Comienza la pugna entre Moreno y Marín por ser presidente

Juanma Moreno y Juan Marín. /EFE
Juanma Moreno y Juan Marín. / EFE

Marín busca una operación 'Borgen' y pide el apoyo de Susana Díaz para apartar a Vox

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El bloque de la derecha ha ganado en Andalucía por mayoría absoluta, pero para que sea elegido un presidente de este para acabar con 36 años de gobiernos socialistas es necesario el acuerdo de PP y Cs y el apoyo a ambos de Vox. Las urnas han hablado, pero lo más difícil viene ahora, que los representantes elegidos se pongan de acuerdo, ya que el Parlamento nuevo es un puzle de minorías. El 'tsunami' político con la irrupción del populismo de derechas en España condiciona la dificultad de entendimiento. El PSOE, partido más votado, no va a poner fácil dejar la llave de San Telmo a un tripartito con Vox en su seno, para lo que presionará a Ciudadanos. Aún así, lo primero no es solo el papel de llave de Vox para desalojar a Susana Díaz de San Telmo, sino que PP y Cs se pongan de acuerdo.

Las reacciones en la mañana de la resaca electoral no despejan el futuro político de Andalucía. Juanma Moreno y Juan Marín siguen arrogándose la legitimidad para liderar el cambio en Andalucía y ser el próximo presidente de la Junta. En diferentes entrevistas a lo largo de la mañana, los dos candidatos así lo han manifestado, pero con matices importantes. Moreno cuenta con Cs y Vox para su investidura, mientras que Marín ha lanzado al PSOE de Susana Díaz el órdago de permitir su elección como presidente para apartar a Vox.

Las declaraciones de Marín vienen después de que el líder de los liberales europeos, Guy Verhofstadt, haya advertido al partido de Albert Rivera de caer en la trampa del abrazo del oso de la extrema derecha. Lo hace con vistas a las europeas de mayo, donde advierte en Twitter, Europa «se juega su alma». Por eso Marín ha puesto sobre la mesa una 'operación Borgen', que el primero (PSOE) y el segundo (PP) apoyen su investidura como presidente porque es el único de los tres que ha crecido en votos y escaños. Marín ha pedido a Díaz que sea «humilde y generosa» y reflexione en el varapalo recibido en las urnas. «Que se lo plantee, a lo mejor es ella la que tiene que apoyar a un gobierno de Ciudadanos«. El secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, ha callado ante la pregunta de esta posibilidad, que deberá contar con el visto bueno de la dirección nacional del PSOE. Por ahora no hay visto bueno de Ferraz a una operación 'Borgen', la famosa serie danesa en la que se hace presidenta a la candidata de la tercera formación en votos.

Tampoco el PP contempla esta posibilidad. Moreno ha respondido que «no es discutible» su candidatura a la Presidencia porque es la primera fuerza de la derecha en votos y escaños y ha advertido a Cs de un pacto con los socialistas «por tacticismo» que le pueda pasar factura en próximas elecciones. «No es algo discutible, en democracia hacen falta criterios y en el orden del cambio hace falta criterio, y el criterio es que quien lidera ahora mismo el bloque de cambio es el PP-A porque es el preferido», ha manifestado.

El PP nacional y los barones regionales de este partido se han lanzado en coro a defender la legitimidad de Moreno para ser el presidente de la Junta, aunque el resultado de este en las elecciones sea el peor de los últimos 30 años. «Ciudadanos tiene pocas excusas para no apoyarle», ha advertido el secretario general del PP, Teodoro García Egea, quien ha censurado que el partido naranja en las elecciones catalanas de hace un año, en las que quedó primero, ni siquiera intentó una investidura y «ahora quieren dar ese paso en Andalucía cuando son la tercera fuerza política».

Pablo Casado y Juan Manuel Moreno, esta mañana.
Pablo Casado y Juan Manuel Moreno, esta mañana. / EFE

Casado y Moreno comparecen en la sede del PP

Pablo Casado y Juanma Moreno han comparecido esta mañana en la sede del PP, tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP. El líder del PP ha advertido de que si Ciudadanos intenta «algún tipo de geometría variable» para no apoyar a Juanma Moreno para que se produzca el cambio al frente de la Junta de Andalucía tendrá su «repercusión electoral» en el futuro. En parecidos términos se ha pronunciado Moreno, que ha señalado además que Susana Díaz es «pasado» y «ahora toca no bloquear».

Casado ha exigido de nuevo al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que asuma su «responsabilidad» convoque elecciones generales ya, sin «alargar más esta agonía».

Por su parte, el líder del PP andaluz, Juanma Moreno, ha instado a Susana Díaz a que no se agarre a «un clavo ardiendo» buscando «pactos imposibles» porque su tiempo en Andalucía «ha pasado», y ha pedido a Ciudadanos y a Vox que no estén pensando en «cálculos» electorales y se avengan a pactar con él.