El Supremo se replantea ahora si la banca debe pagar el impuesto de las hipotecas

El Supremo se replantea ahora si la banca debe pagar el impuesto de las hipotecas

Los magistrados resolverán si el «giro» de la sentencia de ayer con respecto a la de marzo es el correcto ante la «repercusión económica y social» provocada

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Ante el terremoto social y económico provocado por la sentencia del Tribunal Supremo sobre quién debe pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), el alto tribunal ha decidido rectificar y ha optado por paralizar de facto la aplicación del fallo por la que establecía que deben ser los bancos los que paguen el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) en las hipotecas que conceda desde hoy, en vez de los clientes, como ocurría hasta ahora.

El propio tribunal deberá decidir en los próximos días si el «giro jurisprudencial» de la resolución del pasado martes día 16, en la que la Sala de lo Contencioso-Administrativo establecía la obligación tributaria sobre la banca, «debe ser o no confirmado» con respecto a la sentencia dictada el pasado mes de marzo, fijada por otra Sala, la de lo Civil, en la que el Supremo indicaba que eran los compradores los obligados tributarios para liquidar el AJD frente a las entidades. Será el Pleno de la Sala el que decida finalmente cuál de los dos criterios, completamente antagónicos, es el que prevalece.

En una inusual decisión que contrapone los criterios de dos Salas diferentes, el Supremo ha acordado «dejar sin efectos todos los señalamientos sobre recursos de casación pendientes con un objeto similar» al del caso que llevó al Ayuntamiento de Rivas a demandar a la Comunidad de Madrid por este caso.

La sentencia ha resultado tan llamativa que el propio Supremo reconoce que el fallo «supone un giro radical en el criterio jurisprudencial hasta ahora sustentado». Además, actúa «habida cuenta de su enorme repercusión económica y social». La decisión final que tome la Sala puede pasar por confirmar la sentencia del martes -que paguen los bancos-, por respaldar la de marzo -que lo hagan los clientes- o restringir su decisión al caso que había enfrentado a Rivas con la Comunidad de Madrid.

El Supremo se había limitado a anular un artículo del Reglamento que desarrollaba la ley del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, el referido a quién debía hacer frente a su pago. Pero nada decía sobre la retroactividad que podría tener esa decisión con las hipotecas en vigor, cuyos titulares ya lo habían abonado, más aún teniendo en cuenta que hace seis meses mantenía una posición diametralmente opuesta.

Desde que ayer a mediodía se conociera la decisión del alto tribunal sobre el pago del AJD, las dudas se habían multiplicado entre los más de seis millones de hipotecados que no sabían si podían reclamar ante Hacienda, en su caso, o ante su banco, las cantidades abonadas por el AJD como consecuencia de este cambio de criterio.

De hecho, el propio Ministerio de Hacienda ya está estudiando desde ayer «el alcance de esta decisión», tal y como acaba de indicar la titular del departamento, María Jesús Montero. Al ser un tributo cedido a las comunidades autónomas, la ministra ha anticipado que cuando los servicios jurídicos del Ministerio tengan analizado el impacto «se coordinará con las comunidades autónomas» para resolver este conflicto.

Tras este nuevo giro del Supremo, las acciones de la banca también se acaban de dar la vuelta en el mercado bursátil. Después de dejarse ayer más de 5.000 millones de euros de capitalización bursátil, y tras un nuevo inicio de sesión este viernes en negativo, todos los títulos bancarios cotizan ya en positivo. El que mejor se comporta entre los bancos del Ibex-35 es Bankinter (1,2%), seguido por CaixaBank (0,5%), Bankia (0,2%), BBVA (0,1%) y Santander (0%). Por su parte, en el Mercado Continuo, Liberbank gana ya un 3,2% y Unicaja un 0,8%.

 

Fotos

Vídeos