Zapatero admite ahora que hubo una burbuja de renovables durante su mandato

R. C.

madrid. El presidente del Gobierno entre los años 2004 y 2011, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reconocido la existencia de una «burbuja» de generación de energía renovable durante buena parte de su mandato, aunque al mismo tiempo ha celebrado que ese crecimiento propició un «salto extraordinario» de estas tecnologías en España.

El expresidente ha justificado esta situación por el hecho de que España «tiene tendencia» a originar burbujas. «En cuanto hay un sector que se incentiva, que se prima, que hay expectativa de demanda, pues el riesgo que tienes ahí inmediato es la burbuja. Lo sabré yo», ha indicado irónicamente.

Durante su intervención en la presentación del informe 'BP Statistical Review of World Energy 2019' en Madrid, José Luis Rodríguez Zapatero ha afirmado que con la instalación de renovables «se hacía como con las hipotecas», pues estos derechos «se hacían cédulas, se empaquetaban» y eran comprados por fondos de inversión. «Había burbuja, pero vivimos una gran transformación y nuestra capacidad instalada de energías renovables ha dado un salto extraordinario», apuntó, apostando a renglón seguido por ser «exigentes» en las políticas de objetivos de cambio climático, pues cree que «más vale partir de objetivos de altísimo nivel». Esa burbuja de renovables aún tiene hoy su impacto en la factura de la luz que pagan los consumidores al tener que asumir el coste del déficit eléctrico generado en buena parte por el impulso de aquellas energías, por entonces entre las más caras del mundo.