Casado y Oña apelan al voto útil y piden a los votantes fugados del PP que «vuelvan a casa»

Casado y Oña apelan al voto útil y piden a los votantes fugados del PP que «vuelvan a casa»
Ñito Salas

El presidente del partido vaticina que si los populares gobiernan en Andalucía a Sánchez «le quedan dos telediarios» y hace una encendida defensa de la bandera española

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

En el mitin central del PP en Málaga en el penúltimo día de campaña, Pablo Casado y Esperanza Oña han coincidido en apelar al voto útil del centro-derecha para el PP y han pedido a los votantes que un día abandonaron a los populares que «vuelvan a casa» cara a las elecciones andaluzas del próximo domingo.

Casado le ha dicho a los votantes desencantados con el PP que «ésta sigue siendo su casa» y a aquellos que en día se sintieron «frustrados» porque su voto a otras formaciones -en alusión a Ciudadanos- sirvió para que este partido apoyar al PSOE o no fue suficiente para obtener representación (en referencia a Vox) que «confíen en el PP».

En esa línea, Oña ha defendido la unidad del centro-derecha en torno al PP y su nuevo proyecto liderado por Pablo Casado que es un partido «que encanta e ilusiona». «A esas personas que se fueron, les digo que pueden volver a casa, van a ser muy bien recibidos y se van a sentir muy cómodos», ha apostillado.

El presidente nacional del PP ha reivindicado los valores tradicionales de su partido, ha hecho una encendida defensa de la bandera nacional y de la unidad de España, mostrándose especialmente crítico con Pedro Sánchez y ha vaticinado que las elecciones andaluzas son el primer paso «para echar del Gobierno a quienes quieren romper a España». «Si logramos la victoria en Andalucía, al inquilino de La Moncloa le quedan dos telediarios», ha asegurado.

Una línea en la que ha insistido Esperanza Oña, número dos de la candidatura popular por Málaga, quien ha sostenido que votar a Susana Díaz es apoyar a Pedro Sánchez y ha criticado el silencio de la candidata socialista y presidenta de la Junta ante las políticas del jefe del Gobierno.

Oña ha insistido en que ella no critica que el PSOE lleve 40 años gobernando la Junta porque le han votado los ciudadanos, pero sí ha subrayado que hay que pedir el cambio porque son cuatro décadas en las que «han desperdiciado mucha confianza sincera y han dejado pasar muchas oportunidades». «Me rebelo contra eso. Andalucía tiene que progresar y avanzar», ha manifestado.

El presidente del PP ha puesto punto y final a una maratoniana jornada en la provincia -donde ha visitado Estepona, Vélez-Málaga, la capital, Marbella, Benalmádena y Mijas) con un multitudinario mitin en el Palacio de La Paz de Fuengirola, uno de los tradicionales graneros de votos populares en Málaga, y donde ha estado acompañado por el presidente del PP malagueño, Elías Bendodo, el presidente de la Fundación Concordia y Libertad, Adolfo Suárez, y por la alcaldesa de la localidad, Ana Mula.

En el mitin, Pablo Casado no ha cerrado las intervenciones, dejando ese puesto a Esperanza Oña, para la que no ha ahorrado elogios. «Estoy aquí en Fuengirola para darte las gracias por tu apoyo, tu confianza, tu amistad y por ser una referencia para mí desde hace años. Eres una persona de principios, de raza, una gran política y una gran persona, que siempre ha llamado a las cosas por su nombre y ha tenido un mensaje certero para derrotar a la izquierda», ha subrayado.

Elías Bendodo, por su parte, ha destacado que el PP ha hecho «una gran campaña» recorriendo todos los rincones de la región y hablando «de los problemas reales» de los ciudadanos, mientras que Susana Diaz, a su juicio, no ha hecho una campaña sino una «´tómbola porque ha ido recorriendo Andalucía prometiendo el oro y el moro». «Cuando se hace una tómbola, al final fallas más que una escopeta de caña», ha afirmado.

Bendodo ha reiterado que el próximo 2 de diciembre «la única garantía» de cambio es el PP porque ha sostenido que votar a Adelante Andalucía y a Ciudadanos es votar al PSOE. En este punto, ha sido especialmente crítico con la formación naranja y ha mostrado un cartel con la imagen de Juan Marín en unas declaraciones en las que se muestra partidario de llegar a acuerdos con los socialistas. «Todo voto que no vaya al PP irá al embudo de Susana Díaz», ha apostillado.

Adolfo Suárez Illana ha reivindicado el espíritu de la Transición ante el riesgo de que se rompa «la concordia, la convivencia y la democracia» y ha puesto en valor aquella etapa, la Constitución y el progreso conseguido en estos años.

En clave andaluza, Suárez Illana ha admitido que en estos cuarenta años Andalucía ha progresado, pero ha añadido que «no se han aprovechado todas las oportunidades». «Andalucía podría volar más alto de lo que vuela con un gobierno del PP», ha subrayado.

 

Fotos

Vídeos