Extra Construcción

La construcción de mañana, diseños más inteligentes y responsables

La construcción de mañana, diseños más inteligentes y responsables
Los nuevos valores sociales y medioambientales están influyendo de manera directa en las nuevas edificaciones que se proyectan y ejecutan en nuestro territorio

Los cambios constantes que vive nuestra sociedad se están manifestando en prácticamente todos los sectores, incluyendo, como no podía ser de otra manera, el de la construcción.

Los clientes son cada vez más exigentes y no solo buscan que los proyectos sean económicos, también de calidad y a la última en cuanto a innovación, diseño y eficiencia.

El uso de nuevos modelos de construcción, el ahorro energético o los hogares inteligentes son algunas de las cuestiones que solicitan los particulares al reformar, construir o comprar su nueva vivienda.

Así lo demuestra un estudio realizado por la promotora barcelonesa Corp junto con la plataforma de innovación y tendencias Internet Age Media (IAM) que apunta que la 'vivienda 3.0' se basará en una arquitectura envolvente, que se adapte al entorno e incorpore la tecnología desde el momento de la construcción.

Bajo este paraguas, el estudio indica que la vivienda del futuro apostará por la sostenibilidad y la arquitectura responsive, incorporando la modularidad, la inteligencia artificial y materiales eco-friendly.

Los tres pilares fundamentales

La automatización en el hogar ya se ha convertido en una de las principales tendencias de la construcción en este año. Los espacios y electrodomésticos inteligentes son cada vez más demandados tanto para ayudarnos en las tareas cotidianas como para contribuir a ahorrar dinero y energía en los hogares.

En este sentido, una de las propuestas que más aceptación está teniendo son las ventanas inteligentes que cuentan con sistemas que ayudan a gestionar la luz y la temperatura de manera eficaz y autómata. Algunas de las funciones de este dispositivo son el dominio de las persianas en función de la luz, aviso de rotura de cristal, control de la temperatura y humedad o incluso filtrado y medición del CO2. También existen modelos que se activan al detectar intrusos o forzados.

Igualmente se están popularizando los cerramientos automáticos que permiten al usuario abrir remotamente desde cualquier ubicación con su Smartphone, y ofrecen información constante de la situación y posibles intentos de acceso no permitido.

En este mismo sentido trabajan los electrodomésticos inteligentes que, bajo el concepto del 'Internet de las cosas', está dando lugar a lavadoras que avisan al usuario cuando el programa ha terminado o frigoríficos que notifican que se ha acabado un producto o que la fecha de consumo de otro está a punto de expirar. Todo esto de manera cómoda y directa mediante una conexión con el teléfono móvil.

Junto a la domótica, la arquitectura modular es otra de las grandes protagonistas de la construcción del futuro.

Las casas modulares han dejado atrás sus inicios humildes y se han modernizado con toda clase de lujos, convirtiéndose en el centro de atención de muchas promotoras, especialmente desde la inauguración de la torre modular más alta del mundo en Brooklyn, Nueva York.

Actualmente se están fabricando este tipo de construcciones empleando distintos materiales que van desde la madera, al acero, hormigón, PVC o PPVC. Este último es un elemento prefabricado, pre-acabado y de construcción volumétrica con el que se pueden construir, en una fábrica, bloques de apartamentos completos. Además se trata de un material que produce una mínima contaminación atmosférica, acústica y tiene poco impacto sobre el medio ambiente, por lo que se considera responsive.

También se espera que la impresión 3D se convierta en la tecnología más disruptiva para el sector de la construcción, abaratando costes y ofreciendo nuevas posibilidades.

Por último, y ya que cada vez estamos más concienciados con el medio ambiente y la huella que causamos de manera directa o indirecta en él, las construcciones se han adaptado apostando por centrar parte de sus objetivos en lograr un bajo impacto ecológico. Por ello, trabajar utilizando materiales renovables y el aprovechamiento natural se está convirtiendo en tendencia.

Este tipo de construcción requiere adaptarse a las particularidades y al clima de cada territorio. Entre las principales acciones que se están llevando a cabo encontramos la adaptación de la estructura a la superficie, el volumen y aislamiento energético para ahorrar energía, el uso de energías renovables como paneles solares o biogas, y por supuesto rechazar el uso de materiales contaminantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos