Los funcionarios del Estado cobrarán el incremento del 1,75% en la nómina de agosto

Meritxell Batet./Efe
Meritxell Batet. / Efe

El Gobierno se compromete a mejorar las condiciones laborales de los funcionarios

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

La primera reunión de la nueva ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, con los sindicatos mayoritarios en el sector público se saldó con el «compromiso del Gobierno» en «mantener y reforzar los acuerdos firmados con el anterior Ejecutivo y, sobre todo, seguir avanzando para mejorar las condiciones laborales y profesionales de los empleados públicos». Así lo aseguró Batet en la rueda de prensa posterior al encuentro, en la que anunció que los funcionarios que dependen del Estado podrían percibir la subida del 1,75% pactado para 2018 en la nómina de agosto, puesto que este mismo lunes ha dado la orden para que «el pago se haga efectivo lo antes posible y de manera automática».

Cabe recordar que los Presupuestos de 2018 recogieron un incremento del 1,5% para los más de 3,1 millones de empleados públicos que además podrían beneficiarse de otro 0,25% adicional si el Gobierno cumplía con el objetivo del déficit, como así ha sido. Pero si ese alza del 1,5% entró en vigor en el momento en que los PGE se publicaron en el BOE -el pasado 2 de julio-, el 0,25% adicional se tuvo que aprobar en el consejo de ministros del pasado viernes. De igual manera, mientras que el 1,5% tiene carácter retroactivo, el 0,25% entró en vigor con efecto de 1 de julio. De cualquier modo, la idea del Gobierno es que los trabajadores de la Administración General del Estado (AGE) noten ya el incremento del 1,75% en agosto, así como que cobren también los atrasos generados desde el 1 de enero para ese fijo del 1,5%.

Para los funcionarios que no dependan del Estado el pago de la subida salarial se dará en función de lo que decidan en cada administración. En este sentido, los empleados públicos de Andalucía, Aragón, Galicia, La Rioja, Madrid, Murcia y Valencia cobrarán ya en el mes de julio el incremento completo del 1,75%, mientras que en Castilla-La Mancha se abonará también en agosto, según datos de CC OO.

Además, el acuerdo para la mejora del empleo público pactó un incremento del 0,20% adicional para la masa salarial, cuyos fondos la ministra avanzó que se negociarán en otoño en una mesa de diálogo social, puesto que no se trata de una subida lineal para todos los trabajadores, sino que irá en función de otras variables, como brecha de género, salarios más precarios, etc.

Por otro lado, la ministra se comprometió a convocar en los próximos seis meses las ofertas de empleo público de 2017 (ya que el anterior Gobierno no convocó las vacantes de estabilización del año pasado) y 2018 «de forma simultánea». En este sentido, anunció que el Ejecutivo tiene la intención de llevar al Consejo de Ministros del próximo viernes 27 la oferta de empleo público para este año, aunque no cuantificó el número.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos