreno afirmó que «hay que ir a tope» con estas elecciones porque puede haber un cambio y aseguró que partir del 3 de diciembre, con un gobierno del PP, Andalucía «va a meter la quinta para ser la locomotora de España».

El presidente del PP andaluz insistió en que su partido es «la única garantía» de cambio en la región ya que sostuvo que Adelante Andalucía (la coalición electoral de Podemos e IU) y Ciudadanos pactarán con el PSOE. Sobre la formación naranja –que a la mismo hora del acto de los populares celebraba en Málaga el mitin de presentación de su campaña para las andaluzas– dijo que son «nuestros grandes imitadores» y, en tono sarcástico, se mostró dispuesto a pasarles el programa y la estrategia de los populares «para que no tengan que imitarnos».

Arriba, Juanma Moreno junto a Teodoro García Egea y Alberto Núñez Feijóo. Abajo, Núñez Feijóo, a la izquierda, y García Egea, a la derecha, durante sus intervenciones. / Francis Silva

Para lograr el objetivo del cambio –una posibilidad que pasa únicamente por una alianza entre el PP y Ciudadanos si logran sumar 55 escaños, la mayoría absoluta en el Parlamento regional–, Juanma Moreno es consciente del papel fundamental que pueden jugar los alcaldes de su partido, que aportan «un plus personal». Por ello, el líder popular instó a sus regidores a que se tomen las elecciones del 2 de diciembre como «una primera vuelta» de los comicios locales del próximo 26 de mayo.

«Os pido que os dejéis la piel en estas elecciones y estéis en la calle explicando este proyecto ganador», les reclamó Moreno, quien, en clave municipalista, anunció que si preside la Junta pondrá a los ayuntamientos «en el centro del mapa institucional» para lo que se comprometió a acabar con el actual centralismo administrativo mediante la segunda descentralización desde la Junta a los consistorios para que estos presten unos servicios públicos de calidad y a poner al día las transferencias financieras de la Patrica a las arcas locales.

No fue la única promesa. El dirigente popular reiteró que acabará con la subasta de medicamentos que tiene «el rechazo» de los pacientes y los profesionales farmacéuticos y bajará los impuestos en Andalucía. Además, en clave malagueña se comprometió a acometer el proyecto de integración del río Guadalmedina en la capital con un proyecto consensuado con la ciudad; terminar el metro y que llegue soterrado al Civil; y construir el tercer hospital.

Por su parte, Teodoro García Egea criticó que el gobierno andaluz es «un legado de promesas incumplidas y de engaños reiterados» y arremetió contra la presidenta de la Junta y candidata socialista a la reelección, Susana Díaz, de la que dijo que está en el mismo barco que Pedro Sánchez «aunque quieran negarlo». «A día de hoy sólo le hace falta ponerse un lazo amarillo», sostuvo el número dos de los populares, quien añadió que el gobierno de Andalucía «no se parece a su gente».

Mientras que Alberto Núñez Feijóo reivindicó el orgullo de pertenecer al PP «un partido no improvisado, que no ha nacido como consecuencia de una crisis económica sino que nació con la democracia para servir y no servirse». Unas declaraciones con las que mandó una puya dialéctica a Ciudadanos.

El presidente gallego sostuvo que mientras el PPpone el foco en los intereses generales de los españoles en el resto de partidos domina el 'yo' de Pablo Iglesias (Podemos), Albert Rivera (Ciudadanos) y Pedro Sánchez (PSOE). «Nunca he visto tanto macho alfa y tanto personalismo en política. ¿Qué ocurriría en Podemos si Pablo Iglesias se va? Lo mismo que en Ciudadanos si Rivera se va: no aguantarían 24 horas como partido político», pronóstico.

El presidente de la Xunta manifestó que ha quedado acreditado que el PSOE y Ciudadanos en Andalucía son sinónimo «de desgobierno» y que es necesario un cambio en la Junta.

El 'efecto Casado' en la subida de afiliaciones y un dron con la bandera española

Desde el pasado julio, cuando Pablo Casado llegó a la presidencia del PP, unas 15.000 personas se han afiliado al partido, según anunció este sábado Teodoro García Egea, quien subrayó que este dato evidencia que el 'efecto Casado' «funciona». El secretario general de los populares aprovechó la clausura de la Intermunicipal del PPpara poner en valor los avances dados en materia de nuevas tecnologías para acercar el partido a la sociedad y a los militantes. «Queremos hacer del PPel partido más moderno de Europa. No podemos llegar al Gobierno de España sin pensar primero en nuestro partido, no podemos correr a la Moncloa sin atar antes nuestros cordones en el partido», subrayó García Egea. Y para ello, su intervención concluyó con el vuelo de un dron con la bandera rojigualda de España que se posó en su mano.

Por otro lado, García Egea, Alberto Núñez Feijóo, Elías Bendodo y un grupo de alcaldes del PPde la provincia almorzaron en un chiringuito de Torremolinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos