Juanma Moreno dice que por primera vez tiene un «posible» socio de gobierno en Andalucía, pero ve abierto el escenario

Juanma Moreno, este miércoles en Málaga. /Europa Press
Juanma Moreno, este miércoles en Málaga. / Europa Press

Considera que las dos opciones que hay en Andalucía son «o un gobierno de cambio o un gobierno social-comunista»

EUROPA PRESS

El presidente del PP de Andalucía, Juanma Moreno, ha considerado que el escenario electoral en la comunidad autónoma está «muy abierto» pero ha señalado que «por primera vez» su formación tiene un «posible» socio de gobierno en Ciudadanos.

Así, ha sostenido que si tras las elecciones del próximo 2 de diciembre hay una mayoría parlamentaria de PP y Ciudadanos «ese cambio de gobierno se va a producir». «La presión social va a ser mucha», ha apostillado, añadiendo, no obstante, que «desconfía» de la formación naranja.

Moreno, que ha asegurado que «sale a ganar», ha justificado esa desconfianza en que el candidato de Cs a la Junta de Andalucía, Juan Marín, dijo en las anteriores elecciones autonómicas que «pactar con el PSOE sería insultar y menospreciar a sus votantes», sin embargo, «ha sido el sostén férreo» de los socialistas en esta legislatura.

«Puede ser que sumemos y después Ciudadanos opte por el PSOE, no lo descarto, creo que cometerían un error», ha opinado Moreno, quien ha añadido: «De Ciudadanos en Andalucía me fío poco, porque lo he visto».

Según el líder 'popular', que ha intervenido en Málaga en los Encuentros del diario ABC, la presidenta andaluza, Susana Díaz, «ha disfrutado de una cuasi mayoría absoluta porque ha tenido el socio más dócil que jamás ha habido en la autonomía y eso con nosotros no ocurrirá».

También ha apelado a la corresponsabilidad, que significa «entrar en el Gobierno». «Es lo razonable, lo sensato, lo que da estabilidad de verdad», ha enfatizado Juanma Moreno.

En definitiva, en Andalucía «o hay un cambio político o tenemos un Gobierno de PSOE y Podemos». En este punto, ha indicado que desconoce qué hará Ciudadanos: «No sé qué hará pero no veo en las altas cúpulas de este partido en Madrid permitiendo un acuerdo con el PSOE cuando en cinco meses hay autonómicas, municipales, europeas y cinco meses después puede que unas generales».

Vencer la abstención

Lo que ha dejado claro el presidente del PP en Andalucía es que sale «con optimismo y fortaleza a ganar»: «Yo no me levanto todos los días a las seis y media de la mañana y me pego las palizas que me pego durante cuatro años si no es por una motivación y creo que ha llegado el momento».

Las encuestas hay que tomarlas con «mucha cautela» pero ha recalcado que ni rechaza ni renuncia «a nada». Estos sondeos, ha explicado, «dicen que el primer partido es la abstención, el que gana».

Por ello, los comicios autonómicos de diciembre los ganará «quien consiga sacar de la abstención a través de la ilusión, de conectar y sintonizar con parte de la sociedad que está ahora apática». Lo que sí ha dejado claro es que las dos opciones que hay son «o un gobierno de cambio o un gobierno social comunista en Andalucía».

Ha aludido también a su compromiso de limitar a dos legislaturas el mandato de presidente de la Junta y consejeros: «Es sano y saludable y va a ser una medida que impulsaré en los primeros seis meses y si tengo mayoría se aprobará por ley».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos