1.735 nuevas plazas de funcionario para paliar los efectos del 'Brexit'

Aduana de española de la frontera de Gibraltar./Efe
Aduana de española de la frontera de Gibraltar. / Efe

Las áreas que necesitan mayor refuerzo son el control fronterizo de personas, las aduanas y los servicios de inspección sanitaria exterior

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

El 'Brexit' es el motivo por el que el Consejo de Ministros aprobó este viernes un adelanto de una parte de la Oferta de Empleo Público (OEP) correspondiente al año 2019. Concretamente, se convocarán 1.735 plazas para reforzar los servicios afectados por la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Se trata de una cifra superior a la que habían anunciado: 350 nuevos funcionarios.

De este refuerzo de personal de 1.735 efectivos, 875 corresponden a empleados públicos o puestos de trabajo de la Administración General del Estado (AGE) y 860 para servicios que prestan empresas públicas, principalmente AENA y Puertos del Estado.

Los 875 nuevos efectivos para la AGE se dividen entre los departamentos de Hacienda (462 plazas); Política Territorial y Función Pública (135); Interior (59); Agricultura y Pesca (30), Sanidad, Consumo y Bienestar Social (18); Industria, Comercio y Turismo (51), y Educación, Cultura y Deporte (18). El resto de plazas van para los ministerios de Asuntos Exteriores y de Cooperación (26 plazas), Fomento (62), Justicia (3), Economía (5) y Transición Ecológica (6).

Las áreas más relevantes que necesitan refuerzo de personal son el control fronterizo de personas, el control aduanero y los servicios de inspección sanitaria exterior, tanto para la importación como para la exportación de mercancías. Otros sectores afectados son el control de la seguridad en el transporte de viajeros, las oficinas de extranjería y la atención a los ciudadanos británicos, así

como las actividades de promoción de la internacionalización de las empresas españolas o la actividad de la representación de España en el Reino Unido.

El Ministerio señala que «es necesario contar con la mayoría de dichos efectivos antes del 29 de marzo, fecha en la que está prevista la salida del Reino Unido, con o sin acuerdo, por lo que es necesario actuar con suficiente antelación».

Oposición sindical

Desde algunos sindicatos criticaron la premura de una medida que se ha hecho sin negociar previamente con las organizaciones de los trabajadores. Así, CSIF lamentó la «chapuza» e «improvisación» al aprobar este refuerzo de efectivos que -advirtieron- tardarán hasta dos años en incorporarse, por lo que la mayoría de plazas se cubrirán con personal interino.

En esta misma línea, CC OO lamentó esta decisión que considera «es una vulneración de los principios de la negociación colectiva» al haberla llevado a cabo sin consulta previa con los sindicatos. Para la organización liderada por Unai Sordo, la aprobación de estas plazas llega «por sorpresa», cuando aún quedan pendientes convocatorias de la Oferta de Empleo Público de 2017 y prácticamente la totalidad de 2018. Señala, además, que si el Gobierno considera que hay una necesidad extraordinaria debe solucionarse con una Oferta de Empleo que también lo sea, y adicional por tanto a la correspondiente a 2019.