Granado cree que el sistema de la Seguridad Social tiene arreglo para los próximos diez años

Granado cree que el sistema de la Seguridad Social tiene arreglo para los próximos diez años

Afirma que no tendría déficit si las cotizaciones de los empresarios se hubieran mantenido en el 10% del PIB

EPMadrid

El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, ha afirmado este miércoles que el sistema de Seguridad Social tiene arreglo para los próximos diez años, aunque ha asegurado que pasado ese tiempo, «habrá que buscar un nuevo arreglo». Además, ha puesto de relieve la necesidad de que este sea «más flexible».

Así lo ha señalado Granado durante la clausura de presentación del informe 'Las pensiones en España' realizado por el Consejo General de Economistas, donde también ha indicado que en el futuro habrá que buscar soluciones individuales a las profesiones de riesgo de cara a la sostenibilidad del sistema.

Con esto, según Granado, se conseguirá que las jubilaciones anticipadas se sustituyan por un sistema basado en la decisión personal de a qué edad se quiere jubilar cada persona y en función de eso se podrá decidir la cuantía de la pensión.

Para el secretario de Estado, el futuro del sistema más que en las grandes reformas que se predican está «en las pequeñas determinaciones». En esta línea, ha asegurado que hay muchas áreas de gasto que se tienen que enmendar. «Necesitamos de la productividad de la economía española para sacar a flote el sistema de pensiones», ha resaltado.

Asimismo, Granado cree que el equilibrio del sistema exige de algunas correcciones. «No se trata de subir las cuotas, sino de reponer las cotizaciones que aportaban los empleadores y mejorar los salarios», ha recalcado.

Respecto al estudio presentado, Granado ha afirmado que ha echado en falta aportaciones de cómo pueden implementarse las propuestas que se hacen. «El sistema ha vivido al filo de la navaja desde su origen, esta situación tan desesperada exige que tomemos medidas», ha señalado.

Por otro lado, ha asegurado que el sistema de pensiones sí que tiene solución en su actual configuración. Además, ha afirmado que el sistema no tendría déficit si las cotizaciones de los empleadores españoles se hubiesen mantenido en el entorno del 10% del PIB.

También ha afirmado que con la reforma laboral se consiguió bajar los salarios de los trabajadores y «hundir las cuentas de la Seguridad Social». «Es evidente que esa decisión, que fue sin duda valiente, tuvo un efecto y facilitó la salida de España de la crisis, pero los efectos son los que se preveían», ha apostillado el secretario de Estado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos