El Gobierno estudia equiparar el coste del despido de temporales e indefinidos

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, con los presidentes de CEOE y Cepyme, y con los secretarios generales de UGT y CC OO. /EFE
La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, con los presidentes de CEOE y Cepyme, y con los secretarios generales de UGT y CC OO. / EFE

Otra propuesta que llevará a la mesa del diálogo social es limitar este tipo de contratos en función del tamaño de la empresa

LUCÍA PALACIOS

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, lo tuvo claro desde el primer momento en que recogió su cartera: uno de sus principales retos –con permiso de las pensiones– sería mejorar la calidad del empleo, que, a su entender, se había deteriorado mucho a consecuencia de la reforma laboral aprobada por Mariano Rajoy. Por ello, poco más de un mes después de llegar al Gobierno, anunciaron la puesta en marcha de un Plan Director por un Trabajo Digno que incluía una batería de medidas encaminadas a atajar la elevada temporalidad que hay en el mercado laboral español.

Pero este proyecto, que echó a andar finales de julio y ya está dando sus primeros frutos, no parece ser suficiente para el Ejecutivo. Por ello, entre las nuevas propuestas que tiene entre manos está la de poner una indemnización mayor a los contratos eventuales para desincentivar su uso y tratar de equipararla «en la medida de lo posible» con los empleos indefinidos, según confirmaron fuentes del Ministerio de Trabajo a este periódico.

Se trata, por tanto, de aumentar lo máximo posible esos 12 días por año trabajado de indemnización que tienen los trabajadores temporales cuando su contrato se termina –y que en el caso de los interinos es cero– para acercarlo a los 20 días por año a los que tienen derecho los empleados que son fijos en una empresa cuando sean despedidos por causas justificadas. Por tanto, podrían fijarse 14 días, 16 o hasta 20.

No obstante, desde el Ministerio de Trabajo precisaron que se trata aún de una «propuesta que está muy verde y poco desarrollada» y que incluso cabría la posibilidad de que finalmente no llegara a materializarse. Pero lo que sí es cierto es que en estos momentos está encima de la mesa de los grupos de trabajo que tienen en marcha –en los que hay profesionales de diferentes ministerios– y la idea es presentarla a sindicatos y patronal en la mesa de diálogo social para, en caso de que haya acuerdo, pasar a la acción.

Apoyo de los sindicatos

Desde UGT y CC OO se apresuraron a mostrar su total disposición a que esta medida llegue a ver la luz, pues precisamente es una propuesta que ellos vienen defendiendo con fuerza en los últimos meses, pero aseguraron que por el momento no saben nada del tema.

Lo que es más que previsible es la oposición que habrá por parte de los empresarios, tal y como han dicho en reiteradas ocasiones, puesto que esto significaría elevar el coste del despido. Y así lo ha reiterado la patronal en múltiples ocasiones, como cuando se constituyó un grupo de expertos para estudiar este tema después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) cuestionara la diferente indemnización que existía entre los trabajadores interinos y los fijos hace ya dos años. Ahí fue cuando comenzó un agrio debate sobre si los trabajadores interinos –y por extensión, los temporales– deberían recibir también los 20 días por año trabajado, algo para lo que no se llegó en esta comisión a un dictamen claro, sino que prefirieron esperar a que Estrasburgo se pronunciara de nuevo sobre el tema. Y así lo hizo el Alto Tribunal el pasado mes de junio, cuando concluyó que la normativa española no era discriminatoria en el trato que daba a fijos y temporales.

Límite de eventuales

Pero elevar el coste del despido no es la única medida que el Gobierno tiene entre manos para reducir una temporalidad que se extiende a más de uno de cada cuatro trabajadores. Así, otra de las propuestas que barajan –pero que también se trata solo de un esbozo por ahora– es la de limitar el número de contratos eventuales en las empresas, algo que se haría en función del tamaño y también del sector de la compañía, igual que penalizar la excesiva temporalidad.

A su vez, la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, anunció que están trabajando en «fortalecer las causas» que deben justificar este tipo de contratación con fecha de caducidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos