El cementerio de Málaga abre una oferta de trabajo de once plazas

Los contratados desarrollarán su labor en cualquiera de los cementerios de la capital. /Ñito Salas
Los contratados desarrollarán su labor en cualquiera de los cementerios de la capital. / Ñito Salas

Parcemasa busca operadores de servicios funerarios y personal de mantenimiento

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Quien no le vea reparos a trabajar en un cementerio tiene una oportunidad de hacerlo en los de Málaga capital. Parcemasa acaba de salir al mercado laboral para contratar a cuatro empleados de forma indefinida y tener en cartera a otros siete para refuerzos y sustituciones con la posibilidad de pasar a ser fijos. A través de sendas convocatorias de concurso-oposición, la empresa municipal que gestiona los camposantos de la ciudad (San Gabriel, San Miguel, Churriana y El Palo) ha iniciado el proceso de selección para la provisión de ocho plazas de operador auxiliar de servicios funerarios (3 indefinidos para completar la tasa de reposición por jubilaciones y el resto para una bolsa de empleo) y de otras tres de auxiliar de mantenimiento (una fija y dos para la bolsa) con la idea de que los seleccionados se incorporen a sus puestos a finales de enero o comienzos de febrero.

Los interesados en hacerse con alguna de estas plazas tienen hasta el próximo martes 4 de diciembre para presentar la correspondiente solicitud a la empresa en la que Parcemasa ha encomendado el procedimiento, Newmans Consultores, ya sea presencialmente (tiene su oficina en el número 23 de la calle Granada) o a través del correo electrónico 'oasfparcemasa@newmans.es'.

Tareas a desarrolla

Tal y como recogen las bases de la convocatoria (se pueden consultar en la web de Parcemasa ), los operadores auxiliares de servicios funerarios deberán tener el carné de conducir clase B ya que una de las tareas a desarrollar será el traslado de féretros. Además, entre sus funciones también están las inhumaciones, exhumaciones, aperturas y cierres de salas en cualquier de los cementerios municipales y el cuidado de la capilla ardiente. La única diferencia respecto a la figura del operador de servicios funerarios, de superior categoría, es que los auxiliares no realizan cremaciones, no ejercen de coordinadores ni tampoco como asesores funerarios.

En cuanto al puesto para mantenimiento, se encargará del buen funcionamiento de todas las instalaciones de electricidad, aire acondicionado o suministros de agua, así como del cuidado y conservación de las máquinas y equipos estáticos.

El proceso de selección se ha organizado en dos fases, una de concurso y otra de oposición. La primera criba se realizará mediante la baremación de méritos del candidato, otorgándose un máximo de 100 puntos en función de la experiencia laboral (45 puntos), titulación académica (10), cursos relacionados con el desarrollo de las tareas a realizar (30), formación en materia de prevención de riesgos laborales (10) y disposición del título de Formación Profesional o certificado profesional para los puestos requeridos (5).

Los diez aspirantes con mayor puntuación serán citados por personal de la consultora externa para realizar las pruebas de valoración, consistentes en un examen psicotécnico (20 puntos), una entrevista curricular por competencias (40) y un examen tipo test de 20 preguntas basadas en los conocimientos específicos que se requieren para el correcto desempeño del puesto de trabajo. En caso de empate, las bases de la convocatoria establecen que tendrá preferencia el sexo menos representado en el grupo profesional y, si se mantuviera la igualdad, la persona con mayor puntuación en la evaluación de la experiencia laboral.

 

Fotos

Vídeos