Tres equipos de fútbol y dos de baloncesto encabezan la lista negra fiscal del deporte

L. PALACIOSMADRID.

El mundo del deporte está siempre muy presente en la clasificación de mayores morosos de Hacienda y este año no ha sido una excepción. Se estrena el expiloto de motos Alfonso 'Sito' Pons, con una deuda de 1,95 millones, y es novedad respecto a 2017 el equipo de baloncesto Estudiantes, mientras que sale el futbolista Dani Alves, quien debía 2,6 millones. También siguen dos 'ex': el expresidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz (1,36 millones), y el exjugador del Barça Gabi Milito (1,8).

El histórico club de Estudiantes adeuda de más de 8,2 millones de euros al fisco, lo que le sitúa como el cuarto mayor moroso del deporte. La cabecera de esta lista negra continúa en el fútbol. L a primera es la Unión Deportiva Salamanca con 13,6 millones, mientras que en el segundo y el tercer lugar de este podio en el que nadie quisiera figurar están la UE Lleida, con casi 11,4 millones, y el Real Murcia (11,1).

El club de baloncesto que concentra una mayor deuda, por delante del Estudiantes, es el CB Girona, actualmente en la LEB Plata (equiparable a una tercera división) pese a ver militado en la poderosa Liga ACB: en este caso por encima de los 10 millones. Una cuantía similar a la que, de nuevo en el fútbol, debe el Xerez Club Deportivo.

Otros equipos siguen en la lista, aunque han reducido ligeramente su deuda: el Hércules ha pagado casi un millón y ahora debe 3,1 millones; el Racing de Santander, recién ascendido a Segunda B, ha pasado de deber 4,9 millones a 3,16 millones; y el Real Jaén, que debía 1,4 millones y ahora le restan 1,05 millones. A su vez, los clubes Ourense y Castellón han conseguido pagar el último ejercicio tributario deudas de más un millón de euros y ya dejan de aparecer.

En el balonmano el extinto equipo Neptuno, que se hizo con los derechos federativos del Atlético de Madrid, aún debe más de un millón.