Moreno pide un voto útil y ético al PP para «barrer de chorizos Andalucía»

El líder del PP-A cerró la campaña junto a Pablo Casado, presidente del Partido Popular./EFE
El líder del PP-A cerró la campaña junto a Pablo Casado, presidente del Partido Popular. / EFE

Arropado por Pablo Casado, reitera que el PP es la única garantía de cambio y reivindica las esencias de su partido ante «las tentaciones» de votar a otras formaciones

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Juanma Moreno cerró la campaña electoral reiterando uno de los ejes de su mensaje durante estos quince días: la apelación al voto útil del centro-derecha en torno al PPante un tablero político donde Ciudadanos y un Vox en alza pugnan por las papeletas del electorado liberal-conservador. El candidato popular, además, insistió en la necesidad de que haya un cambio en la región tras casi 40 años de gobiernos socialistas, por lo que reclamó un voto de sentido ético y de regeneración «para barrer Andalucía de chorizos».

«Siempre es bueno que el agua se mueva, vamos a limpiar y a barrer de chorizos Andalucía para que no quede ni uno y se devuelva hasta el último céntimo de euro desviado», proclamó Moreno durante un mitin en un hotel de Sevilla ante unas 1.700 personas y donde estuvo arropado por el líder nacional del PP, Pablo Casado, y dirigentes como Javier Arenas, Javier Maroto, Fátima Báñez o Adolfo Suárez Illana.

El aspirante popular a ocupar el despacho presidencial en San Telmo reiteró en su intervención que el PPes la única garantía de cambio y reivindicó las esencias, el legado y el proyecto político de la formación popular ante «las tentaciones» de los electores de votar a otros partidos. «Sé que algunos andaluces pueden estar tentados de probar en otras formaciones políticas; el voto es libre, pero debe ser responsable. Tienen que pensar a la hora de coger la papeleta qué están haciendo por el presente y el futuro de sus hijos», alertó.

En este sentido, se dirigió a aquellos votantes que en las elecciones andaluzas de 2015 apoyaron a Ciudadanos con la idea de que se iba a producir un cambio en Andalucía que, a su juicio, no llegó. A estos electores les espetó: «No se confundan. No tropiecen dos veces en la misma piedra. (Ciudadanos) en su primera experiencia que tuvo se estrenó apoyando al PSOE. No se pueden volver a equivocar».

Juanma Moreno sostuvo que nadie deber tener miedo a un cambio que es «necesario y posible»y recordó que este domingo hay tres opciones. La primera sería una alianza de la socialista Susana Díaz con Podemos –lo que denominó como «susanemos»– y sobre la que advirtió de las «consecuencias imprevisibles» para la economía y las tradiciones de Andalucía. La segunda alternativa, a su juicio, es que todo siga igual con un acuerdo entre el PSOEy Ciudadanos. Y la tercera, «la ilusión y la esperanza» del PP, según destacó.

En esta misma línea y en un discurso con una clave nacional, Pablo Casado animó a los andaluces a coger la papeleta del PP para «echar» a Susana Díaz, a Pedro Sánchez, Quim Torra, los independentistas y Bildu y así «recuperar» España.

Casado advirtió a los que se fueron a buscar al PP fuera del PP de que «ni lo encontraron ni lo encontrarán». «Éste es el único PP, el único partido que sirve a España y que es eficaz para España», afirmó el presidente nacional de los populares, quien sin citar a Vox lanzó un mensaje a quienes están pensando en esta formación porque quieren dar un «toque de atención» a los populares. «Experimentos en política no», les dijo.

Acto en Málaga

Antes del cierre, Juanma Moreno estuvo en Málaga, su provincia y por la que encabeza la lista del PP. Durante una visita a la asociación Los Girasoles de Ara –un colectivo sin ánimo de lucro que atiende a personas con discapacidad intelectual una vez cubierta su etapa escolar–, el candidato popular a presidir la Junta prometió una «gran alianza» con el tercer sector para «revolucionar y dar más protagonismo» al tejido social con medidas como la cesión a estas entidades, por su manera «eficiente y transparente» de gestionar, de una parte de los fondos que administra el gobierno andaluz en políticas sociales.

La libre elección de centro educativo, la reserva del 10% de la oferta de empleo público para personas con discapacidad y el 4% para quienes tienen discapacidad intelectual y la reserva de plazas para este colectivo en la FP fueron otras de sus propuestas.

Asimismo, Moreno participó en Alhaurín de la Torre en un almuerzo con medio millar de asistentes y acompañado del líder provincial popular, Elías Bendodo, donde emplazó a los electores a «no tirar el voto» y vaticinó que quedaban «cincuenta horas para el cambio» en Andalucía, del que se mostró convencido que se producirá este domingo.

1,2 millones de llamadas para presentar el proyecto en una campaña innovadora

La innovación ha marcado la campaña del PPde Andalucía cara a las elecciones de este domingo. Los populares empezaron a pedir el voto con un acto novedoso en Málaga, un 'hackaton' –un encuentro de programadores– para intentar recuperar voto joven y han llevado a cabo un sistema de marketing político pionero en España, según destacaron fuentes consultadas, con una iniciativa (bautizada internamente como 'Caballo de Troya') consistente en la realización de 1,2 millones de llamadas a teléfonos fijos de la región para presentar el proyecto de Juanma Moreno, preguntarle si le conocían, se les invitaba a escuchar el anuncio de campaña y se les ofrecía más información e incluso la visita del algún cargo del partido.

Un 25% de las llamadas realizadas fueron positivas (querían conocer el programa y las propuestas del partido y que algún candidato se pusiera en contacto con ellos). En este sentido hubo 35.000 segundas llamadas y 1.200 visitas personales, algunas de ellas protagonizada por el propio candidato del PP a la Junta en municipios como Antequera, Loja o Roquetas de Mar.

Junto a ello, añadieron las fuentes, se ha hecho una campaña «inédita e intensa» en redes sociales segmentada y dirigida a diferentes públicos (votantes de Podemos, de Ciudadanos y del PSOE), con mensajes diferenciados y con una guerra multifrente con cuatro caravanas recorriendo Andalucía –la de Juanma Moreno; la del líder nacional del PP, Pablo Casado; la del secretario general, Teodoro García Egea; y otra con líderes estatales, en la que han participado, entre otros, Javier Maroto, Andrea Levy, Ana Pastor, Alberto Núñez Feijóo, Adolfo Suárez Illana–.

Los mensajes han girado en torno a presentar estas elecciones como un referéndum sobre el continuismo de 40 años del PSOE o el cambio de manos del PP y sobre cuatro ejes temáticos, vinculados a las principales preocupaciones ciudadanas: paro, impuestos, sanidad y educación.

El gurú mexicano Aleix Sanmartín, que trabajó para el PSOE y ha desarrollado exitosas campañas en Latinoamérica, ha sido uno de los ideólogos de una campaña cuyos resultados se verán mañana por la noche.